Aragón
Suscríbete por 1€

coronavirus

Tú a la cocina y yo al salón: cómo convivir contagiados y negativos para esquivar ómicron en casa

La octava ola de covid se ha producido en plena 'gripalización' de la enfermedad, con una variante más contagiosa que deja anticuadas algunas medidas de prevención.

Recreación de una vivienda.
Recreación de una vivienda.
B.M./HERALDO

"¡Que voy al baño!", "No entres al salón que estoy sin mascarilla", "Espera que ventile". Cuando el coronavirus entra en casa algunas familias reorganizan la convivencia para repartir los espacios y tratar de evitar contagios, porque lo normal es que no todos los convivientes hayan dado positivo en un test de antígenos. 

En la actual fase de 'gripalización' de la pandemia con mayoría de casos similares a un catarro, el rastreo ha quedado reducido a los mayores de 65 años y personas de riesgo, no se dan bajas laborales ni hay que guardar cuarentenas, pero el virus sigue su avance, con las distintas variantes. Actualmente se vive un repunte de contagios, tras el fin de las mascarillas en interiores. El cansancio tras dos años de pandemia hace que algunas familias estén tentadas a dejar que el virus campe a sus anchas en casa y pasar la infección todos de una vez, como a la antigua usanza, pero otras tratan de esquivar los contagios, algo más difícil ahora con la actual ómicron y sus derivadas, más contagiosas. 

Test que tardan en dar positivo

"La enfermedad ha evolucionado a otros síntomas menos graves, pero si lo coge una persona vulnerable puede ser grave", advierte María Teresa Clares, vocal de Enfermería Familiar y Comunitaria en el Colegio Oficial de Enfermería de Zaragoza. "Las cepas van cambiando. No tienen nada que ver las infecciones por covid de antes que las de ahora. Antes a partir del séptimo día podía empeorar el paciente y ahora la mayoría presenta un cuadro catarral", resume sobre la evolución, pero insiste en recomendar que "si eres especialmente vulnerable, más vale pasarse de medidas". En muchos casos, el número de positivos en la vivienda va aumentando a medida que pasan los días. Clares señala que en los nuevos contagios "se está viendo que primero aparecen los síntomas y el test tarda en dar positivo".

El avance de la vacunación, con cerca del 90% de la población aragonesa mayor de 5 años inoculada y la inmunización natural de quienes lo han pasado ya, vacunados o no, ha contribuido a rebajar los síntomas.

Loading...

Repartir el espacio en casa, mascarilla y ventilación

"La transmisión, sobre todo, es respiratoria por lo que hay que hacer hincapié en el uso de la mascarilla y la ventilación", explica como medidas generales. Se mantiene la recomendación de teletrabajar si se puede, evitar reuniones y el contacto en casa con convivientes infectados. "Más vale pasarse que quedarse corto", añade. 

"Ventilar diluye, como si fuese una habitación llena de humo", pone como ejemplo sobre la función de la ventilación Carlos López-Serrano, miembro de la comisión de Seguridad y Salud Laboral del Colegio de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja. Defiende la corriente de los científicos que desde el inicio de la pandemia han señalado que la principal vía de contagio era la aérea, frente a otras como las superficies, que han perdido peso a lo largo de la crisis sanitaria.  El aragonés José Luis Jiménez, profesor de la Universidad de Colorado, impulsor de las medidas de prevención de contagios por vía aérea ha considerado demasiado prematuro 'gripalizar' la enfermedad.

"El gel hidroalcohólico y la lejía están sobrevaloradas, porque están pensando en el contacto por superficies y este es muy improbable. Sin embargo, la ventilación y las mascarillas son muy importantes"

"El gel hidroalcohólico y la lejía están sobrevaloradas, porque están pensando en el contacto por superficies y este es muy improbable, sin embargo, la ventilación y las mascarillas son muy importantes", apunta López-Serrano. Por ello, la obsesión por desinfectar con lejía ya ha dejado de serlo, más allá de una higiene de manos normal. Se puede seguir haciendo en el caso de que la vivienda solo tenga un baño, pero como medida de higiene general.

"Al principio de la pandemia se hablaba de hacer aislamiento tanto por contacto como respiratorio. No ha habido actualización del protocolo, pero después de dos años se ha visto que la transmisión por contacto no es la principal vía de transmisión. No son necesarias esas medidas extremas de desinfectar superficies con lejía", añade la enfermera. 

La ventilación habría cobrado importancia en este tiempo. López-Serrano plantea contar con medidores de CO2. "Si no tienes medidor, ventila de más", aconseja. Habrá que comprobar que circule de la zona donde haya personas no contagiadas a las contagiadas y no al revés. "Hay que evitar que el aire de las personas contagiadas se meta a las habitaciones de las no contagiadas", dice el ingeniero. En las habitaciones de quienes tengan covid pueden instalarse filtros HEPA. "Ese aire estará muy filtrado y resultará más difícil que se meta al resto de la casa", apunta el ingeniero.

Propone que los convivientes infectados estén en una zona de la casa donde no entren nunca las no contagiadas, es decir, que se repartan las habitaciones en la medida de lo posible. Entre las instrucciones que se extendieron al inicio de la pandemia que han dejado de estar entre las imprescindibles se encuentra la de lavar la ropa a 60 grados.

"La mejor estrategia para evitar el contagio es la buena ventilación de los espacios"

Además, recomienda que todos los miembros de la familia se hagan test de antígenos cada dos días para comprobar si hay nuevos positivos o alguien deja de serlo. En la convivencia diaria será necesario el uso de mascarilla "bien ajustada" si se tiene que entrar en habitaciones compartidas.  Si en la vivienda residen personas mayores aconseja el contacto con el personal sanitario y comprar en la farmacia un pulsioxímetro para comprobar que no hay problemas respiratorios.

"La mejor estrategia para evitar el contagio es la buena ventilación de los espacios", concluye Clares desde el Colegio de Enfermería. "No hay ningún protocolo que te de medidas concretas en estos casos", reconoce, pero apela al "sentido común".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión