Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón en Eurovisión: Veinte años pidiendo que le digan que la quiere

Se cumplen dos décadas de la participación del turolense David Civera en el festival de Eurovisión. Quedó en sexta posición, logró un 45% de cuota de pantalla y vendió más de 100.000 copias de su pegadiza canción.

David Civera durante uno de los ensayos de su actuación en 2001.
David Civera durante uno de los ensayos de su actuación en 2001.
Heraldo

Este fin de semana las miradas (y las orejas) de los amantes de la música están puestas en Róterdam. En la ciudad de los Países Bajos llevan toda la semana de presentaciones, ensayos y semifinales del concurso de Eurovisión, cuya gala principal se celebrará la noche del sábado y podrá verse por TVE.

El representante español, Blas Cantó, figura en los últimos puestos de las quinielas como se ha convertido en una tradición en los últimos años, pero no siempre fue así. De hecho, este 2021 se cumplen 20 años de una de las últimas actuaciones que más alegrías dio a los intereses españoles como fue la del turolense David Civera. Con su ‘Dile que la quiero’, el cantante alcanzó la sexta posición en la tabla clasificatoria, en un época previa a todo el torbellino que vino después con ‘Operación Triunfo’. Rosa López, a pesar de la parafernalia, la promoción y superar todos los topes de audiencia, apenas rascaría unos pocos más votos al año siguiente y su ‘Europe's Living a Celebration’, no obstante, se vio relegada al séptimo lugar.

Civera ha repetido en innumerables ocasiones que acudió al festival con 21 años tratando de transmitir una “explosión de juventud” con su canción. El turolense no es un artista que reniegue de tal éxito, dado que en su última gira, la del disco ‘Empatía’, grabado en 2019, el artista continuaba abriendo el ‘show’ con el chute de energía de su canción eurovisiva. Su estrella seguiría brillando en la década de los 2000 y le llegarían otros éxitos, si cabe, aún más pegadizos como ‘Que la detengan’. Civera ha mantenido una relación cercana con el festival de la canción, ha formado parte del jurado en algunas ocasiones y prestó su canción también para que los triunfitos la versionaran. En una reciente entrevista en HERALDO aseguró que no dudaría en volver a Eurovisión dos décadas después si es con una buena canción en la que crea y que le permita ser él mismo.

Echando un ojo a las clasificaciones históricas de Eurovisión, desde Civera y Rosa nunca se ha estado tan cerca del podio en los últimos viente años. Pastora Soler y Ruth Lorenzo llegaron a la décima posición, pero en las últimas cinco participaciones (Edurne, Barei, Manel, Amaia, Miki Núñez) España no ha subido de la posición 20. Hay que remontarse hasta los años 1968 y 1969 para buscar una victoria, que consiguieron consecutivamente Massiel y Salomé.

El caso es que Eurovisión ha ido perdiendo gas e interés en España con el paso de los años y desde las audiencias millonarias de Rosa (12,7 millones y 80,4% de share) o Civera (5,6 millones de espectadores y 45,7% de cuota) se ha pasado a discretos datos por debajo del 30%, alcanzando en 2017 con Manel el registro más bajo (28,6%) de la década.

Pero no solo de conexiones turolenses vive el legado eurovisivo aragonés porque rascando se encuentran algunos que otros hitos que tienen relación con la Comunidad. Así, quienes ya peinan canas recuerdan cómo Maricruz Soriano fue presentadora del certamen en el año 1980 en el que España estuvo representada por el grupo donostiarra Trigo Limpio. El festival se celebró en La Haya pero, como novedad, cada país enviaba a un presentador que acompañaba a su delegación. Soriano recuerda que en aquella época, con el ‘boom’ de la televisión a color, le tocó hacer diversos festivales internacionales porque hacía un programa, ‘Gente hoy’, muy popular en aquel entonces. Ya había presentado la OTI y ese mismo 1980 haría la gala de fin de año para TVE.

¿Otros ganchos aragoneses? Sabido es que el modisto turolense Manuel Pertegaz fue quien diseñó el traje que lució la cantante Salomé cuando ganó Eurovisión en 1969. El modelo, propiedad de la cantante y que fue restaurado hace pocos años, refleja la pasión que Pertegaz sentía, a partes iguales, por la innovación y la artesanía, al incorporar miles de canutillos de porcelana. Cuentan que no era fácil moverse con él, que pesaba más de diez kilos, pero aquel modelo sigue siendo uno de los preferidos de los ‘eurofans’ y siempre lo evocan cuando suena el ‘Vivo cantando’. “Nadie ha olvidado el vestido. Su impacto fue responsable del 75% del éxito de mi canción”, afirmó Salomé en la entrega de la medalla de los Amantes hace dos años.

Más cogida por los pelos está la vinculación aragonesa con la canción ‘La, la, la’, cuyos compositores no fueron otros sino los integrantes del Dúo Dinámico. Ambos hicieron la mili en Zaragoza, donde pasaron más de cuatro años, y además Ramón Arcusa tiene raíces familiares en estas tierras: sus padres eran de Mosqueruela y de Nogueruelas. También en este sentido, Alfred García, el que fuera pareja de Amaia Romero, representantes españoles en 2018, aseguró en la Academia de ‘O. T.’ que toda su familia procede de Aragón. Y, por último, hay un buen número de artistas de la tierra que se han postulado o que se han quedado a las puertas de participar en el concurso como es el caso del zaragozano Daniel Zueras (‘Operación triunfo’) o del turolense David Sancho, que participó en el programa ‘Destino Eurovisión’ en 2011 con una elegante versión 'crooner' del clásico tema de Augusto Algueró 'Estando contigo'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión