Aragón
Suscríbete por 1€

El mercado de oficinas se reactiva en Zaragoza y alcanza récord de operaciones

Un operador internacional abrirá en la calle de Alfonso I un centro de negocios de 2.000 metros, el más grande de la ciudad.

Vista aérea de edificios de viviendas y oficinas del centro de Zaragoza
Vista aérea de edificios de viviendas y oficinas del centro de Zaragoza
José Miguel Marco

Tras el inevitable parón provocado por la covid, el mercado de oficinas vuelve la mostrar músculo en la capital aragonesa. Lo hizo el pasado año, en el que la superficie contratada se incrementó en un 168% respecto al ejercicio anterior, superando incluso las cifras anteriores a la pandemia. Y lo está haciendo en el inicio de este 2022, en los que "se ha batido un récord". Lo dicen los datos publicados ayer por CBRE, líder internacional en consultoría y servicios inmobiliarios, que reconoce que el sector ha tomado tal impulso que incluso ha superado los niveles anteriores a la pandemia.

Gran parte de ese buen comportamiento se lo debe "al positivo aumento" de las operaciones vinculadas a espacios flexibles -aquellos que se adaptan a las necesidades de la empresa- tanto en el aspecto temporal como espacial", hasta ahora con escasa presencia en la capital aragonesa.

"A diferencia de otras ciudades como Valencia, Sevilla, Málaga o Bilbao, la oferta de espacios flexibles en la capital aragonesa era prácticamente inexistente. Concretamente, la ciudad solo disponía de un centro de carácter nacional, con espacios limitados e inquilinos locales. Y es que la demanda de este tipo de espacios provenía de pequeñas empresas y/o autónomos, que consideraban este tipo de espacios como alternativa a sus oficinas tradicionales", explicó Miguel Ángel Gómez Rando, director regional de CBRE en Zaragoza. Una situación que cambiará próximamente ya que un operador internacional tiene previsto implantar "próximamente" un centro de negocios de casi 2.000 metros en la calle Alfonso I que se convertirá en el más grande de los existentes en Zaragoza. Lo anunció CBRE, aunque su director en Zaragoza aseguró no poder concretar más detalles.

Este incremento de la demanda de las llamadas oficinas flexibles se ha mantenido durante el primer trimestre de 2022. Los motivos hay que buscarlos, según la consultora, en la situación geoestratégica de la ciudad entre Madrid y Barcelona, en el impulso de Plaza y en la contención de sus costes, sobre todo en rentas, que ha disparado el número de empresas nacionales que han abierto delegación en la ciudad y que apuestan por estos espacios flexibles. "Esta demanda proviene de empresas de tamaño medio/grande que solicitan entre 30 y 40 puestos de trabajo como alternativa a sus oficinas tradicionales", señaló el directivo, que reconoció que esta modalidad está también muy requerida porque todavía persiste un modelo híbrido de trabajo (en casa y en la oficina).

Todo ello ha hecho que en el primer trimestre del año se haya convertido en el periodo en el que se ha producido un mayor número de operaciones desde 2017, si bien el aumento de operaciones no se ha traducido en un incremento de la superficie contratada. Y aunque esta empresa se muestra confiado en que el mercado mantendrá la senda de la recuperación, advierte, sin embargo, que la "falta de calidad de los edificios y el incremento de las rentas, podría frenar el auge de este sector durante 2022".

Costes de la energía e IPC

No ha sido el mercado de oficinas ajenos al incremento de costes de la energía y el aumento de la inflación, factores que han provocado un aumento en las rentas de las oficinas, sobre todo, en aquellos edificios de calidad superior y que marcan la renta prime del mercado, en los que se han alcanzado valores de entre 11 y 12 euros por metro al mes. Unos precios "más razonables para un mercado como Zaragoza". Sin embargo, debido a este encarecimiento y la baja calidad del parque de oficinas en la zona centro de Zaragoza, "se ha observado un incremento de las operaciones realizadas en las nuevas áreas de negocio y un incremento de oficinas disponibles en el área central secundaria de la ciudad", añade.

Por todo ello, y ante un 2022 marcado por un mercado de oficinas con una mayor demanda de espacios flexibles y un aumento de rentas y costes "que no vienen definidos por un incremento de la calidad", CBRE tiene claro que serán aquellos edificios que lleven a cabo un reposicionamiento de su activo los que mejor se posicionarán en esta nueva etapa. Y con ese reposicionamiento no se refiere únicamente "a la mejora de las instalaciones o la eficiencia de estas, que, sin duda, es imprescindible, sino a introducir mejoras que impacten sobre la experiencia del usuario de tal manera que la ubicación en determinado edificio ayude a la empresa en la atracción del talento y la fidelización de sus empleados", explicó el director de CBRE en Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión