Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

crisis en afganistán

Los "héroes" de Kabul vuelven a la Base de Zaragoza tras nueve días de "durísima" misión

La ministra de Defensa recibió a los últimos militares del operativo en Afganistán junto a la plana mayor del Ejército. Los soldados pudieron abrazarse a sus familias satisfechos por el deber cumplido y tristes por quienes han quedado atrás

Los últimos 53 militares de la Base Aérea encargados de evacuar a refugiados en Kabul llegaron este sábado a Zaragoza procedentes de Dubái tras nueve días de "durísima" misión. Hasta 36 integrantes del Ala 31 entre tripulantes y personal de mantenimiento y 17 soldados de Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo_(EADA) fueron recibidos por la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la plana mayor del Ejército, incluido el Jefe Mayor de la Defensa, Teodoro López Calderón; el jefe del Estado Mayor del Aire, Javier Salto Martínez; el jefe del Ala 31, el coronel Juan Domínguez y el máximo responsable del EADA, el teniente coronel Carlos Forcano.

Se unieron así a los otros 30 miembros del EADA que aterrizaron en la capital aragonesa el pasado viernes por la noche. Su trabajo ha permitido evacuar contra el reloj a 2.206 personas, un 40% menores de edad, una labor "heroica" en palabras de la ministra Robles, que ha demostrado la "calidad humana" de los integrantes del Ejército del Aire.

Los dos A400M sobrevolaron entre aplausos el cielo de Zaragoza a las 20.15 y, ya en tierra, las lágrimas, los besos y los abrazos tomaron el testigo, poniendo fin a la misión del Gobierno central en la capital afgana. Los 53 militares fueron recibidos a pie de pista por la propia ministra, la secretaria de Estado de Defensa y el resto de autoridades militares, pero fue en el hangar 5 de la Base donde se vivieron los momentos de mayor emoción.

Padres, madres, mujeres e hijos –algunos prácticamente recién nacidos– esperaron impacientes la llegada de sus familiares. Lo hicieron con pancartas y conscientes de que, tras días de nervios marcados por los terribles atentados en el aeropuerto de Kabul, lo peor ya había pasado. "Mi papá ha salvado vidas. Si no, los terroristas habrían matado a mucha gente", llegó a contarle uno de los más pequeños a la ministra, que se acercó hasta las familias de los militares para agradecerles su apoyo incondicional. "Sé que también lo pasáis muy mal", les dijo.

Al final, los asistentes a pie de pista comenzaron a aplaudir la llegada de los aviones
Sargento Miguel Pérea: "Se veía mucha pena y miseria; gente que ha dejado allí toda su vida. Han tenido que hacer las maletas y lo han perdido todo"

El sargento Miguel Pérez, uno de los recién llegados, reconoció sin despegarse de sus tres hijos y su mujer haber vivido momentos verdaderamente duros. "Se veía mucha pena y miseria. Son personas que han dejado su vida ahí, gente que ha hecho las maletas y lo ha perdido todo", manifestó.

A pocos metros, Jesús Cruz, soldado del EADA, se quedaba con la "felicidad" que se veía en las caras de las personas a las que han ayudado y las sonrisas de los niños, una imagen que contrastaba con la "desolación" de la ciudad. "Apenas salían con una mochila, pero sabían que iban hacia una vida mejor», aseguró.

La ministra Margarita Robles recibe en la Base Aérea de Zaragoza a los últimos militares que han participado en la repatriación de Afganistán.
La ministra Margarita Robles recibe en la Base Aérea de Zaragoza a los últimos militares que han participado en la repatriación de Afganistán.
José Miguel Marco

Él ha pasado estos últimos días en Dubái. "Hablábamos constantemente con los compañeros de Kabul para ver cómo estaban y qué necesitaban. Su trabajo ha sido admirable. Estaban en el aeropuerto y sabían que podían recibir un ataque en cualquier momento. Han hecho un trabajo encomiable", dijo.

Para la ministra, la visita a la Base zaragozana era "obligada". "Han estado haciendo una labor absolutamente heroica en ese puente aéreo entre Dubái y Kabul salvando vidas de personas. Han puesto de relieve una vez más la valentía del Ejército del Aire. Son gente totalmente entregada que ha puesto en riesgo su propia vida. Vienen con la satisfacción de la misión cumplida, pero también con tristeza por la gente que se ha quedado fuera", manifestó.

Margarita Robles: "Son unos héroes y, sobre todo, unas grandes personas. Han sufrido con los afganos y se han alegrado por ellos"

La titular de Defensa subrayó que el operativo "ha estado a la altura de las circunstancias". "Han sido unas misiones muy complicadas. Cuando llegaban a Kabul tenían que cargar los aviones en un periodo de tiempo mínimo. Había muchas personas mayores y niños... Tenemos la satisfacción de que han llegado bien y el orgullo de que, allí donde hay un peligro están los hombres y mujeres del Ejército del Aire", comentó Robles.

Incidió, en este sentido, en la "gran calidad humana" que han demostrado. "Son unos héroes y, sobre todo, unas grandes personas. Han sufrido por los afganos y se han alegrado por ellos", dijo.

"Había un riesgo importante, las condiciones cambiaban prácticamente cada hora"

La operación militar en Kabul en la que han participado los soldados aragoneses ha sido verdaderamente "demandante", según reconoció el Jefe del Estado Mayo de la Defensa (Jemad), Teodoro López Calderón en la Base Aérea de Zaragoza. "Todos sabíamos que había un porcentaje de riesgo importante. Quienes han estado allí lo han asumido con una encomiable capacidad de adaptación y flexibilidad", aseveró.

Según explicó, prácticamente de un día para otro –o incluso de una hora a otra– cambiaban las condiciones y había que ajustarse a la nueva situación. "También han tenido una enorme capacidad de reacción e iniciativa para adaptar los aviones a la temperatura y el tiempo disponible para meter al mayor número de personas posibles", subrayó.

Esto, de acuerdo con el Jemad, ha hecho que haya habido vuelos con entre 145 y 147 personas. También destacó la "suerte" de tener los A400M, ya que sus antecesores, los Hércules, tenían "muchísima menos capacidad".

López Calderón aprovechó para agradecer la entrega, el esfuerzo, el espíritu de servicio y la vocación de los militares de la Base Aérea y el resto de soldados que han participado en la misión. "Si ha salido bien ha sido gracias a su entrega absoluta", afirmó.

También el Jefe del Estado Mayor del Aire (Jema), Javier Salto Martínez, admitió su "orgullo" por el papel desempeñado por todos los aviadores. "Ha sido y es un privilegio ser su jefe. Nosotros estamos para cumplir nuestra misión día a día. Muchas veces no salimos en el escaparate por que ese no es nuestro objetivo, pero cuando tenemos que hacerlo ahí estamos, al servicio de España y los españoles", dijo.

Solo Aragón acogerá en los próximos mese a al menos 106 refugiados afganos, convirtiéndose en la cuarta región –solo por detrás de Castilla y León, Cataluña y Andalucía– que más evacuados ha recibido, según los últimos datos del Ministerio de Inclusión.

El principal reto ahora estará en conseguir que vivan de forma autónoma. Mientras, contarán con la ayuda de organizaciones como Cruz Roja, Accem o Apip-Acam, que se ocuparán de sus necesidades básicas y su adaptación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión