Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Covid-19

Aragón estudia suspender las fiestas patronales al menos hasta finales de agosto

La situación sanitaria obligará a prescindir de unos festejos al uso, pero no se renuncia a actos con aforo.

Imagen de Consejo Local ampliado de junio de 2020
Imagen de Consejo Local ampliado de junio de 2020
DGA

Aragón estudia suspender las fiestas patronales en toda la Comunidad al menos hasta finales de agosto. El tema se tratará este jueves en el Consejo Local de Aragón, que se celebrará de forma telemática. Como ocurriera hace un año, se contará con representantes de las tres capitales y las diputaciones provinciales.

Las partes ya acordaron cancelar todas las celebraciones hasta el 31 de mayo, una fecha que, previsiblemente, se ampliará en plena quinta ola de contagios y con localidades como Tarazona, Jaca o Ejea de los Caballeros confinadas.

En las últimas semanas, el Ayuntamiento de Teruel anunció que renunciaba a organizar las Fiestas de la Vaquilla por la situación sanitaria, mientras que a nivel nacional ya que ha confirmado que este año tampoco habrá Sanfermines. Lo mismo ocurrió con la Feria de Abril de Sevilla, cuya suspensión se hizo oficial ya a finales de diciembre.

Aunque el Gobierno de Aragón asegura que "no hay nada cerrado" y que "se está valorando todas las posibilidades", se estarían planteando dos escenarios. La idea, según ha podido saber este diario, sería recomendar la suspensión de las "fiestas al uso" hasta finales de agosto o septiembre, semanas en la que gran parte de las localidades aragonesas rinden homenaje a sus patrones. El último trimestre del año, en cambio, quedaría abierto.

Lo que ocurra entre octubre, noviembre y diciembre, cuando tendrían que celebrarse fiestas tan importantes como las del Pilar, dependerá, en gran medida, del ritmo de la campaña de vacunación. La Consejería de Sanidad insiste en que el 70% de la población habrá recibido al menos una dosis de cara a la tercera semana de agosto. Los alcaldes, no obstante, son conscientes de que unas fiestas "en condiciones normales" requieren de mayores porcentajes de inmunización.

Aunque esperada, esta decisión tendrá importantes consecuencias en orquestas y empresas de espectáculos, especialmente afectadas por las restricciones impuestas para frenar la covid-19. En todo caso, los regidores no renuncian a organizar actividades culturales o actos con aforo que cumplan todas las medidas sanitarias y de distancia social, solución a la que ya se recurrió el año pasado para mantener vivo el ‘espíritu’.

Creen, en este sentido, que podrían organizarse incluso actuaciones musicales, siempre que el público esté sentado y se respeten las limitaciones horarias y de ocupación que estén en vigor en cada momento. La principal ventaja, como señalan los consultados, es que los municipios cuentan ya con un año de experiencia sobre lo que se puede y no se puede hacer.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión