Aragón
Suscríbete

El turismo nacional acelera las reservas en Aragón y se prevé lleno en agosto en el Pirineo y Teruel

Los empresarios confían en volver a registrar los niveles de ocupación previos a la pandemia.

Animación en las calles de Jaca, este sábado por la tarde.
Animación en las calles de Jaca, este sábado por la tarde.
Rafael Gobantes

El turismo nacional ha acelerado las reservas en los destinos de mayor demanda de Aragón, el Pirineo y las comarcas del Maestrazgo y Gúdar-Javalambre, donde los empresarios confían en volver a llenar sus establecimientos en el mes de agosto. La previsión de todas las asociaciones turísticas altoaragonesas y turolenses apunta a que los niveles de ocupación en la incipiente campaña de verano vuelvan a ser los mismos que había antes de que la pandemia obligara a cerrar los negocios durante meses y generase una crisis hasta ahora desconocida en el sector.

La demanda en los fines de semana de junio se ha disparado casi un mes y medio después de que se levantara el tercer estado de alarma en el país, impulsada especialmente por la caída de los contagios y de las hospitalizaciones y, sobre todo, por los avances en la vacunación.

El presidente de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque, José María Ciria, no tienen ningún reparo en augurar un verano "muy bueno", mucho mejor que el del año pasado al poder estar ahora abiertos. "Rondaremos en junio un 40%-50% y se empieza a notar la llegada de extranjeros, que hasta ahora no había. De no tener a nadie por este mismas fechas del año pasado... es un paso importante", manifiesta.

Ciria destaca la importancia de la organización de eventos, ya que en la primera quincena de julio estará "casi todo lleno" gracias a una carrera y al Open Internacional de Ajedrez Villa de Benasque, que cumple 40 años. De hecho, el pasado fin de semana hubo otra carrera e igualmente se colgó el cartel de completo.

La misma situación se está registrando en el valle del Aragón, donde la organización de los cursos de música Pirineos Junior & Classic y de los festivales Pirineos Classic & Jazzetania a lo largo de julio ya ha copado todas las plazas disponibles en los hoteles de Canfranc y aledaños. El gerente de la asociación turística, Ángel Bandrés, reconoce que los indicadores son "muy buenos»" como demuestra que algunos hoteles del valle ya tengan un 40%-45% de reservas para agosto o que la práctica totalidad de los establecimientos abran todos días y no solo los fines de semana. "Ahora sí se puede decir con claridad que ya hay demanda de clientes", concluye.

El más optimista de todos los representantes del sector es el presidente de la asociación del valle de Tena, Jesús Pellejero, que se muestra  convencido de poder alcanzar las cifras de 2019, cuando se batió el récord de visitantes en Aragón, si no hay "ningún susto" que vuelva a obligar a confinamientos. "El turismo rural está muy fuerte, hay mucha venta directa en los hoteles y por Booking y esto demuestra que hay muchas ganas", apunta.

Solo pinchan el mercado internacional, que en prepandemia se activaba en junio, y los grupos que se contratan siempre con mucha antelación. «Las reservas de extranjeros no llegan a la mitad de las que llevábamos a estas alturas en 2019, pero los belgas son muy fieles a nuestro valle y la llegada se puede incrementar», añadió.

Los datos acompañan sus afirmaciones, puesto que las reservas para los fines de semana de julio rondan el 80%, lo mismo que tienen casas rurales, campings y refugios en julio y agosto. Yse prevé llenar en agosto

En el Sobrarbe, también se espera una "buena" ocupación, del 60% en julio y del 85% en agosto. "Esperamos tener un verano como es habitual con turistas nacionales y la vuelta poquito a poco de los internacionales", explica la gerente de la asociación turística, Paz Agraz, a la que le preocupa la situación en otoño para mantener unas empresas que han sufrido los efectos de la pandemia y no tengan así que cerrar de nuevo.

También tienen buenas expectativas en Gúdar-Javalambre, cuyos establecimientos turísticos rondan el 75% de reservas para las semanas centrales de agosto, tal y como aseguró su presidente, David Nadal. No obstante, las cifras son más bajas y dispares el resto del verano. "Están un poco por debajo de los registros previos a la pandemia, pero hay movimiento", apunta.

Las casas rurales de Huesca aseguraron que las ventas están «muy adelantadas» y ya hay semanas de lleno en Ordesa, Benasque y Guara. "Se está animando porque la gente tiene ganas de salir, lo que ha permitido que en las semanas centrales de agosto estemos al 70% y en la segunda quincena de julio, al 60%", incide Silvia Manzanera, responsable de la gestión de reservas de Turismo Verde.

Todos tienen la esperanza de que los bonos turísticos lanzados por la DGA con el respaldo de las diputaciones provinciales ayuden a tirar de la demanda a partir del otoño, una situación que está casi asegurada ante la respuesta ciudadana registrada para el primer periodo de aplicación. Casi 2.500 personas están en lista de espera para beneficiarse de este descuento del 40% en reservas en Aragón, cuya dotación económica para este año alcanza los tres millones y que tendrá un efecto multiplicador.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión