Aragón
Suscríbete por 1€

infraestructuras

El Gobierno construirá dos enlaces en Osera y Candasnos para facilitar el acceso a la AP-2

Licita la redacción de los proyectos para invertir 16 millones en las obras y dedicará otros 4,8 millones a mejorar la conexión con la ARA-A1, pero se alargará una legislatura. 

El tráfico en la autopista de Barcelona se ha incrementado desde su liberalización el pasado verano.
El tráfico en la autopista de Barcelona se ha incrementado desde su liberalización el pasado verano.
HA

El Ministerio de Transportes va a construir dos enlaces en el tramo aragonés de la AP-2, a la altura de los términos municipales de Osera de Ebro y Candasnos, con el objetivo de facilitar los accesos a la autopista de Barcelona tras su liberalización en septiembre del año pasado. La inversión rondará los 16 millones de euros, a los que se unirán otros 4,8 para remodelar la conexión existente con la autopista autonómica, la ARA-A1, a la altura de Villafranca de Ebro, y completar así las posibilidades de conexión.

La Demarcación de Carreteras del Estado ha requerido la actuación tras analizar el estudio sobre la distribución de la demanda de tráfico tras la supresión del peaje, en el que también se estudió la posibilidad de habilitar un tercer enlace en Peñalba, finalmente descartado. La AP-2 solo cuenta en sus 91,5 kilómetros a su paso por Aragón con tres conexiones, las de Pina, Bujaraloz y Fraga, por lo que se ha considerado necesario construir dos más.

Los tramos son muy largos y penaliza la conectividad, ya que se pensaron para reducir los costes de explotación ligados al cobro de los peajes. De hecho, entre Bujaraloz y Fraga distan 47 kilómetros por autopista y no se puede salir. "Como consecuencia, muchos usuarios se ven obligados a recorrer trayectos largos por vías convencionales como la N-II para acceder a la autopista, penalizando su seguridad y los tiempos de viaje", apunta la resolución ministerial.

De la misma forma, la distancia entre los tres enlaces existentes en Zaragoza y Huesca dificulta las condiciones de explotación de la autopista liberalizada, "·largando los trayectos para realizar cambios de sentido o dificultando el desvío de tráfico hacia carreteras alternativas en caso de situaciones excepcionales".

Mejora significativa

Para ponerle solución, se ha licitado la redacción de los proyectos de construcción de sendas conexiones en Osera y Candasnos, a las que se unirán otras dos en el tramo catalán, a la altura de Castelldans y Vimbodí. La inversión en el tramo aragonés ascenderá a 26 millones, a la que se añadirá en Zaragoza la citada mejora del enlace con la ARA-A1.

La mejora será significativa porque los recorridos sin salida en la AP-2 se limitarán sensiblemente a su paso por la Comunidad. Oscilarán entre los 10,2 kilómetros que habrá entre la proyectada conexión de Osera de Ebro y la de Pina de Ebro y los 27 comprendidos entre el previsto en Candasnos y Fraga.

La tipología elegida para los enlaces la de diamante con pesas, con la que los vehículos no solo podrán entrar y salir en cualquier dirección, sino cambiar de sentido en la propia autopista. En el caso de Osera, se conectará con la CV-008 hasta la carretera de Barcelona y habrá que analizar la afección al área de descanso cercana y su posible reposición. El presupuesto base de licitación se ha estimado en 7,88 millones. En Candasnos se enlazará con la carretera autonómica A-2214 y el coste se ha cifrado en 7,93 millones.

La mejora de la conexión con la autopista autonómica no se incluyó en el estudio previo de tráfico, pero la Dirección General de Carreteras ha decidido planificarla porque su diseño no se llegó a completar con los ramales que podrían haber originado la evasión del peaje por parte de los vehículos de la AP-2. Por ello, la actuación es más económica y requerirá la mitad de fondos.

Su ejecución deberá esperar a la próxima legislatura, dado que la licitación de los proyectos otorga 24 meses para su redacción. El plazo para presentarse expiró el pasado 20 de junio y el Ministerio ha fijado la apertura del último sobre, el de las ofertas económicas, el próximo día 27, por lo que hasta el último cuatrimestre no se sabrá el nombre de los adjudicatarios y a partir de ese momento empezarán a contar los dos años.

Un 4,3% más de tráfico

El estudio previo de tráfico estima que con la construcción de los enlaces se incremente la intensidad media en el mes de julio en el conjunto de la AP-2 en un 4,3%, de modo que se pasaría de 34.285 a 35.763 vehículos en el horizonte de 2041.

En el caso del tramo aragonés, será algo inferior y oscilará entre un 0,9% y un 2,8% en función de los subtramos analizados entre los enlaces existentes y los futuros. En todo caso, la conexión de Osera podría canalizar 2.630 vehículos diarios y el de Candasnos, otros 2.581, menos de la mitad del promedio que en 2041 tendrían los de Pina de Ebro (6.191), Bujaraloz (6.989) y Fraga (6.385).

Con los datos reales de aforo, el tráfico de la N-II cayó casi una cuarta parte al cumplirse los primeros seis meses de la liberalización del peaje.

La construcción de las dos conexiones viarias afecta a áreas de interés ambiental. La de Osera está incluida en la Red Natura 2.000, declarada como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), y cuenta, como en Candasnos, con un plan de conservación del hábitat del cernícalo primilla. Además, está afectado por la conservación del águila perdicera y de la al-arba, una especie de flora amenazada. No obstante, la intervención se centra en el área justamente pegada a la autopista, ya intervenida.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión