Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

Peaje en autovías y carreteras: "Es una barbaridad cobrar por algo que ya está pagado con nuestros impuestos"

Transportistas, consumidores y asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico critican la propuesta del Gobierno central a Bruselas de cobrar por el uso de autovías y carreteras.

Ábalos y Lambán inauguran la A-68 entre Figueruelas y Gallur
Tramo de la A-68 entre Figueruelas y Gallur.
Guillermo Mestre

Pagar por circular por una autovía e incluso una carretera nacional puede ser una realidad a partir de 2024. La propuesta que el Gobierno central ha enviado a Bruselas para cobrar por el uso de estas vías, que se podría extender a todas, no ha sido bien recibida por los colectivos afectados, con los que el Ejecutivo espera alcanzar un consenso si se pone en marcha. De momento, ya está incluida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno ha mandado a la Comisión Europea.

Transportistas, consumidores y asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico coinciden en calificarlo de "barbaridad" y no creen que sea el momento oportuno, en plena crisis por la pandemia de covid-19, pese a la necesidad que tenga el Estado de recaudar dinero para combatirla. "Es una barbaridad cobrar por algo que ya está pagado con nuestros impuestos", critica Miguel Ángel Bernal, delegado de Stop Accidentes en Aragón.

Más accidentes de tráfico

La asociación lamenta que esta iniciativa no tenga en cuenta las repercusiones para la seguridad vial. Si se cobra un peaje en las autovías cree que "las víctimas van a seguir aumentando porque todo el mundo va a seguir yendo por las carreteras secundarias".

La decisión entiende que supondría "un paso atrás" en el camino iniciado en los últimos años de liberalizar el pago de algunas autopistas y avanzar en la construcción de autovías para descargar de camiones las carreteras. A finales de marzo, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, se desplazó a Pedrola para inaugurar un tramo de la A-68 reivindicado desde hace décadas para reducir la siniestralidad. "Con la esperanza que teníamos de liberalizar las autopistas, con el desdoblamiento de la   N-232, esa ilusión que nos habíamos hecho se ha derrumbado", confiesa.

El Gobierno quiere cobrar peaje en toda la red de carreteras a partir de 2024

Por ello,  el portavoz de la asociación que lucha por reducir los accidentes al volante, insiste en sus críticas y considera "una vergüenza" que quieran implantar esta medida y "que no miren por las víctimas de accidentes de tráfico, que parece que seamos de segundo nivel", reprocha. "No quieren evitar víctimas en accidentes de tráfico, quieren recaudar exclusivamente", dice. Recalca de nuevo que las autovías "ya las tenemos pagadas con los impuestos que pagamos".

Sin embargo, desde la Administración se ha venido insistiendo en esta posibilidad. El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha defendido esta semana en una intervención en el Senado el sistema de "el que lo usa lo paga" y ha dicho que no se puede cargar el coste a los  Presupuestos Generales del Estado. En su intervención ha dicho que no cree que el pago en las autovías fuera a desplazar el tráfico a las carreteras. Y en la misma línea ha seguido el ministro Ábalos.

Los transportistas, "totalmente en contra"

Sin embargo, los transportistas reconocen que dejarán las autovías si se empieza a cobrar por circular por ellas. "Con un peaje volverán a las carreteras", afirma Carmelo González, vicepresidente de la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) y presidente de la federación zaragozana Fetraz. Coincide con Stop Accidentes en calificar de "barbaridad" la propuesta del Gobierno central. "Estamos totalmente en contra, aunque como ciudadano puedo entender que las arcas del Estado están como están", señala. Pide que si hace falta dinero se saque "de otra parte".

"Volverá a salir la gente a la nacional y volverá a haber accidentes", coincide José Antonio Moliner, presidente de la Asociación de transportes discrecionales de mercancías por carretera, Tradime Aragón. "Solo tienen un afán recaudatorio, les da igual la seguridad vial", denuncia. "Con los 11.000 millones de euros que recauda el Gobierno por el impuesto de hidrocarburos del transporte ya se puede arreglar alguna autovía", plantea, con ironía. Se queja de que "llevan 10 años las carreteras abandonadas, que no han hecho más que poner parches y, ¿ahora hay que arreglarlas todas?", se pregunta.

"No estamos en estos momentos, con la situación de pandemia y crisis, como para subir más costes"

"No estamos en estos momentos, con la situación de pandemia y crisis, como para subir más costes", añade González, representante de la organización donde se encuentran algunas de las grandes compañías del sector. En este sentido, Moliner señala que "ya tenemos bastante con lo que tenemos, que estamos arrastrando la pandemia, muchas empresas están sobreviviendo con los ICO y sufriendo la parálisis por la falta de los chips en la industria". Y están pendientes de si habrá impuesto sobre el gasoil. Por ello, reprocha que "no nos falta más que esto para crear más incertidumbre".

González explica que aunque el transporte de mercancías ha sido uno de los sectores esenciales durante la pandemia, la caída de la actividad también les ha afectado. Hay actividades que están saliendo "reforzadas", como todas las que trabajan para el sector de la alimentación, pero en otro de los pilares, la industria, se vive "una incertidumbre tremenda", confiesa González. Por todo ello, "el sector está tocado", asegura.

Se queja también de que aunque el Gobierno ha apuntado que se buscará el "consenso" con los colectivos afectados, "no teníamos ninguna noticia" de la propuesta, que ya estaría enviada entre las medidas comunicadas a Bruselas dentro del plan de recuperación de la economía española.  Piden al Gobierno que especifique cómo y cuándo se aplicaría. "No tenemos ningún detalle", lamenta.

Los consumidores temen subidas de precios

Por su parte, las asociaciones de consumidores temen que el peaje se traduzca en subidas de precios para todos, conductores o no. "Al final lo acabamos pagando los consumidores porque cualquier empresa trasladará a precios los costes que tenga", advierte José Ángel Oliván, presidente de la Unión de consumidores Ucaragón. 

Desde OCU consideran que la medida supondría un "triple coste" para los ciudadanos, por el pago del peaje, de los impuestos relacionados con el vehículo (circulación, hidrocarburos…) y "por el encarecimiento del transporte en los diferentes productos y servicios".

En ello coinciden desde el Real Automóvil Club de España (RACE), que insiste en que esas vías ya están pagadas con 30.000 millones de euros en impuestos por los conductores y alerta de que la medida supondría un "éxodo" de tráfico hacia las carreteras secundarias donde se producen "tres de cada cuatro accidentes mortales".

Desde Tradime explican que resultará difícil repercutirlo en el precio porque la competencia desleal que hay en el sector trabaja más barato. "Nos deja entre la espada y la pared", lamenta Moliner y pide que se pueda trasladar el sobrecoste al cargador.

No se sabe todavía cuál sería el método elegido para que abonen el peaje los conductores que circulen por las autovías. Oliván pone algunos ejemplos como el modelo suizo, en el que hay que "comprar una pegatina" y en Portugal instalan arcos de telepeaje. Este último sistema considera que requeriría una inversión muy importante, además de su complejidad y posibles fallos. En cualquiera caso, considera que habría que estudiar "excepciones" como la situación de las personas que no tengan otra vía para desplazarse.

Este sería el caso de quienes viven en municipios comunicados solo por una autovía. "La Muela la única vía que tiene es la autovía, no tenemos otra carreta. Mucha gente trabaja en Zaragoza y tendrían que pagar todos los días", se queja Adrián Tello, alcalde del municipio zaragozano. Les ocurriría lo mismo para ir al hospital. Las urgencias médicas desde las 14.00 se atienden en Zaragoza. "Sería un agravio comparativo", lamenta, con las localidades que tuvieran más infraestructuras. Incluso cree que sería perjudicial para atraer inversiones. 

"Si realmente lo que se quiere es recaudar más porque hacen falta de ingresos, hay otras maneras"

"Si realmente lo que se quiere es recaudar más porque hacen falta de ingresos, hay otras maneras, otros impuestos. Si hay que pagar más impuestos me parece bien, pero tiene que ser de otra manera si no lo van a pagar unos y otros, no", denuncia el regidor.

"El problema de pago por uso es que en realidad lo que estás generando es una tasa, como pagamos en el agua y las basuras", plantea Oliván. A partir de ahí surgirían muchas preguntas: ¿cómo se está financiando ahora, a través de qué impuestos? ¿A qué impuestos va a sustituir? ¿Van a quitar alguno o es un impuesto más? "Me parece increíble que el Gobierno, con la que está cayendo, lo plantee en este momento". Además de resultar contradictorio. "Hemos ido retirando los peajes de la red de autopistas y ahora lo que hacemos es planteárselo a todo el mundo", expone.

Recuerda que las carreteras tienen diversa titularidad, ya que hay estatales y autonómicas. En el caso de Aragón, el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, ha considerado "injusto" que se piense en hacer pagar a los usuarios cuando en la comunidad existe un "déficit" de inversiones. Ha avanzado que no se aplicaría el peaje en las autovías aragonesas. 

Desde Stop Accidentes Aragón se espera que la medida no se aplique en ninguna vía. Que no tenga apoyo suficiente y termine por no llevarse a la práctica. En este sentido, ven positivo que el consejero Soro se haya opuesto con claridad. "Quiero pensar que entre los políticos que están en contra y las asociaciones esto no va a llegar a salir", concluye Bernal.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión