Aragón
Suscríbete

comarca de la jacetania

El lobo acecha La Jacetania: nuevo ataque con tres ovejas muertas y varias heridas en Arrés

La voz de alarma sobre la presencia del lobo en la Comarca de la Jacetania saltó la semana pasada, cuando dos ganaderos de Somanés y Asso-Veral sufrieron ataques.

Al menos tres ovejas han resultado muertas en un ataque de lobo en Arrés.
Al menos tres ovejas han resultado muertas en un ataque de lobo en Arrés.
HA

El rebaño de ovejas de un ganadero de Arrés, en la Comarca de la Jacetania, ha sufrido este sábado por la noche un ataque de lobo. El resultado ha sido de tres ovejas muertas, varias heridas y por lo menos una decena de desaparecidas. Las ovejas muertas tienen heridas compatibles con el ataque de este animal, según ha explicado el ganadero propietario de las mismas.

Las ovejas se encontraban en un campo vallado situado a un kilómetro de Arrés, núcleo perteneciente al municipio de Bailo. Este domingo por la mañana, cuando el pastor que las cuida se ha acercado hasta el campo, ha comprobado que las ovejas no estaban, y posteriormente ha encontrado los animales muertos. De un barranco cercano han podido sacar 3 ovejas, pero aún desconocen cuántas faltan. Y según ha explicado el ganadero, podría haber 7 heridas.

Es el primer ataque de lobo que sufre, pero asegura que "no será el último”. “No es el montante económico, lo que valen siete corderas, es la intranquilidad que esto te produce, porque no puedes tener tus ovejas sueltas en un campo o pastoreando rastrojos, porque en días de calor no se pueden tener metidas en una nave”, señala el propietario. “La ganadería intensiva no nos dejan tenerla y la extensiva nos la van a quitar”, añade, porque ha recordado e insistido en que es incompatible la presencia del lobo con la ganadería extensiva.

El presidente de la ADS Ovicanal, Joaquín Jiménez, que ha acudido a donde se encontraban las ovejas, ha apuntado que hacía muchos años que no se producían ataques de lobo en esta zona.

La voz de alarma sobre la presencia del lobo en la Comarca de la Jacetania saltó la semana pasada, cuando dos ganaderos de Somanés y Asso-Veral sufrieron ataques. En este último caso fue confirmado por el Gobierno de Aragón. Fue el primer ataque del lobo en la zona, por lo que no se encuentra contemplado en las ayudas que, anualmente, el Departamento de Agricultura convoca para las explotaciones donde se ha evidenciado la presencia del oso y el lobo de forma continuada. En este sentido, el Ejecutivo aragonés ya se encuentra estudiando su inclusión para la convocatoria del próximo año, así como la aplicación de medidas correctoras inmediatas, como la compra de vallados eléctricos para proteger al ganado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión