Aragón
Suscríbete por 1€

"Seguiremos con una inflación relativamente elevada hasta final de año"

Es la previsión que dio ayer Beatriz Tejero, analista de Macroeconomía del Área de Mercados de Santander España, al participar en el Foro Mercados 2022 organizado por esta entidad en colaboración con HERALDO, en el que participaron más de 200 empresarios.

En la imagn Pablo Rodríguez-Arias, responsable C&CBSales Aragón, junto a Beatriz Tejero, analista de Macroeconomía del Área Mercados, de la entidad y Gerardo Puerta, director de Research Asset Allocation, junto al jefe de Economía de HERALDO, Luis H. Menendez que ha presentado a los protagonistas del Foro Mercados 2022 organizado por Banco Santander
En la imagn Pablo Rodríguez-Arias, responsable C&CBSales Aragón, junto a Beatriz Tejero, analista de Macroeconomía del Área Mercados, de la entidad y Gerardo Puerta, director de Research Asset Allocation, junto al jefe de Economía de HERALDO, Luis H. Menendez que ha presentado a los protagonistas del Foro Mercados 2022 organizado por Banco Santander
Oliver Duch

Ofrecer las claves de cómo va a comportarse la economía en un momento de gran volatilidad e incertidumbre, pero también de oportunidad, es lo que trasladaron ayer varios expertos del Banco Santander a más de 200 empresarios reunidos en el Foro Mercados 2022, organizado en colaboración con HERALDO, que tuvo lugar en el hotel Hiberus de la capital aragonesa. Al objeto de anteponer los intereses del público, fue este el que mediante una aplicación en sus móviles, decidió antes de empezar qué temas iban a tratarse y de los siete planteados por la entidad financiera, fueron elegidos tres: evolución económica de España, evolución de los tipos de interés: Bancos Centrales y, en tercer lugar, la inflación en la eurozona y Estados Unidos.

En formato presencial

Tras dos años de pandemia, en un foro que ha recuperado la presencialidad, la introducción le correspondió a Javier Gallardo, director territorial de Banco Santander, que habló de la “situaciones inéditas” que se están viviendo no solo por el coronavirus, sino por el conflicto bélico en Europa y el impacto que la invasión de Rusia a Ucrania tiene tanto desde el punto de vista ecónomico como el humanitario (en el que el la entidad, recordó, ha puesto en marcha todo el apoyo posible para los afectados.

“Vivimos un momento complejo, lleno de dificultades”, dijo, pero también de oportunidades sobre las que construir las bases de futuro, gracias a los fondos europeos que reportarán los ‘Next Generation’. Y, en este sentido, subrayó la importancia de los bancos como “dinamizadores de esas ayudas” para que lleguen donde tienen que llegar: a las empresas” y que puedan aprovechar este momento para “acometer inversiones en transformación digital, en aumentar su tamaño y en internacionalizarse”.

Evitar riesgos

Gallardo apeló al “espíritu de lucha del tejido empresarial” para no desaprovechar esta oportunidad que se presenta y les aconsejó ir bien asesorados, de la mano de especialistas como los del Banco Santander que tienen una amplia visión de los mercados y de sus riesgos en un momento “especialmente complicado”, reiteró

Previsiones a la baja

Tras la votación de los participantes, Gallardo pasó el testigo a los expertos de la entidad que, conducidos por las preguntas del periodista jefe de la sección de Economía de HERALDO, Luis H. Menéndez, fueron desgranando los temas que más interesaban a la audiencia del Foro, empezando por la evolución económica que tendrá España. 

Abrió el turno de palabras Beatriz Tejero, analista de Macroeconomía del Área de Mercados de Santander España. «Hemos revisado nuestras previsiones. Estaban en el 5,5% de crecimiento del PIB y se han quedado en el 4%», indicó. «Lo que puede amortiguar el golpe son las tasas de ahorro altas con las que hemos entrado en 2022. Venimos de dos años de una política fiscal acomodaticia y no hemos podido gastar esos ingresos extra», precisó. Y son, destacó, «esas tasas de ahorro nunca vistas en 20 años en España, las que pueden aliviar esa inflación creciente que se viene registrando desde la segunda mitad del pasado año y la que ha evitado que hubiese crecimientos negativos en este primer trimestre del año».

El problema, advirtió Tejero, aunque de momento se haya capeado el temporal, es que la inflación sigue «en niveles elevados y vamos a seguir con una inflación por encima del 2%, objetivo del BCE, hasta finales de año», con lo que el riesgo puede ser que se produzca una caída en la demanda en el segundo semestre en España, un país en el que el peso de los servicios en el PIB es del 70%. Nadie sabe, ha anticipado, lo que ocurrirá con el conflicto en Ucrania. Sin embargo, incidió en la idea de que «los cojines que pueden amortiguar una desaceleración tan fuerte son el ahorro de las familias que está en máximos históricos, la revalorización en el sector inmobiliario y que nunca desde 2002 ó 2004 había habido un nivel de endeudamiento tan bajo».

Juega también a favor de la economía española, según Gerardo Puerta, director de Research Asset Allocation de Santander España, que la «perspectiva de la Unión Europea ha cambiado» y que su política fiscal es «menos austera y agresiva» que en la crisis anterior. Es buena señal, dijo, que el Banco Central Europeo (BCE) quiera evitar la fragmentación de los mercados financieros, lo que hará que los niveles de ‘spread’ de la deuda española –diferencia en el rendimiento que espera un ahorrador por invertir su dinero en un determinado activo con cierto riesgo inherente respecto a invertirlo en un activo libre de riesgo– aunque tengan tendencia a subir no vayan a alcanzar niveles de excesiva preocupación.

«Otro activo vinculado a España es el Ibex», precisó, ya que la bolsa española no ha acusado caídas de tanto calado como las que sí se sufrieron con la crisis sanitaria motivada por la pandemia y las restricciones en la movilidad. «Latinoamérica, que afortunadamente vive lejos del conflicto de Ucrania, puede convertirse en un proveedor de materias primas, lo que puede beneficiar a la bolsa española», afirmó, sin olvidar los impactos positivos en el sector financiero provocados por la previsible subida de tipos de interés.

Tejero apostilló, además, que España, a diferencia de Alemania o Italia, no depende tanto de las importaciones rusas de carbón y de gas sino del efecto que las sanciones que se pongan a este país y de lo que duren pueda tener en el alto coste de la energía y de las materias primas y en la crisis de suministros. Y a la pregunta del coste que el alargamiento del conflicto pueda tener para la industria aragonesa, con un mayor peso de este sector en su economía que en la española (donde supone un 13%), la economista del Santander aclaró que la afección es también mayor igual que en países más industriales como Alemania, y añadió que, «aunque pueda parecer que no podemos ir a peor», conviene ser muy prudentes con lo que pueda ocurrir.

Pablo Rodríguez-Arias, responsable de C&CB Sales Aragón de Banco Santander, recordó, por su parte, que aunque el Ibex cayó un 3,4% y perdió los 8.200 puntos con la guerra en Ucrania a principios de marzo y que la volatilidad ha sido máxima hasta mayo, hay una forma alternativa de invertir en bolsa , que es la compra de acciones ‘call’, que suponen una mayor seguridad para el cliente al incorporar el derecho a comprar o vender un activo (subyacente) a un precio de ejercicio y en un plazo determinado, con lo cual, explicó, «si cae el Ibex, como mucho lo que perdemos es la prima».

Como segundo tema a tratar en el Foro Mercados 2022, los participantes en Zaragoza eligieron la previsión sobre la evolución de los tipos de interés. En este sentido, la analista de Macroeconomía del Área Mercados de Santander España lanzó el mensaje de que la UE ha tenido un enfoque diferente al de que Estados Unidos a la hora de combatir la desaceleración económica derivada del covid ya que este país inyectó un 25% de liquidez directa e hizo subir «el consumo en los hogares americanos fomentado más la inflación». Por contra, en la eurozona, los fondos ‘Next Generation’, dirigidos a las empresas, supone algo «mucho mejor» al hacer que «los ingresos de las familias vengan vía empleo que no subsidio para evitar fuertes desequilibrios». Serán 27 economías las que se verán apoyadas en un ciclo más largo, de 2021 a 2026, y, además, «sabemos que el Banco Central Europeo no va a ser tan agresivo como la Reserva Federal americana».

Gerardo Puerta abundó en que las motivaciones de los bancos centrales europeos son distintas a las de los americanos y «obviamente saben que subiendo los tipos de interés no se soluciona la subida del petróleo». Lo que pasa, matizó, es que «la eurozona se ve arrastrada por la política estadounidense», que lleva la delantera y que ya debió subir los tipos de interés el pasado año cuando se dieron cuenta de que el impacto de la variante delta y omicron no iba a ser tan grave. «Lo que vemos es que el año que viene en Estados Unidos estarán ya en el 3%». 

Sin embargo, en Europa, «los movimientos del BCE pretenden llevar los tipos a un nivel neutral de entre el 1,5% y el 2%». Lo que no se sabe, confesó Puerta, es cuán rápido va a ser ese aumento, ni en qué plazo, si bien, «a finales de este año veremos ya tipos de interés positivos en Europa y el 1,5% es un nivel razonable de largo plazo». Preguntado por los impactos de esta subida puntualizó «que tipos de interés más altos perjudican a los países más endeudados» como es España. 

Para ilustrar que toda moneda tiene dos caras, intervino Rodríguez-Arias: «Banco Santander ofrece precoberturas de tipo de interés» para «conseguir fijar hoy el tipo de interés de una financiación futura, independientemente de cómo evolucionen los tipos de interés».

FORO HERALDO - BANCO SANTANDER en el Hotel Hiberus de Zaragoza.
FORO HERALDO - BANCO SANTANDER en el Hotel Hiberus de Zaragoza.
Oliver Duch

«No estamos en fase de desglobalización »

Uno de los problemas que más preocupa, la inflación, se abordó en este foro de Banco Santander. Beatriz Tejero reiteró que «no es el mismo problema en EE. UU. que en Europa, donde registrará una media anual cercana al 6.2%». Allí , explicó, «metieron mucho dinero en el bolsillo de las familias y están ya en el efecto de ‘segunda ronda». Y puso ejemplos de cómo el subsidio de desempleo lo aumentó de 400 a 900 dólares, un incentivo que ha hecho que «los deseos de la gente para volver a trabajar sean justitos y que se hayan registrado incrementos de hasta del 12% en lo que gana el trabajador a la hora en algunos sectores».

En Europa la situación es otra, aseveró la experta en Macroeconomía. «Primero porque las empresas suelen tardar unos cinco meses en trasladar al consumo final este sobrecoste; en segundo lugar, porque no sabemos cuánto va a durar el conflicto ni el efecto arrastre que tendrán las sanciones a Rusia». Aun con todo, la economista dio por seguro que «la inflación va a seguir por encima del 2%, objetivo del BCE hasta finales de año». Y si bien la mitad de la inflación es importada en Europa y la política fiscal es menos agresiva, lo que no se puede negar es que está afectando y lo seguirá haciendo.

En esta línea, Gerardo Puerta puso el acento en que llevábamos 30 años con inflaciones por debajo del 3% debido sobre todo a la tecnología y a la globalización. Sin embargo, esta economía global, a la que el mundo estaba habituado, ha recibido recientemente cinco fuertes golpes, señaló: «el brexit, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la covid, el barco que se quedó cruzado en el canal de Suez y, ahora, los nuevos confinamientos en China».

Pese a todo, reconoció este experto, «no estamos en una fase de desglobalización porque China no se va a desconectar, sino que necesita los otros mercados». De cualquier forma, añadió Puerta, hay que tomar medidas. Aunque el «10% de inflación pasada ya es algo difícil de recuperar, a futuro, a la hora de invertir, tras la reciente corrección, la renta variable empieza a ser una opción razonable y la renta fija americana para clientes con menor perfil de riesgo, con los ajustes que ha hecho, también», añadió.

Por su parte, Tejero hizo hincapié en que el «el riesgo para el consumo de los hogares no está tanto en la subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal como en lo que hagan con el balance, ya que en Norteamérica dos tercios del efecto de las familias viene por el lado de la revalorización de los activos financieros y un tercio por el lado del mercado inmobiliario y ambos son más sensibles a los tipos largos que a los cortos». 

De la amenaza que supone la inflación habló también Rodríguez-Arias: « Las inflaciones altas son malas noticias para todos, pero el mercado ofrece en estos momentos, para aquellos inversores que reciben rentas ligadas a IPC, la oportunidad de fijar un nivel de IPC atractivo para los próximos años dado que los swap de inflación están en máximos».

El punto final al Foro de Mercados 2022 lo puso Jordi Guasch, director de C&CB Sales España de Banco Santander, al hacer un resumen de la intervención de los ponentes anticipando que la subida de tipos de interés en Europa será del 1,5% al 2%, frente al 3% de Estados Unidos, y recordando que hay instrumentos para gestionar los principales riesgos financieros de las compañías, fundamentalmente cinco: aumento de los tipos de interés, oscilaciones de la inflación, la gestión de la divisa, el ‘equity’ y la optimización de la liquidez de las empresas.

Por último, señaló que Banco Santander es un buen aliado para ayudar a la expansión internacional de las empresas, principalmente en mercados como Brasil, México, EE. UU., Polonia y el Reino Unido y que cuenta con presencia en más de 150 países. Por último, recordó que tienen una plataforma nueva en divisas desde mayo de 2020 con la que han realizado más de 48.000 operaciones hasta ahora. Asimismo, mencionó el apoyo del banco a la transición hacia una economía verde, el compromiso en temas de gobernanza (el 40% del Consejo de Administración de la entidad está compuesto por mujeres) y la ayuda que el banco ofrece a personas físicas en temas sociales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión