Aragón
Suscríbete por 1€

Los restaurantes reciben el pasaporte covid en Aragón como “un mal menor” y las residencias lo aplauden

La medida provoca algunas quejas por la falta de tiempo para ponerla en marcha.

Varias personas, este viernes mientras entrenaban en el gimnasio Áccura Zaragoza.
Varias personas, este viernes mientras entrenaban en el gimnasio Áccura Zaragoza.
Toni Galán

Con resignación, entre algunas dudas y hasta con aplausos. Así fue recibida la ampliación del pasaporte covid que no ha generado críticas exacerbadas, pero sí algunas quejas por falta de tiempo para ponerlo en marcha. Como el "mal menor" dentro de la elevada incidencia que registra la Comunidad lo ven los establecimientos de hostelería. "Ninguna limitación es buena, pero esta es la más acertada para poder seguir trabajando", apuntó Fernando Martín, presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón (Cehta). En un sentido similar se pronunció José María Marteles, presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia, quien apeló a la "responsabilidad individual y empresarial para poder frenar esta situación".

Respecto a su aplicación, Martín destacó que en la restauración no se prevén "excesivos problemas". "Generalmente, los clientes esperan en la puerta a ser atendidos y será en ese momento cuando se les solicite el pasaporte", señaló. Además, celebró que Sanidad aceptara la petición de que los establecimientos de ocio nocturno con capacidad de menos de 50 personas no tengan que pedir el pasaporte hasta las 21.00. "Algunos abren por las mañanas o dan vermuts y no tenía sentido", recalcó.

Adiós al "agravio comparativo"

Para el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Zaragoza, Alberto Campuzano, en la nueva orden emitida por Sanidad desaparece el "agravio comparativo" que hasta ahora existía con el resto de la hostelería. Lamentó que la medida "no garantiza que no haya transmisión" y que el Gobierno de Aragón no haya preparado una aplicación para gestionarlo. En esta línea, explicó que todavía estudian si recurrir el último auto emitido por el Tribunal Superior de Justicia (TSJA).

Si alguien aplaudió la implantación de este certificado fueron los responsables de las residencias de mayores. De hecho, algunos de estos centros ya lo venían solicitado "sin demasiados problemas" para que los familiares accedan con los internos a sus habitaciones. "Lo vemos positivo, es la mejor manera de proteger a las personas mayores. Tampoco nos va a suponer una extorsión, porque aquí no se forman filas en las visitas", señaló Paquita Morata, gerente de Arade (Asociación Aragonesa para la Dependencia).

Una opinión que comparte Emilia Bergasa, presidenta de la Asociación de Residencias de Ancianos y Servicios de Atención a los Mayores (Lares), que, además, valora el "respaldo jurídico" y el "margen de maniobra" de contemplar otras posibilidades como las pruebas diagnósticas. No obstante, plantea dudas sobre si el visado se precisa también en los centros día. Bergasa considera que sí porque en algunos de ellos las familias entran a compartir las sesiones de terapia y actividades, y durante las visitas que se llevan a cabo al aire libre en los jardines. Su solicitud en hospitales también fue bien recibida. "Aumenta tanto la seguridad de los pacientes como de los profesionales", señalaron desde CSIF, al tiempo que incidieron que en algunas patologías el contagio por covid "puede empeorar gravemente el proceso".

Mientras, desde la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA), señalaron que los servicios jurídicos de la organización están estudiando la norma para ver "las implicaciones que tiene para el funcionamiento de los establecimientos y cómo acometerla". Esta entidad agrupa a 25 empresas operadoras titulares de 109 salones de juego y máquinas recreativas en las tres provincias aragonesas. En el caso de este sector, cabe recordar que para acceder a estos establecimientos en Aragón ya es necesario presentar el DNI para certificar la mayoría de edad y comprobar que el potencial cliente no figura en el registro de autoexcluidos.

Teatros y salones de juego

En el sector del espectáculo, el Teatro de las Esquinas de Zaragoza vivirá una situación "complicada", como la califica su gerente, María López Insausti. El equipamiento cultural cuenta con un ambigú a la entrada de las instalaciones y se pedirá el pasaporte "a todo aquel que quiera consumir". Mientras, el espectador que acceda directamente a la sala podrá hacerlo sin necesidad de presentarlo ya que su aforo no supera las 500 plazas, circunstancia que sí se da en el Principal.

En los cines Palafox de Zaragoza ya se informaba ayer de la obligatoriedad del certificado al comprar una entrada en su página web. Los propios trabajadores contestaban a los cinéfilos que por la tarde ya preguntaban en taquilla o a la entrada por la puesta en marcha de esta medida. Los aficionados a disfrutar de la película con palomitas o alguna otra chuchería podrán seguir haciéndolo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión