Aragón
Suscríbete por 1€

La Brigada Aragón cierra un año histórico con misiones en Letonia, Mali y Líbano

Este lunes llegan los últimos militares aragoneses desde Beirut, tras seis meses afectados por la inestabilidad.

El teniente coronel Juan Cánovas, responsable en Mali de la Brigada Aragón, esta semana
El teniente coronel Juan Cánovas, responsable en Mali de la Brigada Aragón, esta semana
FRANCISCO JIMENEZ

El general Javier Mur, jefe de la Brigada Aragón, destacó este fin de semana en una entrevista con HERALDO que es «un hito» y «un reto» para la unidad del ejército de Tierra haber mantenido este año las misiones en Letonia (de la OTAN), Mali (la UE) y Líbano (Naciones Unidades). «Es la primera vez que una brigada del Ejército de Tierra acomete tres misiones en escenarios tan diferentes y a la vez», incidió Mur, quien regresa hoy del Líbano con militares del contingente LH XXXV que acogió 600 efectivos.

En una semana han vueltos los últimos militares de la Brigada Aragón destinados en Mali y hoy llegan los de Líbano. «Vivimos situaciones muy complicadas con lo que pasaba en Gaza en mayo y en agosto, donde hubo intercambio de cohetes y artillería entre territorio libanés e israelí», reconoció por teléfono el general Mur, si bien recalcó que «estos incidentes no han ido a más».

Mur destacó también que tuvo bajo su mando a 3.500 militares de nueve países (desde Italia a India, Kazajstán, Nepal, El Salvador o Brasil, entre otros) en la zona sur del Líbano y en medio año solo han detectado un positivo en la pandemia. Considera que demuestra «la efectividad de las vacunas y las medidas sanitarias para las Fuerzas Armadas».

Veinte proyectos de apoyo

Asimismo, el general indicó que reabrieron una veintena de proyectos de cooperación civil-militar que se habían paralizados por el efecto de la covid. «Hemos inaugurado en los últimos cuatro meses. Son necesidades básicas como los grupos electrógenos para el alumbrado público, la distribución de agua corriente, de la sanidad y la educación», indicó.

La inestabilidad política en Líbano ha afectado a la situación económica, la paz y la tranquilidad social. El jefe de la Brigada Aragón reconoce que el Gobierno se conformó el pasado mes de septiembre, aunque ya ha habido divergencias y lo sufren.

«Hay organizaciones como el Fondo Internacional que han diferido las medidas hasta que sea un Gobierno estable para las reformas económicas. Esta falta de progreso en las reformas económicas se trasmite a la situación de la sociedad, en la parte económica y social», recalcó. Aunque les afectan «mucho» a los militares «las condiciones de vida a la misión en la zona sur del Líbano», el general Mur señala que al recuperar los proyectos humanitarios «no se detecta un deterioro social» y «se han mantenido en calma», frente a las jornadas de grandes protestas vividas en el norte del país.

"Mali que no sea Afganistán"

Por otro lado, el teniente coronel Juan Cánovas, responsable de la misión en Mali, contó que a los cinco días de llegar sufrieron un golpe de Estado incruento, que les puso en alerta y precaución. También incidió que superaron un ataque a la Base el 18 de julio, con cinco terroristas yihadistas armados con fusiles AK47, del que tuvieron que defenderse.

«Existe mucho miedo en Mali para que no pase lo mismo que en Afganistán y se ha hecho mucho esfuerzo en proporcionarles el mejor entrenamiento con el ejército maliense», recalcó. «No paran de reclutar gente para luchar contra los yihadistas. Confiamos en que cuando nos toque retirarnos reaccionen bien». Cánovas cree que Mali es un país increíble, donde la gente es muy acogedora con los militares.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión