Aragón
Suscríbete por 1€

PSA Retail podría contratar a 19 afectados por el despido colectivo y cierre de Zavisa

La negociación del ERE comenzó ayer con un plan de recolocaciones que los sindicatos consideran insuficiente. El gerente de la empresa confía en tener cerrado todo el 11 de junio

Instalaciones de Zavisa en Vía Hispanidad, abiertas todavía solo para clientes que son atendidos con cita previa.
Instalaciones de Zavisa en Vía Hispanidad, abiertas todavía solo para clientes que son atendidos con cita previa.
Guillermo Mestre

Auto Alsay o la antigua Zavisa, un concesionario con 40 años de historia, tiene los días contados. En concurso de acreedores desde el 22 de enero, la administración concursal empezó a negociar ayer con la representación de los trabajadores un ERE o despido colectivo para toda la plantilla, 49 más dos que estaban de baja y que no habían sido contabilizados. «En total, 56 empleados, pero algunos se han prejubilado», aclaró Carlos Franco, el gerente –no incluido en el expediente–, al hablar de un proceso que ambas partes quieren cerrar en la reunión del 1 de junio.

Franco recordó que pese a haber cerrado las instalaciones el pasado jueves, hay trabajadores que siguen atendiendo a los clientes tanto en trabajos de mantenimiento como en entrega de coches. Lo que se planteó ayer, explicó, fue la posibilidad de recolocar a 19 personas tanto en el servicio de postventa como el de venta de la marca Opel que PSA Retail tiene intención de incorporar a sus actuales instalaciones en la carretera de Madrid: «Ya hemos comenzado las entrevistas a 35 trabajadores, los que se han presentado, de los que se elegirán 19 y la intención es que puedan volver a trabajar a partir del 1 de agosto».

Fuentes de la representación de los trabajadores matizaron que lo que el administrador concursal les trasladó es que «la marca tienen intención de contratar a 19 de los afectados por el ERE en Zavisa, pero que su incorporación sería progresiva», sin concretarles fecha. Lo que sí les transmitió es que llevan todo el año intentando traspasar el negocio a otro titular pero con el cambio de posicionamiento del grupo Stellantis respecto a la red de concesionarios no ha habido manera, y de ahí el ERE de extinción que se presentó este pasado lunes a los sindicatos.

«Un concesionario de una sola marca no tiene cabida para Stellantis», recordó el gerente de Zavisa, que hizo hincapié en que ha procurado «salvar lo máximo posible» de la empresa. «Abrir cada mes la persiana nos suponía más de 50.000 euros. Era insostenible. Máxime cuando las ventas de vehículos nuevos de Opel nos bajó con la pandemia de 875 unidades en 2019 a 616 en 2020, 260 coches menos. Si a eso se suma la caída de cuota de mercado del 8% que Opel tenía en 2016 al 3% en la actualidad, la situación resultaba insostenible», añadió Franco, que agradeció a los trabajadores su compromiso y esfuerzo realizado. «Además de los 19 que contratará PSA Retail, esperamos que los tres empleados en el taller de la calle Almagro, que reabrirá con un nuevo inversor, se puedan quedar».

Fuentes sindicales vieron insuficientes estas posibles recolocaciones y exigieron más indemnización que la del Fogasa. Recordaron que la empresa adeuda a los trabajadores 20 días de diciembre, la extra de ese mes, la nómina de abril y también la de mayo de la que anticiparon se hará cargo el Fogasa, al igual que de esos días de junio, que se considerarán de permiso retribuido, hasta que haya un auto del juez sobre el concurso.

Tanto la plantilla como la gerencia de Zavisa quieren que la negociación del ERE acabe cuanto antes. Los primeros para poder cobrar del Fogasa y la empresa para no seguir engordando la deuda.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión