Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

vacunación con astra zeneca

Aragón anula 4.814 citas de menores de 60 años y tiene casi 51.000 segundas dosis en el aire por Astrazeneca

El Consejo Interterritorial decidirá en unas semanas qué criterio seguir con los jóvenes inoculados con Astra Zeneca. Los afectados no recibieron ninguna notificación de la cancelación de la hora.

La fila para vacunarse se repitió ayer en el centro de la Almozara, pese a haberse anulado varias citas.

La decisión de administrar la vacuna de Astrazeneca solo a los que tengan entre 60 y 69 años ha trastocado el calendario de vacunación que tenía previsto Aragón para las próximas semanas, provocando la anulación de 4.814 citas de profesionales esenciales y también de aquellos sanitarios que no son de primera línea –como los fisioterapeutas o los odontólogos–. Una cancelación que no fue notificada directamente a los afectados y que provocó que más de uno, desconocedor de la nueva situación, se acercara este jueves al centro de salud a la espera de recibir la primera dosis.

Ahora en la comunidad aragonesa solo se administra la fórmula anglo sueca a los profesionales considerados esenciales nacidos a partir del 1 de enero de 1962. Además, está abierta la autocita para los nacidos en 1956, 1957 y 1958. Y la previsión es que en las próximas semanas se pueda ampliar a los de 1959, 1960 y 1961. El siguiente grupo, confirmó este jueves la Comisión de Salud Pública, será el de las personas que tengan entre 66 y 69 años. De este modo, se pretende completar cuanto antes la vacunación de la población más vulnerable a la covid-19.

Queda en el aire qué se hará con aquellos menores de 60 años que ya han recibido la primera dosis. Fuentes del Departamento de Sanidad de Aragón no pudieron concretar a qué volumen de personas afecta, aunque sí que detallaron que desde que comenzó la campaña –con los estudiantes de Ciencias de la Salud en prácticas– se han administrado un total de 50.933 dosis de Astrazeneca.

"La previsión era que las segundas dosis comenzaran a administrarse a partir del 26 de abril", recordó Luis Gascón, jefe de servicio de Prevención y Promoción de la Salud, quien incidió en que la decisión final se tomará en el ámbito técnico del Sistema Nacional de Salud, en función de la actualización y ampliación de la evidencia científica y las evaluaciones de la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

En este escenario se vislumbran, según Gascón, tres posibilidades: acabar la pauta con Astrazeneca, inocular otra marca o dejar solo la primera inyección, "que ya genera una inmunidad importante". "Tenemos que decidirlo a lo largo de esta semana y la que viene", puntualizó. No obstante, fuentes de Sanidad indicaron que la segunda dosis de esta farmacéutica puede tardar hasta 16 semanas en ponerse, por lo que hay plazo suficiente para tomar esta decisión.

En todo caso, recomendó enérgicamente la vacunación con la fórmula anglo sueca porque es "segura" y "eficaz", aunque recordó que inocularse es una decisión personal. Para el presidente del Ejecutivo aragonés, Javier Lambán, los cambios producidos en las últimas horas en cuanto a los grupos de edad que van a recibir las dosis de Astrazeneca no parece que vayan a modificar "los planes, plazos y fechas" establecidos hasta ahora.

La próxima semana está previsto que se inicie la inoculación de los que cumplen este año 79, 78, 77 y 76 años y también de las personas con mayores riesgos de contagio como son los pacientes oncológicos, trasplantados o con VIH. La Consejería de Sanidad cuenta con repartir entre los centros de salud unas 65.000 dosis, de las cuales 49.000 corresponden a Pfizer, alrededor de 10.000 a Astra Zeneca y algo más de 6.000 a Moderna.

Dudas en los ambulatorios

"Si alguien tiene 59 años o menos, la cita está anulada". El personal del centro de salud Almozara lo repetía ayer como un mantra para alertar a aquellos que, aunque tenían previsto recibir la vacuna de Astrazeneca, no podían hacerlo. "Me parece vergonzoso. No comprendo nada", criticó una de las personas a las que les habían cancelado la cita tras la decisión del Consejo Interterritorial de utilizarla solo para mayores de 60 años. Ella, como otros muchos que se acercaron hasta el ambulatorio, no conocían este cambio y tampoco habían recibido una notificación por parte del Salud.

"Esta mañana me he enterado de que la habían cancelado y, aunque a primera hora todavía aparecía la cita en la aplicación, sobre las 12.00 ya ha desaparecido", explicó Sara Puértolas, mientras esperaba a su madre que, por edad, sí que pudo recibir la dosis. Alfonso Callejero, fisioterapeuta, también se tuvo que volver a casa sin comenzar su inmunización. Tenía ilusión de que llegara este momento, pero comprendió la decisión de las autoridades sanitarias: "Nos han comentado que no nos podemos vacunar. Es una circunstancia que supera a nuestros compañeros del Salud. Así que ahora, paciencia, a seguir cuidándonos y, cuando me toque, me vacunaré".

Por su parte, aquellas personas con edades comprendidas entre 60 y 65 años hacían fila a las puertas del ambulatorio esperando su momento y, una vez más, la farmacéutica que les tocaba volvía a ser el tema de conversación. "Hubiera preferido la Pfizer", reconoció Flor Montero, maestra. Aunque estaba "algo nerviosa", no tenía dudas: "He visto cómo mis familiares han pasado la covid. Estuvieron fatal y los tuvieron que ingresar; por lo que prefiero vacunarme".

Carmelo y María, ayer antes de recibir la primera dosis.
Carmelo y María, ayer antes de recibir la primera dosis.
Francisco Jiménez

También estaba nerviosa María Baron, pero por la aguja: "Por la vacuna estoy tranquila y con ganas. Me hace ilusión". Acudió junto a su marido, Carmelo Gracia, con quien además de vida comparte edad (ambos nacieron en 1956), razón por la cual ayer estaban citados a la vez. "Todos los medicamentos tienen efectos secundarios y si no los tomáramos, no haríamos nada", recordó. Tras recibir la primera dosis, ambos salieron del ambulatorio satisfechos con el paso que habían dado. "Creo que no me la han puesto porque no he notado nada", aseguró él. "No tengo miedo. Antes, cuando sabía que no había nada que pudiera frenar al bicho, tenía angustia", declaró Amalia Rubio, monitora de comedor. Esta dosis aleja, un poco más, la posibilidad de contagiarse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión