Zaragoza
Suscríbete por 1€

medio ambiente

El 'dream team' de los insectos que mejor protegen el arbolado zaragozano

El Ayuntamiento libera de forma periódica pequeños ejércitos de 'insectos aliados' con la intención de mantener a raya plagas como las del pulgón.

Algunos de los insectos beneficiosos y la forma en la que se liberan en las calles de Zaragoza.
Algunos de los insectos beneficiosos y la forma en la que se liberan en las calles de Zaragoza.
Heraldo

Quienes cuidan algunas macetas en su balcón o jardín saben lo mucho que ayuda tener a su lado ‘insectos útiles’ que mantengan las plagas a raya. Así, al lado de geranios o incluso de tomateras se suelen colocar plantas aromáticas (hinojo, albahaca, perejil…) para atraer algunos ‘bichos’ aliados. Algo parecido, aunque a muy gran escala, es lo que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Zaragoza con su apuesta por los alcorques floridos o con la suelta de pequeños ejércitos de 10.000 insectos beneficiosos en el Frente Fluvial o en el Parque del Agua. Estos batallones de crisopas y mariquitas protegen, por ejemplo, los rosales de ser devorados por el pulgón.

“La fórmula es sencilla: se liberan insectos beneficiosos que ayudan a equilibrar las poblaciones plaga de ciertas especies arbóreas susceptibles de sufrir pulgón, psilas o cochinillas. Se evita, así, el uso de productos fitosanitarios”, explica Lorena Escuer, bióloga y especialista en Control Biológico de plagas, que insiste en que son diminutos animales completamente inocuos para las personas que ni pican ni molestan.

Pero, ¿cuál es el ‘dream team’ de los insectos que más se esfuerzan por mantener sano el arbolado de Zaragoza? En el primer lugar del ranquin encontraríamos las mariquitas de dos puntos (adalia bipunctata), seguidas de cerca por las crisopas (chrysoperla carnea) y se completaría el podio con los sírfidos, también conocido como mosca de las flores, “que nada tiene que ver con las moscas que nos rondan por la mesa, molestando y acechando nuestra comida”. Parasitoides (aphidius colemani), abejas y mariposas también ayudan a combatir las plagas del arbolado que, en esencia, en Zaragoza pasa por los pulgones que se alimentan de la savia de la planta y, una vez digerida, excretan una melaza sucia y pegajosa que cae sobre las aceras, los coches o los veladores. Los tilos del paseo de la Independencia, por ejemplo, presentan este problema, si bien en otras zonas de la ciudad también tiene ejemplares de catalpas o hibiscos muy expuestos a esta plaga. Al igual que de pulgón también puede haber plagas de cochinillas o de spila, como se ha estudiado a través de la Cátedra de Bosques Urbanos de la Universidad de Zaragoza.

Los alcorques floridos, junto a la plaza de Lucas Miret.
Los alcorques floridos, junto a la plaza de Lucas Miret.
Heraldo

La plaza Aragón, la calle de Pablo Neruda o la avenida Ignacio Menaya son algunas de las treinta localizaciones zaragozanas en las que se ha llevado a cabo está técnica natural de control de plagas (la larva de los insectos se alimenta del pulgón), que también ha focalizado sus esfuerzos en el meandro de Ranillas y el Parque del Agua.

Amapolas en los alcorques

El Ayuntamiento de Zaragoza acaba de iniciar un proyecto que ya se lleva realizando con éxito en otras ciudades. “Empezó en Barcelona en 2017 y un año después llegó a Huesca”, explica Escuer sobre la iniciativa ‘alcorques floridos’, que procura crear una suerte de micro-jardines al pie de los árboles. Aunque parezca maleza que se ha dejado sin desbrozar, en realidad las plantas y flores que crecen en estos alcorques -y que se sembraron con semilla el pasado otoño- están muy estudiadas. “Cuando la gente ve ababoles o amapolas pueden creer que son casuales, pero no, forman parte de un proyecto ideado para que consigan dar flor en primavera y atraer y facilitar que se reproduzcan estos insectos aliados”, explican los biólogos.

Así, las plantas que componen estos "espacios refugio" -tales como la caléndula o la lobularia- no son ornamentales sino funcionales: el Consistorio trata de reproducir en los alcorques “lo mismo que se hace en la protección de los huertos con los márgenes florales”.

Uno de los hoteles de insectos que se pueden ver en la Expo y el Parque del Agua.
Uno de los hoteles de insectos que se pueden ver en la Expo y el Parque del Agua.
Heraldo

Los resultados, como en cualquier proyecto biológico, se verán a corto o medio plazo, pues cuesta un tiempo que las poblaciones se asienten y las larvas comiencen a alimentarse de los insectos que provocan la plaga. Cuando ya no tengan insectos para alimentarse, las mariquitas podrán refugiarse en las “islas de biodiversidad” de la ciudad donde podrán quedarse a completar su ciclo biológico.

Saber qué insecto liberar y en qué momento hacerlo requiere de cierta especialización técnica para garantizar un buen resultado. En Zaragoza se cuenta con la colaboración de la empresa Hidrobiology, que es la que se ha ocupado también de realizar sueltas de insectos desde hace ocho años, mediante pequeñas perchas y cajitas colgadas de las ramas de los rosales, en el caso del Parque del Agua. Ahí también pueden verse ‘hoteles de insectos’, que no son sino casetas de madera dotadas con serrín, cortezas y arena, que facilitan la presencia de estos insectos 'buenos' y permiten que puedan hibernar en ellos.

Congreso a la vista

Con el objetivo de analizar todas estas actuaciones relacionadas con la sanidad vegetal y el fomento de la biodiversidad, Zaragoza acogerá en un par de semanas una cita a nivel nacional en la que se debatirá sobre infraestructuras verdes y ciudades sostenibles. Alrededor de 500 expertos en gestión ecológica participarán en la 48º edición del Congreso Nacional de Parques y Jardines Públicos con el lema 'Bosques urbanos: trama verde para la ciudad sostenible', que coincidirá precisamente con la nueva edición del festival Zaragoza Florece, del 26 al 29 de mayo en el Parque Grande.

“La elección de la capital aragonesa como sede para este congreso no es casual, ya que coincide con la puesta en marcha de proyectos como el Bosque de los Zaragozanos, que lleva un año en marcha y -solo con lo plantado en estos meses- aspira a absorber 44.000 toneladas de CO2 en las próximas décadas”, apuntan desde el Ayuntamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión