Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

investigación

Las semillas tienen embajadores

Un total de 53 hortelanos de las tres provincias participan este año en la segunda edición del proyecto de ciencia ciudadana Embajadores de la Biodiversidad.

Los hortelanos que este año se convierten en embajadores.
Los hortelanos que este año se convierten en embajadores.
DGA

Comienza a andar la segunda edición del proyecto de ciencia ciudadana Embajadores de la Biodiversidad, una iniciativa que tiene por objeto concienciar a la sociedad sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad cultivada.

Protagonistas de este proyecto son los hortelanos, que se convierten en embajadores ‘mentores’ de esta iniciativa impulsada por el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología y del Ministerio de Ciencia e Innovación. Los 53 que participan en esta edición ya tienen en sus manos las semillas de melón, judías, tomate, bisaltos o habas, entre otros productos que por diferentes causas se han dejado de cultivar, que intentarán ahora recuperar durante el próximo año en sus lugares de origen, repartidos en las tres provincias aragonesas.

A los hortelanos se les asigna una variedad o variedades de determinados cultivos, dependiendo de su respectiva zona geográfica, explica Cristina Mallor, investigadora de la Unidad de Hortofruticultura y responsable del Banco de Germoplasma Hortícola, de donde proceden las semillas cuyo cultivo permite "mejorar la conservación de la biodiversidad, contribuyendo a su documentación según su comportamiento en la zona de origen, o en sus proximidades, donde las variedades locales manifiestan todo su potencial".

Además de los productores, el proyecto cuenta con 17 "embajadores mediadores", personas que quieren ayudar a un embajador mentor en la mediación de información y comunicación con el CITA a través de medios digitales y tecnológicos.

Desde la escuela

Además de los embajadores ‘mentores’, colaboran también en la iniciativa 21 ‘embajadores divulgadores’, que son diferentes actores aragoneses relacionados con la biodiversidad y que han mostrado su apoyo expreso a la realización del proyecto y su participación activa en las actividades de divulgación.

Y en ella participan además 84 centros educativos de toda la Comunidad, lo que supone la existencia de 5.370 escolares inscritos, que se convertirán este año en embajadores de semillas con el cultivo de bisaltos y habas durante todo este curso escolar.

La participación de todos ellos es "decisiva para que este proyecto que nace con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad cultivada sea un éxito", destaca Lucía Soriano, directora del CITA. Porque esta colaboración, insiste, no solo permite recuperar y estudiar las variedades locales a partir de semillas que por diferentes razones se han dejado de cultivar en la Comunidad, sino que además contribuye a aumenta el importante patrimonio hortícola del Banco de Germoplasma Hortícola del CITA, que este año cumple su 40 aniversario.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión