Aragón
Suscríbete por 1€

Las multas por maltratar a las mascotas en Zaragoza, Huesca y Teruel: de 100 a 3.000 euros de sanción

El Ayuntamiento de Teruel, que ha cambiado la ordenanza recientemente, es el más estricto de las tres capitales de provincia.

Los perros y gatos analizados en el estudio mostraban síntomas.
Los perros y gatos son las mascotas más populares.
Pixabay

No darle alimento o agua a las mascotas, maltratarlas, mantenerlas en el interior de vehículos durante más de una hora o celebrar peleas de animales son algunas de las cuestiones sancionables según las ordenanzas municipales de Zaragoza, Huesca y Teruel. El coste de estas infracciones varía entre 100 y 3.000 euros.

El Ayuntamiento de Teruel, que actualizó la ordenanza municipal hace unas semanas, es el más estricto de las tres capitales de provincia sobre la tenencia y protección de animales. Los turolenses que incumplan alguna de las prohibiciones se atienen a las cuantías más altas. En cambio, Huesca y Zaragoza tienen una regulación similar.

Quien no dé de comer o proporcione agua a las mascotas en Teruel tendrá que pagar 750 euros, la misma cantidad que en Huesca, como se concreta en la ordenanza de seguridad y convivencia de la capital oscense de octubre de 2018. Sobre el cuidado, en el texto de Zaragoza se señala que la permanencia de animales durante más de una hora en el interior de vehículos es una infracción grave – es decir, tiene una sanción de 251 euros a 500 euros-. En Teruel dejar sin atención a los animales durante más de un día se considera leve –con una multa de hasta 750 euros-, lo mismo que si no se les facilitan salidas ni ejercicio.

También es necesario proporcionar un espacio y condiciones adecuadas. Mantener a animales permanente atados, en terrazas o patios de forma continuada o sin la posibilidad de que pasen la noche en el interior de las viviendas son consideradas faltas leves. En el caso de Teruel supone una multa de hasta 750 euros y 100 euros en Huesca. "Mantener los animales sin respetar las condiciones mínimas necesarias, con prejuicio para su salud, bienestar o seguridad" acarrea una sanción de entre 501 a 1.500 en Zaragoza, se lee en la ordenanza aprobada definitivamente en 2013.

Las sanciones más caras se relacionan con el maltrato, más altas cuanto peores sean los problemas que se ocasionen. En las ordenanzas oscense y turolense se considera leve si no incurre en lesiones para la mascota, lo que supone 100 euros en Huesca y 750 en Teruel. Si causa lesiones asciende a 750 o hasta 1.500 euros, respectivamente. En el caso de Zaragoza, colocar trampas, sustancias tóxicas, azufre o venenos para animales en espacios públicos o privados supone una sanción de 251 a 500 euros. Si se produce la muerte, el coste aumenta: 3.000 euros en Teruel y 1.500 en Huesca y Zaragoza.

Otra de las cuestiones que se recogen en las ordenanzas de las capitales de provincia es la organización de peleas de perros o de gallos. Este hecho es considerado una infracción muy grave en las tres ciudades. En Teruel la sanción puede oscilar de entre 1.500 y 3.000 euros, en Zaragoza de 501 a 1.500 euros y 1.500,02 en Huesca.

Aplicar cirugías para modificar el aspecto de un animal también es sancionable. En la capital turolense es infracción grave –hasta 1.500 euros-, como en Huesca -750,02 euros-. 

Por último, el abandono de animales está considerado en Teruel una falta grave (entre 750,01 y 1.500 euros), mientras que en Huesca son 750,02. En la capital aragonesa está prohibido, pero no se detalla lo que supone la sanción. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión