Aragón
Suscríbete

El festival de música clásica 'más pequeño del mundo' llena de cultura Villanueva de Jiloca 

Un palacete del siglo XIX ha sido el escenario de la muestra musical que pretende revitalizar este pueblo a través de la cultura.

El ‘Festival de música clásica más pequeño del mundo’. Con ese título el plan parece, cuanto menos, curioso. También ha sido gratuito y se ha celebrado en la localidad aragonesa de Villanueva de Jiloca, a poco más de 90 kilómetros de la capital y donde residen en torno a 60 personas. Revitalizar este pequeño municipio es el objetivo de esta cita cultural.

María Pilar Monteagudo, que ha protagonizado la primera parte, ha interpretado ‘Arabesca', de C. Debussy y ‘Consolación Nº3’, de F. Liszt. También han participado la soprano Elvira Sala y el pianista Marc Marqués. En la segunda parte se ha podido escuchar de nuevo a Sala y, además, a Marqués, que han deleitado a los asistentes con las melodías de ‘A Lómbra del Lledoner’, ‘Cançó de Comiat’, ‘Cançó de Grumet’, ‘Cançó de la Galera’, ‘1er Movimiento Grave Doppio Movimento’ y ‘2º Movimiento Scherzo’ de la sonata número dos de F. Chopin.

El escenario de esta muestra ha sido la Casa Palacio nueva de los Abad de Bernabé, ahora conocida como Casa de los Pianistas. Bajo la sombra del tilo de más de 200 años de antigüedad de la parcela exterior de este edificio, donde cuentan que hasta llegó a estar el cardenal Cascajares, se han sentado los asistentes -200 como máximo, según los aforos permitidos en este momento-. Marga Roda y Javier Barranco, propietarios del complejo y quienes lo compraron hace 24 años, han cedido este espacio, que restauraron poco a poco respetando al máximo su aspecto original.

Para su organización, ha contado con la colaboración del festival El Bosque Sonoro, que se celebró a comienzo de mes en Mozota, el cual está muy comprometido con la vertebración del territorio a través de la cultura.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión