Aragón
Suscríbete por 1€

ley de dependencia

Casi 37.000 dependientes reciben ayuda, pero la Comunidad tarda 304 días en resolver la solicitud

El número de personas pendientes de percibir una prestación desciende mientras aumenta el de las que esperan ser valoradas.

Usuario de una residencia de mayores en silla de ruedas
Usuario de una residencia de mayores en silla de ruedas
Aránzazu Navarro

En Aragón hay 36.892 beneficiarios de la prestación de la Ley de Dependencia, una cifra récord si se tienen en cuenta los cerca de 17.000 que figuraban en el sistema en 2015. Sin embargo, la Comunidad tarda una media de 304 días en resolver la solicitud, según el informe correspondiente al primer semestre de este año publicado por el Ministerio de Derechos Sociales. No cumple así todavía el plazo máximo que se fija por normativa, establecido en seis meses (180 días), pero está por debajo de la media nacional de 378 días.

Con estos casi 37.000 aragoneses que reciben algún tipo de ayuda a la dependencia, cifra que adelantó esta semana la consejera de Ciudadanía y Servicios Sociales de la DGA, María Victoria Broto, el número de atendidos se ha incrementado un 4,97% durante este año. Ha pasado de 35.145 que había a finales de 2021 a los actuales 36.892.

La otra cara de estas cifras es la de los potenciales usuarios que se encuentran en las diferentes listas de espera. En el llamado ‘limbo de la dependencia’, personas que pese a tener la ayuda concedida están pendientes de recibirla, hay 1.689 aragoneses, dato que adelantó la consejera del ramo. Una cifra que también ha descendido en lo que va de 2022. A finales del año pasado había 2.779 usuarios en esta situación, lo que supone un descenso de casi un 40% (39,22%).

Aragón se sitúa como la quinta región con menor ‘limbo de la dependencia’, con un 6,04% de personas con derecho a una prestación que no la han recibido. Un lamentable ranquin que lideran Cataluña (28,9%) y Canarias (23,8%). La que menos es Castilla y León con un 0,14%.

Por el contrario, la lista de espera que ha aumentado en lo que va de año es la de los solicitantes de la dependencia que aguardan a ser valorados. A finales del pasado junio había 3.626. De ellos, 3.401 llevaban menos de seis meses esperando y 225 más de medio año. Este número es superior al que había a finales de 2021, cuando ascendía a 2.647, lo que se traduce en un incremento de un 37%.

Los 304 días de media que se tarda en saber si una persona tiene o no derecho a algún tipo de ayuda sitúa a Aragón como la octava región con más demora. Las que más retraso acumulan son Canarias (993 días), Andalucía (621) y Murcia (523), seguidas de Extremadura (429), Cataluña (398), Galicia (383) y la Comunidad Valenciana (344). Las que tienen menos retraso, Castilla y León (118 días) y País Vasco (131) coincide que son dos de las tres autonomías en las que tienen un procedimiento de gestión en el que la mayoría de las resoluciones de grado y de prestación se llevan a cabo de manera conjunta, explica el Ministerio de Derechos Sociales en el primer informe semestral de 2022.

En cuanto a la mayor o menor rigidez con la que se aplica el baremo de la dependencia, Aragón no se sitúa entre las más flexibles con un 16,97% de los solicitantes que no obtienen un grado. La más ‘dura’ es Extremadura, donde el 28,2% de las personas que piden la dependencia lo hacen con un resultado negativo, y en el otro extremo se encuentra Galicia, donde solo el 10,4% no obtiene al final ninguna ayuda.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión