Aragón
Suscríbete por 1€

aragon

Directores de centros, ante el nuevo curso escolar: mayor esfuerzo por los currículos de la Lomloe y vuelta a la normalidad

Los alumnos aragoneses de Educación Infantil, Primaria y Secundaria empiezan las clases el próximo 8 de septiembre y los de Bachillerato, el 12. 

Arriba, a la izquierda, Ana Ínigo, directora del IES Goya en Zaragoza, y Carmen de Lasala, directora del Colegio Sansueña. Abajo, José Luis Sampériz, director del Colegio El Buen Pastor de Zaragoza.
Arriba, a la izquierda, Ana Ínigo, directora del IES Goya en Zaragoza, y Carmen de Lasala, directora del Colegio Sansueña. Abajo, José Luis Sampériz, director del Colegio El Buen Pastor de Zaragoza.
Heraldo.es

El 8 de septiembre para los alumnos aragoneses de Infantil, Primaria y Secundaria y cuatro días después, el 12 de septiembre, para los de Bachillerato. Son las fechas de inicio del nuevo curso escolar, que arrancará este año con una vuelta a la normalidad.

Este jueves, el consejero de Educación del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, da a conocer las novedades de la vuelta al cole. No obstante, el presidente aragonés, Javier Lambán, ha dicho este miércoles estar "seguro" de que "se dará un paso más adelante" en la "progresiva recuperación de la normalidad" después de la covid. Mientras, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, ya anunció la semana pasada que no se impondrían restricciones sanitarias. 

Los equipos directivos de los centros de la Comunidad también resaltan que afrontan el nuevo curso con "total normalidad" después de que el anterior se fueran flexibilizando las medidas de prevención para evitar contagios. Sin embargo, muchos coinciden en que algunas han venido para quedarse, de momento. Entre ellas, las entradas y salidas diferenciadas, la ventilación cruzada en las aulas y la higiene de manos.

Lo que es novedad este año son los currículos que implanta la nueva ley educativa (Lomloe) en los cursos impares de Primaria (1º, 3º y 5º), Secundaria (1º y 3º) y Bachillerato (1º), que convivirán con los pares (que seguirán con la norma anterior). Todo un reto a contra reloj (la DGA publicó los de Secundaria y Bachillerato este mes) y mayor carga de trabajo para centros y profesores, ya inmersos en la confección de horarios y actualización de documentos.

Así afrontan y valoran la vuelta a las aulas tres directores de colegios e institutos de Zaragoza:

José Luis Sampériz: "El nuevo currículum supone una oportunidad de trabajar más en las competencias que adquieran los alumnos"

El director del Colegio El Buen Pastor de Zaragoza, José Luis Sampériz.
El director del Colegio El Buen Pastor de Zaragoza, José Luis Sampériz.
J. L. S.

José Luis Sampériz lleva la friolera de 33 años como director del Colegio concertado El Buen Pastor de Zaragoza y su ilusión por la docencia sigue "intacta". Considera que su trabajo tiene mucha presión pero también cosas muy bonitas, como por ejemplo las relaciones humanas, tal y como resalta.

Aunque en julio dejaron previstas la organización de profesores y materias, es ahora cuando están con la confección de horarios y ultimando el inicio del curso escolar tras la publicación de los nuevos currículum de Educación Secundaria y Bachillerato. "La publicación ha sido tarde porque el curso está a punto de empezar, pero viene dado por la situación del desarrollo de los currículos a nivel nacional y la adaptación a las comunidades autónomas. En el caso del de Primaria, nos lo adelantaron en julio", explica.

Para Sampériz, los nuevos currículos suponen en principio un nuevo reto y una oportunidad. "Nos lo planteamos como una oportunidad de modificar la metodología en la enseñanza y trabajar más en las competencias que adquieran los alumnos", explica este director, que señala que eso conlleva rehacer las programaciones didácticas y adecuarse a las novedades que introducen. "Tenemos que adaptar lo que tenemos a las nuevas exigencias y, evidentemente, sí que afecta a las horas de algunos profesores, pero se puede cubrir perfectamente. No espero mayor problema", dice.

"Tenemos que adaptar lo que tenemos a las nuevas exigencias y sí que afecta a las horas de algunos profesores, pero se puede cubrir perfectamente. No espero mayor problema"

En cuanto a las medidas de prevención que se implantaron tras la irrupción de la covid, en El Buen Pastor se mantendrán algunas "por sentido común". Así, por ejemplo, se seguirá con las entradas diferenciadas, la ventilación en las aulas o la higiene de manos, entre otras. "Lo afrontamos como un curso de total normalidad. A lo largo del anterior, ya fuimos abriendo mucho la mano en los planes de contingencia y a partir de este septiembre espero que se desarrolle todo con la mayor normalidad posible. Creo que empezaremos tendiendo a la normalidad y poco a poco lo lograremos", sostiene.

Ana Ínigo: "Nos gustaría que nos dieran más horas para las tareas administrativas y se redujera la carga lectiva"

Ana Ínigo, directora del Instituto de Enseñanza Secundaria Goya en Zaragoza.
Ana Ínigo, directora del Instituto de Enseñanza Secundaria Goya en Zaragoza.
A. I.

Ana Ínigo, directora del Instituto público de Enseñanza Secundaria (IES) Goya de Zaragoza, subraya que invertir en educación es el futuro de todos. De ahí que destaque que -aunque en su centro no se pueden quejar- lo deseable sería siempre bajar las ratios de alumnos y dotar a los centros con más profesorado. "Lo vimos en la pandemia cuando los grupos estaban digamos con una ratio mucho más baja; los resultados fueron mucho mejores", cuenta.

Ínigo pone el acento en que inician el curso escolar con muchas tareas administrativas al tener que adaptar las programaciones y evaluaciones a la nueva normativa en los cursos impares. "Es verdad que nos han dado de fecha para finales de marzo, pero tenemos que revisarlo todo. Nos gustaría que la administración tuviera ese gesto de darnos más horas para las tareas administrativas y redujera la carga lectiva. De momento sabemos que hay un gesto de reducción de una hora para los (docentes) mayores de 55 años, pero no conocemos cómo se va a llevar a cabo. Y tenemos el respaldo de inspección educativa para hacer todos eso cambios", informa.

"Como actuaciones prioritarias tenemos que volver a la normalidad, adaptar todos los documentos a la nueva normativa y fomentar el bienestar emocional del alumnado"

Esta directora destaca el esfuerzo de los profesores del centro en los años de pandemia, en condiciones "impensables" y actualizando su conocimientos digitales conscientes de la importancia de su labor educativa. "El Instituto Goya siempre ha sido un centro de excelencia y calidad. Funciona muy bien gracias al esfuerzo de todo el mundo, y luego el Ampa también es muy importante", asegura.

Entre las actuaciones prioritarias que se marca para el nuevo curso, Ínigo resalta la vuelta a la normalidad ("para recuperarla a nivel de organización y actividades"), la adaptación de todos los documentos institucionales con la Lomloe ("que nos va a llevar muchas horas de trabajo") y fomentar el bienestar emocional de los estudiantes. "Esa es una de las mayores preocupaciones. La covid les ha pasado factura y ya desde el curso pasado los tutores y profesores se volcaron para intentar mitigar posibles problemas (entre ellos, algún caso de ideación suicida)", detalla Ana Ínigo, quien afronta el nuevo curso con ilusión. "Da miedo la carga de trabajo porque es muchísima y lo que más se resiente siempre es la familia, pero también siempre la tengo ahí de apoyo", indica.

Carmen de Lasala: "Implantar nuevas normas conlleva un esfuerzo. Me dio mucha alegría ver que la Lomloe recoge cuestiones que trabajamos"

Carmen de Lasala, directora del colegio Sansueña de Zaragoza.
Carmen de Lasala, directora del colegio Sansueña de Zaragoza.
C. Sansueña

Carmen de Lasala, directora del Colegio privado Sansueña, también destaca que afronta el nuevo curso con mucha ilusión y que supone una vuelta a la normalidad. "Como comunidad educativa hemos crecido con la pandemia. Todos los alumnos han crecido en la competencia ciudadana. También ha sido un gran aprendizaje para los profesores y todo el personal del centro; por ejemplo, hemos desarrollado una mayor competencia digital. Estoy muy orgullosa por cómo ha respondido el alumnado, el profesorado y las familias; el trabajo en equipo se ha enriquecido", asegura.

Para ella, los retos que se plantean en las aulas vienen marcados por la propia ley, "que quiere que el aprendizaje se aplique en el día a día". En este punto, De Lasala recuerda que en su centro adaptan su proyecto educativo para que el estudiante traslade los conocimientos que adquiere de manera transversal y fuera del aula. Asimismo, resalta el trabajo que conllevan los nuevos currículos. "Toda implantación de normas supone un esfuerzo. Tengo que decir que me dio mucha alegría ver que la Lomloe recoge cuestiones que nosotros ya veníamos trabajando hace un tiempo: por ejemplo, la educación emocional (desde hace ocho años cuentan con el programa 'educar el corazón', desde 1º de Infantil y hasta 2º de Bachillerato) o el tema de los valores", detalla.

"A nivel de medida de prevención de contagios vamos a eliminar todo lo que podamos prescindir. No obstante, algunas no se suprimirán del todo, aunque se van a poner con menor rigor"

La directora de Sansueña avanza que a nivel organizativo hay algunas medidas implantadas tras el coronavirus que se van a quedar porque han supuesto "un poco más de orden" y les van a permitir trabajar mejor. Entre ellas, apunta las entradas y salidas separadas al centro, la ventilación cruzada o las entrevistas 'online' con los padres. "A nivel de medida de prevención de contagios vamos a eliminar todo lo que podamos prescindir; crea barreras. No obstante, algunas no se van a suprimir del todo, aunque se van a poner con menor rigor de como se vivía antes", sostiene De Lasala, quien pone el acento en procurar que los estudiantes de su centro "aprendan muy bien, pero además aprendan felices".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión