Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

tribunales 

El parricida de Fuentes de Ebro está en un psiquiátrico penitenciario de Alicante

Julio Pérez Lapeña ya fue trasladado en agosto del centro neuropsiquiátrico del Carmen a la cárcel de Zuera como paso previo

El parricida Julio Javier Pérez Lapeña, en el juicio en la Audiencia de Zaragoza, con su abogado Carlos Giménez.
El parricida Julio Javier Pérez Lapeña, en el juicio en la Audiencia de Zaragoza, con su abogado Carlos Giménez.
Efe/ Javier Cebollada

El parricida Julio Pérez Lapeña lleva dos semanas ingresado en el centro psiquiátrico penitenciario de Fontcalent (Alicante) para cumplir la medida de seguridad de 15 años por haber matado a su madre en su vivienda de Fuentes de Ebro en enero de 2019. Este traslado se produjo tras el auto que dictó el magistrado Mauricio Murillo para sacarlo del centro neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen, en Garrapinillos, este verano. Allí estuvo cuatro meses ingresado, desde abril de 2021, y antes pasó un mes en el Miguel Servet, para tratarle de su esquizofrenia.

El Jurado lo había absuelto del homicidio por su enajenación mental y le impuso su ingreso en un centro médico durante 15 años (hasta el 6 de enero de 2034). Después de la experiencia en Garrapinillos, la Comisión Autonómica de Salud Mental acordó la necesidad de que la medida de seguridad fuera cumplida en un centro psiquiátrico penitenciario.

Como paso previo, Julio Pérez Lapeña fue trasladado a finales de agosto a la prisión de Zuera hasta que hace una semana ingresó finalmente en psiquiátrico penitenciario de Fontcalent (Alicante), la única opción junto al de Sevilla que hay en el país.

La decisión de enviarlo previamente a Zuera fue adoptada por el magistrado «para su posterior derivación al centro que corresponda, para el cumplimiento de la medida impuesta y el adecuado tratamiento médico de la anomalía o alteración psíquica que se aprecie».

Fuentes penitenciarias señalaron que la primera vez que estuvo preso Julio Pérez Lapeña en Zuera ya protagonizó episodios violentos: destrozó dos celdas en el módulo 2 y en otra de aislamiento. Llegó a dejar algún escrito autoexculpatorio en la pared sobre su inocencia (respecto al crimen de su madre). Reclamaba que lo sacaran de aislamiento, donde los presos cercanos gritaban contra él, y acabó trasladado a la enfermería hasta que fue juzgado en la Audiencia Provincial de Zaragoza en octubre de 2020.

Asimismo, el abogado defensor Carlos Giménez explicó que su cliente, enfermo de esquizofrenia, le llamó ayer para anunciarle que ya le habían trasladado a Alicante y que estaba bien. En Garrapinillos era visitado por su familia de Fuentes de Ebro, pero al ser enviado a Fontcanlent, tardará más tiempo en recibirlos.    

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión