Aragón
Suscríbete por 1€

movilidad

La plantilla del tranvía de Zaragoza decide volver este martes a la huelga y se suma al bus urbano

Los trabajadores respaldan en referéndum retomar los paros mientras la empresa lamenta que pretenden "dilatar" el conflicto

Huelga del tranvía en Zaragoza.
Huelga del tranvía en Zaragoza.
Oliver Duch

Por novena vez en este año, los trabajadores del tranvía de Zaragoza iniciarán este martes un nuevo periodo de paros parciales. La plantilla ha aprobado este lunes en referéndum retomar la huelga, que se prolonga ya desde el mes de enero, en periodos alternos, con el objetivo de presionar a la empresa y lograr la firma de un nuevo convenio colectivo que cumpla con sus reivindicaciones laborales y salariales. Se sumarán así a los conductores del bus urbano, que acaban de iniciar también una nueva semana de movilizaciones (la séptima desde febrero) después de que las negociaciones con la concesionaria Avanza, que parecía que avanzaban en la buena dirección, dieran un paso atrás.

A lo largo de la jornada de hoy, un total de 49 empleados de Tranvías Urbanos de Zaragoza, de los 87 convocados a los paros, han pasado por las urnas. Finalmente, 45 han dado el visto bueno a la medida planteada por el comité, mientras que tres se han mostrado contrarios a la protesta y uno ha votado en blanco. Los representantes sindicales y la compañía que gestiona el servicio mantuvieron el jueves pasado la última reunión en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) que concluyó, de nuevo, con una sensación muy similar a las ocasiones anteriores.

Ambas partes mantienen todavía unas posiciones muy alejadas y parecen estar lejos de alcanzar un acuerdo que ponga fin al conflicto, que se extiende ya –aunque al principio sin repercusión en el servicio– desde hace aproximadamente dos años, de un modo similar al caso del bus urbano. Si la situación no mejora, los paros parciales se mantendrán hasta el 10 de diciembre. Mañana, como todos los martes, se llevarán a cabo entre las 5.30 y las 6.00, desde las 8.00 hasta las 9.30 y de las 13.30 a las 15.15. Los horarios serán muy similares el resto de días laborales, siempre en las horas punta, mientras que los fines de semana se mantendrá el servicio habitual.

Desde la empresa que gestiona el servicio han lamentado el resultado del referéndum al considerar que, a su juicio, el comité tiene la intención de "dilatar" el proceso "haciendo rehenes a la ciudadanía". 

Seguimiento y repercusión

Otra vez, como ya ha ocurrido en varias ocasiones este año, se solaparán las huelgas de los dos grandes medios del transporte público de la ciudad. Coincidirán al medio día aproximadamente una hora y media, según el día. Los conductores de los autobuses urbanos están llamados a secundar los paros entre las 12.30 y las 16.30, en semanas alternas y de forma indefinida, según han planteado los sindicatos.

Este lunes, según el comité de empresa, el 97% de los conductores han participado en la que ha sido la primera jornada de este nuevo periodo de movilizaciones. No obstante, los efectos no han sido especialmente notables en la mayoría de las líneas, aunque en algunas, como la 21 hacia La Jota o la 22 hacia Las Fuentes, se han llegado a registrar tiempos de espera superiores a los 15 minutos. Ambas partes tienen prevista este martes por la tarde una nueva reunión ante el SAMA, pero no parece que lleguen con los ánimos muy calmados. Fuentes sindicales han asegurado que Avanza ha solicitado que se desconvoque la huelga para acudir a la negociación, algo que han rechazado. "Nosotros no tenemos inconveniente en reunirnos pero sin condiciones previas", han aclarado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión