Aragón
Suscríbete por 1€

estudiantes

La residencia Baltasar Gracián culmina su reforma tras siete años y alcanza el 100% de ocupación

Desde este año se recuperan las habitaciones compartidas que fueron suprimidas como medida de control de la pandemia. 

La residencia Baltasar Gracián culmina su reforma tras siete años de obras planificadas por fases durante los veranos, cuando los estudiantes regresan a sus localidades de origen. Durante esto meses, ha explicado el director gerente del Instituto Aragonés de la Juventud, Adrián Gimeno, se ha trabajado en las escaleras, último reducto en el que faltaba actuar. Y, con la residencia Ramón y Cajal de La Almunia, se alcanza una inversión de 1,5 millones de euros. 

Gimeno ha resaltado que, tras eliminarse la última restricción por covid que solo permitía habitaciones individuales, se ofertan un total de 122 plazas al recuperar las dobles. "Estamos al 100% de ocupación", ha destacado, aunque ha animado a los interesados en alojarse en este espacio -cuyo coste oscila entre 400 y 500 euros mensuales en función de la habitación y si se opta por media pensión o completa- a que se pongan en contacto puesto que hasta octubre, "siempre se produce alguna vacante". En este sentido, la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha recalcado que en 2015, cuando el PSOE llegó al Gobierno de Aragón, la residencia Baltasar Gracián apenas llenaba el 50% de sus vacantes, mientras que la de La Almunia estaba en un 33%. Ahora ambas cuelgan el cartel de 'completo'. 

"Se trata de un espacio fundamental para el fomento de la emancipación juvenil y dar esa igualdad de oportunidades a nuestros estudiantes que se desplazan a Zaragoza para formarse tanto en Formación Profesional como en grados universitarios", ha recordado Gimeno, quien ha detallado que en la adjudicación de plazas se prioriza a los vecinos en Aragón, aunque están abiertas a todo el mundo. "Los requisitos son la distancia, las notas obtenidas en bachillerato y la prueba de acceso a la Universidad y también la situación económica, para garantizar esa igualdad de oportunidades", ha especificado. 

En este sentido, el presidente de Aragón, Javier Lambán, se ha mostrado "orgulloso" del cambio sufrido en la residencia y también de la apuesta de su Ejecutivo por "recuperar" las políticas de juventud, con medidas como el impulso al alquiler para jóvenes. En este sentido, ha lamentado que el Ayuntamiento de Zaragoza "ayuda poco" en proyectos como los cacahuetes o la residencia de la avenida Pirineos. No obstante, ha recalcado que serán "pacientes" y "perseverantes" y que en el supuesto de que las cosas "no prosperasen", utilizarán mecanismo jurídicos para agilizarlo. De momento, el Consistorio ya firmó la licencia urbanística de nueva planta para el edificio de la residencia Pirineos en base al proyecto básico, que es lo que de momento se ha presentado.

El presidente ha subrayado que lo importante es que los jóvenes tengan viviendas a un precio razonable, no que actúe el Ayuntamiento o el Gobierno: "Lo que la ciudadanía no entiende jamás es que una institución le ponga trabas a otra cuando lo único que se pretende es beneficiar a los ciudadanos". Y, en este sentido, ha recalcado que la DGA está "haciendo muchas cosas en Zaragoza". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión