Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

porcino

Estos son los nuevos inquilinos de Porcinnova

Allread, Colorsensing, Deep Detection, Integra (Izquierdo Informática), Kannak, Nuavis, OX-CTA y Pervasive son las ocho empresas seleccionadas en la tercera convocatoria para acelerar sus proyectos tecnológicos en la incubadora aragonesa.

Instalaciones de Porcinnova, incubadora de alta tecnología situada en la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros.
Instalaciones de Porcinnova, incubadora de alta tecnología situada en la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros.
Porcinnova

Porcinnova tiene nuevos inquilinos. La pionera incubadora de alta tecnología impulsada por la Fundación Parque Científico Tecnológico Aula Dei y el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) ha cerrado la selección de los nuevos proyectos que se alojarán en la iniciativa situada en la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros, donde recibirán apoyo para validar sus desarrollos tecnológicos como modelos de negocio, pero también recursos y herramientas necesarias para la transferencia de su tecnología al sector porcino.

Las empresas seleccionadas llegan desde distintos puntos de España y lo hacen con avanzadas tecnologías, la mayoría de ellas pensadas para su aplicación en los más variados sectores industriales, entre los que, en principio, no figuraba el sector porcino, en el que ahora ven una posibilidad de inmersión. Son Allread, Colorsensing, Deep Detection, Integra (Izquierdo Informática) Kannak, Nuavis, OX- CTA y Persasive, que ofrecen inteligencia y visión artificial, realidad aumentada o internet de las cosas para aportar las más innovadoras herramientas con las que mejorar la competitividad y sostenibilidad de los procesos productivos de la industria cárnica, con las que controlar la limpieza de las instalaciones y asegurar el bienestar animal hasta el momento mismo de su entrada en matadero, o con las que conseguir un sustituto alimenticio sostenible.

Es el tercer proceso seleccionador realizado por Porcinnova, en el que la inmensa mayoría de las propuestas han llegado a través del segundo reto sectorial, centrado este año en la ‘Automatización de la fase industrial del sector porcino’. Porque, como explica el coodinador de la incubadora, Miguel Ángel Comín, dos son los caminos para acceder a sus servicios. "El primer año de su puesta en marcha, Porcinnova lanzó una convocatoria general, abierta de forma permanente, y estableció una fecha de corte para seleccionar los proyectos", detalla Comín. Pero los miembros del consejo asesor, del que forman parte empresas líderes del sector, así como centros empresariales, de investigación y académicos, se dieron cuenta de que los proyectos que llegaban eran de todo tipo y echaban de menos una especialización que recogiese en cada momento las necesidades tecnológicas del sector. Así que, detalla Comín, en la segunda convocatoria, además de la puerta general, se abrió una especial (reto sectorial) centrada el pasado año en la gestión y valorización de purines y que en esta última selección ha puesto el foco en la automatización y la robotización de la fase industrial del porcino.

"De esta forma se responde de una manera más precisa a las necesidades que muestra el sector", señala Comín, que reconoce que los proyectos presentados llegan de la mano de lo que se conoce como ‘deep tech’, una nueva categoría de ‘start up’ que desarrolla tecnología no solo como negocio, sino "para transformar el mundo en un lugar más justo, sano y sostenible".

La tecnología más avanzada mira hacia la industria cárnica.
La tecnología más avanzada mira hacia la industria cárnica.
Porcinnova

Diecisiete fueron las candidaturas que llegaron este año a Porcinnova. De ellas, una decena estaban enfocadas a aportar soluciones a las necesidades de automatización y robotización de la industria cárnica del sector porcino, para la que se proponen tecnologías punteras como la utilización de la visión artificial o el internet de las cosas, así como el innovador ‘deep learning’, un tipo de aprendizaje automático que entrena a una computadora para que lleve a cabo tareas como las realizadas por el ser humano, como el reconocimiento del habla, la identificación de imágenes o hacer predicciones. El resto de candidaturas eligieron como camino de entrada a Porcinnova su tradicional convocatoria general, a la que concurrieron propuestas enfocadas a la alimentación animal, la gestión y valorización de productos.

Como es habitual desde que la incubadora lanzara su primera convocatoria (y van tres), tras un primer corte realizado por el equipo de Porcinnova, fueron los miembros del consejo asesor -del que forman parte empresas líderes del sector como Grupo Jorge, Vall Companys, Piensos Costa, Portesa, Magapor, Cincaporc, Mazana, la asociación nacional Anprogapor y el Clúster Nacional de Productores de Ganado Porcino, así como instituciones como el IAF, la Universidad de Zaragoza, Sofejea, la Cámara de Zaragoza, el Instituto Agronómico del Mediterráneo de Zaragoza, Arex e Ibercaja- las que dieron el visto bueno a los nuevos inquilinos de las instalaciones de Ejea de los Caballeros. Del total de seleccionados, siete proyectos corresponden a la ronda sectorial y uno de la convocatoria general.

Todos ellos son pymes y ‘start up’ de base tecnológica. Algunas de ellas llevan años implantadas en el mercado y en los más variados sectores industriales, pero las hay también que apenas comienzan a dar los primeros pasos. Y lo cierto, señala el coordinador de Porcinnova, es que la mayoría ni siquiera conocía al sector porcino, su elevado grado de tecnificación y las cifras que demuestran su potente realidad productiva y económica. "Cuando se han acercado a él han sido conscientes de que había oportunidades para aplicar las avanzadas soluciones tecnológicas con las que trabajan en la cadena de producción y en el proceso de trazabilidad de la producción cárnica", explica Comín, que insiste en que el sector mantiene una búsqueda continúa de avanzadas técnicas que le permitan ganar en eficiencia y sostenibilidad.

Por eso, en estos primeros pasos del programa de aceleración de proyectos, que durará ocho meses, las empresas seleccionadas recibirán "un baño de inmersión en el sector porcino", señala el coordinador de Porcinnova, porque la mayoría de las empresas tiene necesidad de conocer la realidad de esta actividad productiva, su dimensión, sus mercados o sus necesidades de innovación. Con todo este conocimiento en la mano es entonces cuando la empresa propone a Porcinnova cómo puede aplicar su propuesta tecnológica a los procesos industriales del porcino. Ahí comienza una colaboración conjunta que permite acelerar la puesta en marcha de un proyecto cuya vocación es convertirse en una realidad comercial.

allread
 

Visión artificial para la cadena logística de las cárnicas

Allread es el fruto de la combinación de dos emprendedores con experiencia y largo recorrido internacional y tres científicos senior de Computer Vision y Machine Learning. Creada en Barcelona en 2019, el negocio principal de Allread nace del desarrollo de un software de visión artificial en el que sus impulsores invirtieron cinco años de investigación en el Centro de Visión por Computador de Cataluña. Con él pueden automatizar procesos operativos al detectar y digitalizar texto, código y símbolos de todo tipo en las cadenas de suministro.

Presentes en seis países, su tecnología quiere ahora da el salto al sector agroalimentario, ya que su solución tecnológica podría tener destacado impacto en la cadena logística de la industria porcina, más concretamente en la identificación y el seguimiento de los activos para su trazabilidad e inventario, brindando así la posibilidad, señalan los responsables del proyecto, de realizar una gestión precisa de los datos en tiempo real.

Color Sensing
 

Tintas que informan de la calidad y frescura del alimento

Esta 'spin-off' de la Universidad de Cataluña surgió de un proyecto de investigación del catedrático Daniel Prades, que desarrolla soluciones basadas en la corrección del color.

Su tecnología permite detectar si un alimento es apto para el consumo o no, pero sus aplicaciones van más allá de la industria alimentaria. Tiene aplicaciones médicas (realizar un control de las pecas, medir metabolitos en la sangre, la saliva o la orina) e incluso puede utilizarse para determinar cuánto cloro necesita una piscina. Pero su proyecto más avanzado es FoodSensing, una etiqueta inteligente que ayuda a los fabricantes e intermediarios de alimentos a reducir el desperdicio y a añadir calidad a los productos gracias a su tecnología. Se trata de un código QR en el que se imprimen de forma camuflada tintas que cambian de color, que funcionan como sensores y miden parámetros de calidad y seguridad alimentaria. Con una simple fotografía, gracias a la información que proporcionan las tintas, se puede comprobar la calidad del envasado, la cadena de frío o la frescura del alimento.

Deep Detection
 

Conteo de fotones para detectar cuerpos extraños

Impulsada por un grupo de profesionales, apoyada por el IFAR (Instituto de Física de Altas Energías) y por The Collider, el programa de innovación de Mobile World Capital que hace posible la transferencia 'deep tech' entre ciencia, mercado y sociedad, Deep Detection surgió en 2020 en Barcelona. Recientemente han conseguido el apoyo de Venture Capitals nacionales e internacionales"..
 
La firma ha desarrollado una cámara multiespectral de nueva generación basada en la tecnología de conteo de fotones de rayos X capaz de inspeccionar productos de la industria alimentaria a altas velocidades de proceso. Detecta cuerpos extraños no perceptibles por su baja densidad (plásticos, huesos, desechos y elementos orgánicos), y puede, además, discriminarlos.

Una tecnología, ya focalizada en la agroalimentación, "para examinar en profundidad el interior de su producto y garantizar que todo esté en orden para clientes y consumidores", señala la empresa.

Nuavis
 

Realidad aumentada para evitar intrusos en el envasado

Creada en San Sebastián en 2017 Nuavis se presenta como una empresa de base tecnológica especializada en el desarrollo de soluciones de alto valor añadido para el sector industrial. Cuenta con un profundo conocimiento de los últimos avances tecnológicos en visión artificial y realidad aumentada, que está recogido en una serie de librerías software propietarias sobre las que construye soluciones que cumplan las necesidades específicas de cada cliente.

Con tecnología propia, esta firma donostiarra ofrece a la empresas del sector industrial en general y el agroalimentario en particular soluciones de visión artificial con las que optimizar notablemente tanto en el control de la calidad, la optimización de costes y la digitalización.

Con su proyecto quieren poner a disposición de la industria cárnica herramientas de visión artificial que permitan detectar cuerpos extraños que pueden introducirse en el envasado (insectos, piezas de plástico, metales o cristales) que, obviamente, es necesario extraer del proceso productivo antes de que lleguen al consumidor.

OX-CTA
 

Desinfección inteligente para ser eficaz y sostenible

Situada desde 1995 en la localidad zaragozana de Cuarte, OX-CTA tiene más de 25 años de experiencia en la gestión inteligente y sostenible de la bioseguridad y llegan a la incubadora de Porcinnova con un proyecto llamado OX-Disair Advance. Se trata de un sistema robotizado y automatizado de guiado inteligente para la desinfección de superficies y ambientes por vía aérea complementario a las tareas de limpieza convencionales.

Su implantación en las instalaciones ganaderas y en las industrias cárnicas permite un importante ahorro de recursos, así como la solución a problemas de contaminación cruzada, al tiempo que reduciría las dificultades de desinfección eficaz en aquellas superficies que resultan más inaccesibles. Se trata, explica la empresa, de un tratamiento de desinfección sostenible que, con un consumo mínimo de producto químico, permite la desinfección total de una estancia, así como de la superficie que hay en su interior. La gestión en remoto a través de una app facilitará y hace más eficiente la operativa.

Kannak
 

Nutrición sostenible a partir de los cultivos de cáñamo

Llega desde Tenerife y apenas cuenta con unos meses de vida, ya que Kannak fue creada este año en la isla canaria con el foco puesto en el cultivo del cannabis para uso medicinal y en la economía circular que se puede generar en torno a esta planta.
El proyecto que la ha convertido en un porcinnovador está orientado a la alimentación animal. Busca así esta empresa definir un sustituto alimenticio sostenible para el ganado a base de forraje derivado del cáñamo que se procesará con técnicas de fermentación biológica.

Las ventajas de este nuevo producto no son solo económicas, destaca la firma. Porque, añade, supondrá una reducción de costes para el ganadero, que además obtendrá una mejor calidad en la carne de cerdo, pero también se logrará aumentar la sostenibilidad de la producción.

Y es que, como explican desde Kannak, este nuevo alimento sostenible obtenido a partir del cáñamo aportaría grandes contenidos de ácidos grasos esenciales, pero sería además capaz de absorber CO2 de la atmósfera, reduciendo así la huella de carbono.

Integra
 

IoT para mejorar en productividad y ganar rentabilidad

Creada en 1987, esta empresa aragonesa, dedicada a la formación y la informática y situada en Zaragoza, decidió hace cinco años impulsar un departamento dedicado al Internet de las Cosas (IoT) para diversificar su actividad, ofrecer una amplia gama de servicios y afrontar proyectos en diferentes sectores.

Su proyecto se centra en el diseño y desarrollo de un sistema inteligente que combina una cámara multiespectral y algoritmos de visión artificial con la que sea posible realizar la monitorización del ganado durante todo el proceso de cría y engorde, mediante el control de la temperatura corporal, el tamaño o la detección de problemas físicos, así como otros factores de tipo ambiental. Una información que permitirá predecir problemas que pueden afectar a la salud del ganado y ayudará al productor a anticipar la toma de decisiones. Con ello, explican desde la empresa, se conseguirá un aumento de la productividad, una mejora de la calidad de la producción y, en definitiva, una mayor rentabilidad.

Pervasive
 

Llegada y recepción automatizada hasta el matadero

Está situada en Barcelona desde 2011 y especializada en soluciones predictivas basadas en el uso de la inteligencia artificial (IA), el aprendizaje automático ('machine learning' y 'deep learning'), que permiten clasificar, localizar y detectar cualquier elemento en una imagen o vídeo, y mejorar así la seguridad y eficiencia de múltiples procesos de empresas y organizaciones reduciendo el impacto de posibles fallos humanos.

En Porcinnova quieren acelerar el desarrollo de una solución para agilizar la llegada y recepción automatizada del ganado: pesado, conteo y desinfección de manera automática en la recepción del animal al matadero. Utiliza la visión artificial para conocer, por ejemplo, el nivel de estrés de los animales, y reconocer así posibles problemas sanitarios a su llegada al matadero. Un sistema, señala la firma, que permite, con el uso de cámaras hiperespectrales, la detección de la suciedad del animal, y contribuye a objetivar el proceso veterinario de validación del grado de limpieza de los animales para el sacrificio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión