Aragón
Suscríbete por 1€

Tres consecuencias para tu bolsillo de la crisis entre Rusia y Ucrania

Llenar el depósito o comprar un billete de avión pueden encarecerse si hay un enfrentamiento.

Un soldado ucraniano lanza un misil antitanque.
Un soldado ucraniano lanza un misil antitanque.
UKRAINIAN DEFENCE MINISTRY

El ruido de sables continúa en la esquina Este de Europa, lo que llena de preocupación a la comunidad internacional, que no se cansa de pedir calma y sosiego y pensarse dos veces lo de llegar (metafóricamente hablando) a las manos. De momento, los órdagos de uno y otro bando no cesan, con Vladimir Putin y Joe Biden en las primeras filas de la confrontación dialéctica y Emmanuel Macron erigiéndose como líder europeo.

Desde España, en la otra punta del Viejo Continente, también se asiste con cierto desasosiego a la enésima provocación belicista del Kremlin, y más desde que el Ministerio de Defensa, liderado por Margarita Robles, anunciara el envío de un buque de guerra al Báltico para asistir a los aliados de la OTAN, lo que indirectamente mete al país en un conflicto que, a juicio de los españoles, queda un poco lejano.

Sin embargo, la crisis entre Rusia y Ucrania puede tener, bote pronto, algunas repercusiones en el bolsillo de los españoles. Estas serían tres de ellas:

Varias mangueras de carburante en una gasolinera
1

Llenar el depósito, por las nubes

En primer lugar, se va a disparar el precio del petróleo, y la enorme dependencia de España hará que esta subida encarezca el precio de los productos. Al cierre de la sesión bursátil este viernes en Madrid, el barril de crudo Brent subía el 1,8 % y se negociaba a 91 dólares por primera vez desde octubre de 2014. Con esta nueva subida, el llenado del depósito esta semana es un 24,18% más caro que hace un año para el caso de la gasolina y un 26,16% superior en el caso del gasóleo. Así, llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta ahora en torno a 83,6 euros, unos 16,3 euros más que hace un año, mientras que en el caso de repostar con gasóleo asciende a casi 77,16 euros, 16 euros más que en la última semana de enero 2021.

Foto de recurso de un avión de Delta Air Lines
2

Y volar, ya ni te cuento

Y si los precios de los carburantes suben, no solamente repercuten en los vehículos particulares. Viajar en avión o en barco puede encarecerse próximamente debido a los ajustes que las compañías pueden hacer en los precios de los billetes para compensar lo caro que les sale llenar los depósitos. Así que si el hipotético conflicto entre los dos países (y por ende, de todos los que se vean implicados en la confrontación) se produce a lo largo del mes de febrero, como han apuntado fuentes ucranianas a la cadena estadounidense CNN aunque la Casa Blanca lo ha desmentido, las vacaciones de verano pueden salir un poco más caras de lo que calculamos.

Foto de archivo de una bombilla
3

Maldita inflación

Los costes de producción para las empresas se disparan (una factura de la luz más alta, más costes de transporte por la gasolina...), lo que eleva el precio de los bienes que se venden y producen en España. Vamos, que muchas cosas que adquiramos nos resultarán más caras. La inflación seguirá tensándose en los próximos meses y pesando sobre el bolsillo de los españoles. En 2021, la inflación aumentó un 3,1% en España, algo no visto desde principios de los 90.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión