Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los alcaldes afectados por el recorte de trenes no reblan y mantendrán las movilizaciones

Crítica unánime al acuerdo de Ábalos con Lambán para sustituir los servicios que paga la DGA por autobuses.

Vecinos de Grañén ya se concentraron este miércoles a las puertas del ayuntamiento para rechazar el recorte de trenes.
Vecinos de Grañén ya se concentraron este miércoles a las puertas del ayuntamiento para rechazar el recorte de trenes.
HA

Los alcaldes aragoneses afectados por la supresión de trenes regionales en las líneas Zaragoza-Lérida y Teruel-Valencia advirtieron este miércoles de que no piensan reblar y mantendrán sus movilizaciones ante una decisión pactada entre los gobiernos central y autonómico que tildaron de "tomadura de pelo". La crítica fue unánime y subrayaron que ambas administraciones no han entendido la reclamación del territorio, que no es otra que recuperar los servicios ferroviarios suspendidos por la pandemia y asegurar que los trenes conveniados por la DGA no se pierdan.

Una de las más duras con el acuerdo, que pasa por sustituir los trenes por buses a la demanda que pagará el Ministerio de Transportes, fue la alcaldesa de Teruel, Emma Buj (PP), al considerar que supone "un paso más hacia el desmantelamiento" del tren cuando la provincia demanda estar unida con Valencia. "Ya tenemos autobuses y lo que queremos, como mínimo, es tener el mismo servicio ferroviario que antes de la pandemia y mejorar frecuencias y horarios", reivindicó antes de criticar el "contrasentido" de que recorten servicio y hablen de luchar contra la despoblación.

La medida afecta a uno de los tres trenes diarios que unían Zaragoza y Lérida y el que conectaba en días alternos Teruel y Caudiel para continuar hasta Valencia. En ambos casos, Transportes pagará un transporte por carretera y no recuperará el tren Huesca-Canfranc del fin de semana.

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, criticó que la negociación se centrara en "quién paga el bus o el taxi" y reclamó un ferrocarril que vertebre la España vaciada. Y el portavoz de Ganar Teruel-IU en la Diputación Provincial, Pedro Bello, afirmó que cambiar trenes por buses "destroza" la esencia del ferrocarril.

El rechazo recorrió igualmente el corredor oscense. El alcalde de Monzón, Isaac Claver (PP), reiteró que la reivindicación es clara y no es otra que recuperar y mantener los trenes. «Celebramos que se sienten a negociar, pero no han entendido que lo que necesita el territorio es un ferrocarril que lo vertebre. Seguiremos con la movilización», dijo.

En similares términos se pronunciaron sus homólogos de Tardienta, Miriam Ponsa (PSOE) y Carlos Sampériz (PP), quienes lamentaron "el principio del fin del tren convencional en detrimento del ciudadano". La alcaldesa socialista no tuvo reparos en señalar que con el acuerdo "no se ha avanzado nada", porque solo cambia quién pagará los autobuses. Y ambos alertaron del "peligro" que desde las administraciones se aluda a los elevados costes de los servicios cuando precisamente hay que garantizarlos para frenar la despoblación. "Solo pedimos aprovechar las vías que están ahí y no carreteras que no están en condiciones", añadió Ponsa.

El portavoz de Cambiar Monzón y miembro de la plataforma ‘Aragón no pierde su tren’, Vicente Guerrero, anunció que este fin semana se volverán a movilizar ante la «sinrazón» de un acuerdo "con alevosía y nocturnidad".

Las críticas se repitieron en las Cortes, salvo en las filas del PSOE, Chunta y PAR. Luis María Beamonte (PP) lamentó que los regionales van a desaparecer porque, dijo, "no existe interés en el Gobierno por mantenerlos ni el autonómico de pelear por ellos"; Daniel Pérez (Cs) exigió soluciones "y dejar de dar bandazos como los que ha dado el consejero Soro", y Podemos señaló que la propuesta es "insuficiente" al no cubrir las necesidades reales del territorio. Santiago Morón (Vox) arremetió contra el modelo de transporte "sin trenes" que costeará Madrid y Álvaro Sanz habló de "trenicidio" y aludió a las responsabilidades de Soro.

La situación llevó al presidente a plantear la necesidad de hacer "pedagogía" en el territorio e implicarlo en la solución y el consejero de Vertebración, José Luis Soro, avaló el acuerdo porque, sostuvo, "responde a un ejercicio de realismo" para solucionar la "anomalía" heredada del PP, pagar por trenes que excedían del territorio aragonés.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión