Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

alimentación

Paladares infantiles para la alimentación de mañana

El Grupo AN convierte a escolares de los colegios El Pilar y Odón de Buen de Zuera en protagonistas de tres proyectos de investigación en los que participa la empresa.

Los pequeños se convirtieron en pinches del cocinero aragonés Daniel Yranzo.
Los pequeños se convirtieron en pinches del cocinero aragonés Daniel Yranzo.
Grupo AN

¿Qué tiene más vitamina C: un pimiento rojo o una naranja? ¿Qué alimentos son ricos en omega 3? ¿Qué nutrientes tienen las chuches? ¿Qué significan los números impresos en la cáscara de los huevos? ¿Qué debería comer si tengo hambre entre horas? Las respuestas las tienen los escolares de 6º de Primaria de los colegios El Pilar y Odón de Buen de la localidad zaragozana de Zuera, y no porque formen parte de una nueva asignatura, sino porque los conocimientos gastronómicos de estos pequeños (o la falta de ellos), sus hábitos de consumo (más o menos saludables) o sus preferencias culinarias son valiosos datos que se incorporarán a los distintos proyectos europeos en los participa el Grupo AN.

Hasta las aulas de estos centros escolares, la empresa agroalimetaria, con la colaboración de la cooperativa Gallicum (fruto de la fusión de las de Zuera y San Mateo de Gállego), el centro tecnológico AZTI situado en el País Vasco, el televisivo chef aragonés Daniel Yranzo y la actriz Virginia Moriones, ha llevado hasta estos centros escolares actividades y materiales de difusión (vídeos, juegos, materiales educativos, etc.) desarrollados en el marco del proyecto ‘Annual Food Agenda’, que permitirá a miles de consumidores de seis países, entre ellos España, desarrollar opiniones informadas y críticas sobre alimentación para aumentar su confianza en el sistema alimentario y modificar su comportamiento en consecuencia. Un material entre los que destaca un vídeo de realidad virtual con el que los alumnos de Odón de Buen disfrutaron aprendiendo cómo se producen algunos alimentos como las hortalizas y las legumbres, de la mano de los personajes Alubia, Tomate y Piquillo.

Alimentación saludable

Disfrutaron también los más pequeños con la dinámica de grupo realizada para diseñar una aplicación móvil que se desarrollará en el proyecto ‘Coachild’, en el que sus opiniones y preferencias se convertirán en "valiosa información", señala la empresa, para implementar opciones de la plataforma con el fin de ayudar a que los niños mejoren sus conocimientos sobre alimentación y tomen mejores decisiones para reducir el riesgo de obesidad en el futuro.

"Este proyecto está impulsado por la falta de motivación y la gran desinformación asociada a los hábitos alimentarios saludables durante la infancia, a pesar de las estrategias y guías nutricionales que los gobiernos impulsan", señala el Grupo AN.

Y para demostrar que los hábitos saludables no están reñidos con la diversión, los pequeños disfrutaron con una yincana, dinamizada por la actriz Virginia Moriones, que incluyó pruebas de destreza física e ingenio.

Fueron los escolares del colegio zufariense de El Pilar los protagonistas de una prueba piloto de la primera versión de la aplicación Coachild en dispositivos móviles. Y hubo más. Los pequeños pudieron, además, jugar a ser agricultores sostenibles con el proyecto ‘Integrating Precision Farming in Computer Game’, una iniciativa en la que está involucrada la empresa, que persigue difundir las ventajas de la agricultura de precisión.

Un momento de las actividades realizadas con escolares de Zuera.
Un momento de las actividades realizadas con escolares de Zuera.
Grupo AN

Convertidos en pinches

Hubo también momento para la cocina. La mano experta la puso el popular cocinero aragonés Daniel Yranzo, que contó con la inestimable ayuda de los pequeños pinches. Juntos prepararon un menú sabroso y sorprendente para los paladares de los escolares: crepes de espinacas rellenas de verduras y pavo, empanadillas de lentejas y brownie elaborado a partir de garbanzos.

El objetivo, al que les animó el propio chef, no era otro que conseguir que los niños se atrevan a probar alimentos nuevos, a cuidar de su salud y a cocinar con sus padres en casa. "Al fin y al cabo, comer es algo que vais a tener que hacer cada día durante toda la vida", les recordó Iranzo.

Toda estas investigaciones se enmarcan en EIT Food, consorcio del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología, que trabaja con la finalidad de colocar a Europa en el centro de la revolución mundial en el ámbito de la innovación y la producción alimentaria. Cuenta con socios de 13 países de la Unión Europea como universidades, centros tecnológicos e industrias, entre los que están la Universidad de Cambridge, Pepsico o John Deere.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión