Aragón
Suscríbete

aragón

Las ratios condicionan la presencia de técnicos de Educación Infantil en el aula y la conciliación de los padres

El Departamento aragonés de Educación ha adjudicado este curso escolar 91 plazas, a las que se sumarán tres más la próxima semana.

Colegio de infantil y primaria Parque Venecia de Zaragoza
Batas colgadas en un colegio de Infantil de Zaragoza, en una imagen de archivo.
Oliver Duch

Habitualmente con el inicio del curso escolar hasta la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fapar) y sindicatos de Educación de la Comunidad llegan quejas de familias que demandan un técnico de Educación Infantil de apoyo a las aulas de 3 años en los colegios públicos de la Comunidad. 

Las técnicos de 1º de Infantil (la gran mayoría son mujeres) son un apoyo muy esperado en las clases de los más pequeños porque, entre otras actividades educativas, ayudan a cambiar a los niños que se hacen pis o se manchan, a poner y quitar batas, les acompañan al baño o realizan juegos.

A finales de septiembre pasado, más de un centenar de personas -entre familias y profesores del colegio público María Moliner de Zaragoza- se manifestaban a las puertas del centro para reclamar a Educación una técnico de Infantil, un profesional con el que han contado en la última década (la escuela tiene este curso dos aulas de escolares de 3 años con 19 niños en cada una). La portavoz de la ampa, Mamen Abadía, criticaba que esta situación les obligaba a los padres "a entrar a la escuela a cambiar de ropa a los niños cuando nos llaman porque se les ha escapado el pipí".

Hace unos días, otro padre también se quejaba a este periódico de que en lo que va de curso ha tenido que ir a cambiar a su hijo -de tres años- de ropa cuatro veces al no disponer el colegio al que acude de una auxiliar porque no supera la ratio establecida por el Gobierno autonómico. "Hoy mi hijo estaba ya en el comedor, sentado en el banco con todas sus necesidades encima, rodeado de personas que los ayudan a la hora de comer y que no le han cambiado de ropa porque no es su función. Tampoco lo hace la profesora, porque tampoco es su función", afirmaba, al tiempo que se preguntaba por qué la DGA, "habiendo decidido escolarizar a los niños de 3 años", no establece esa figura como obligatoria, "entendiéndola como un servicio esencial para nuestros niños".

En el presente curso, en Aragón se han adjudicado 91 plazas  y se han autorizado tres más, que serán efectivas la semana que viene, tal y como informan desde el Departamento de Educación. Fuentes del mismo apuntan que se concede un técnico de Educación Infantil en función de los siguientes criterios: centros de dos vías con 42 (21 por aula) o más alumnos, centros con tres vías o más en 1º de Infantil (tres años) y aulas de escolarización anticipada a los dos años.

Asimismo, señalan que en ocasiones, y tras peticiones de los centros, se concede un técnico en centros con dos vías y con entre 18 y 20 alumnos por aula, "siempre que haya un informe motivado que lo justifique".

Una petición

CSIF Aragón recuerda que desde el inicio de curso lleva solicitando a la Administración que tome las medidas necesarias para dar una respuesta a las familias que escolarizan a sus hijos en centros donde no rebaja la ratio de alumnos. "Hicimos una petición a la directora general de Planificación Educativa para que pusiera técnicos de Infantil en todos aquellos centros que estaban a 19 y 18 alumnos. Nos comunicaron que irían dotándoles poco a poco", cuenta Mónica de Cristóbal, responsable de Educación de este sindicato.

"Todos los niños escolarizados en Aragón tienen que tener las mismas condiciones y las familias, el mismo derecho a que sus hijos sean atendidos en condiciones igualitarias"

CSIF Aragón lleva pidiendo que todos los centros, independientemente del número de aulas, tengan un técnico de Infantil y que la lista de estos profesionales sea pública y se regule desde Educación con un sistema de interinos. "Entendemos que todos los niños escolarizados en Aragón tienen que tener las mismas condiciones y las familias, el mismo derecho a que sus hijos sean atendidos en condiciones igualitarias sea el barrio que sea y la localidad que sea. El Departamento de Educación tiene que dotar de personal no docente necesario, en este caso los técnicos de Infantil, para todas las aulas de 3 años de nuestra Comunidad", reclama De Cristóbal.

Por su parte, el sindicato CGT también considera necesario que se concedan estos profesionales a todos los centros educativos que lo soliciten con independencia de las ratios. "No lo piden caprichosamente; si lo hacen es porque lo necesitan. El problema es que la Administración impone unas ratios que para la mayor parte de ellos son imposibles de cumplir. Son de 19 niños más otros dos con necesidades educativas especiales y a esa edad (de 3 años) todavía no están diagnosticados", indica Daniel García, secretario de Acción Sindical de CGT Zaragoza. 

Baños lejos de las aulas

Además, este resalta que todas las aulas y centros no son iguales y que los más antiguos tienen los baños lejos de las clases de Infantil. "No atender a las necesidades de los centros es un poco poner en cuestión al propio equipo directivo y al propio centro", concluye García.

Mientras, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón valora "muy positivamente" la figura de técnico de Infantil y muestra su deseo de que se pueda bajar la ratio para que esta llegue a más centros. "Estaríamos encantados", afirman fuentes de Fapar, que señalan que mientras eso no se produzca "por las razones que sean" no hay que olvidar que en la función educativa está "la atención integral" a los niños.

"Se está generando un serio problema de conciliación cuando se nos insta a que seamos las familias quienes vayamos al centro a atender incidentes puntuales que pueden tener los niños"

"Entre las funciones que tiene el profesorado está la educación en ámbitos higiénicos y en autonomía. Se está generando un serio problema de conciliación cuando se nos insta a que seamos las familias quienes vayamos al centro a atender incidentes puntuales que pueden tener los niños. Eso es contrario a la conciliación. Las familias atendiendo a la conciliación no tenemos por qué acudir al centro porque la responsabilidad del cuidado de nuestros hijos corre por cuenta del profesorado cuando los dejamos en el centro", explican desde Fapar.

Y desde la Federación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón, su presidenta Conchita Ibáñez recuerda que ellos no disponen de esta dotación para tener técnicos de Infantil. No obstante, afirma que cuando hay una necesidad de este tipo "hay que cubrirla y atenderla".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión