Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus

Vacunados con Astrazeneca prefieren su segunda dosis antes que otra

Personas de entre 60 y 65 muestran "respeto" por esta vacuna, pero apuestan por inocularse la primera dosis por conciencia colectiva.

Estudiantes de Medicina de la Universidad de Zaragoza vacunados con Astrazeneca.
Estudiantes de Medicina de la Universidad de Zaragoza vacunados con Astrazeneca.
Toni Galán

La paralización de la vacunación con Astrazeneca en menores de 60 años llega cuando unos dos millones de españoles ya habían recibido la primera dosis. ¿Qué pasa con la segunda dosis? 

Este jueves en los corrillos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza se comentaba la cuestión. Jorge Boque, Olivia Alonso, Carmen Rocío Cano y Javier Mateo recibieron la primera dosis a mediados de febrero y el 26 de abril tenían cita para la segunda. Estos estudiantes de tercero de Medicina apelaron a la "confusión" que genera esta situación. No obstante, se mostraban más positivos que hace unas semanas cuando se suspendió por completo.

Sobre el suministro de la segunda dosis todavía no les habían informado. "Si no hay estudios previos no sé si me fío de combinar dos vacunas distintas. Más confianza me da que sea Astrazeneca que otra. O la segunda de la que llevo o ninguna ya", dijo Borque y asintió el resto. También recordaron que en algunos países solo se ha aplicado una dosis, que según las fuentes sanitarias tiene una protección del 70%. Con estos cambios en el protocolo consideraron que el efecto será que la gente dude sobre vacunarse o no. "Y se crea una diferencia entre unas vacunas y otras", añadió Mateo.

"O la segunda dosis de la que llevo o ninguna ya"

Borque enumeró los efectos del día después de la inoculación: "escalofríos, cefalea, fiebre… Una presión en la cabeza que nunca había sentido". Cano, incluso, llamó al teléfono de atención al covid ante su estado de salud. Alonso también recordó lo padecido aquellos días y sostuvo que tal vez se debería haber informado no solo de la gravedad de las secuelas, sino también de la frecuencia ya que casi todo su grupo de amigos de la universidad lo sintieron, tanto que tuvieron que suspender las prácticas. Estos jóvenes recriminaron que no haya unas fuentes que avisen de todos los contratiempos que pueden surgir tras habérsela suministrado.

Al otro lado de la calle de Violante de Hungría, en la Facultad de Ciencias Sociales y del Trabajo, un grupo de estudiantes aseguraban que recibieron a mediados de febrero la primera dosis "convencidos" y, al igual que en Medicina, lamentaron el "caos" que se ha originado.

Estudiantes de Trabajo Social de la Universidad de Zaragoza vacunados con Astrazeneca.
Estudiantes de Trabajo Social de la Universidad de Zaragoza vacunados con Astrazeneca.
Toni Galán
"Tú decides, pero creo que es un privilegio. Me la pongo para acabar con esta situación, que afecta a todos"

A pesar de todo, ellos también se vacunarían con Astrazeneca de nuevo. "Tú decides, pero creo que es un privilegio. Me la pongo para acabar con esta situación, que afecta a todos. Es un problema colectivo", aportó Ruth García, otra de las estudiantes. Consideraron que los efectos adversos, como los trombos, son muy concretos y todos ellos indicaron que medicamentos como la píldora anticonceptiva exponen a ese problema circulatorio.

También hay quien opina que se debería de vacunar sí o sí con una segunda dosis. "Que no nos quieran poner la vacuna no me parece lógico ya que aún no estamos inmunizadas del todo y es necesaria para que esto salga adelante. Si nos ponen otra, que tengan en cuenta si tienen la misma eficacia Astrazeneca. De todos modos, prefiero que vacunen bien a los mayores que a mí", manifestó Julia García, monitora de comedor de un colegio a la espera de la segunda dosis. Su compañera Lucía Martínez criticó la decisión de la paralización y planteó que "cuanto antes vacunen a todos, mejor".

Miguel Ángel Sanjuan, delegado de CC.OO. en el Ayuntamiento de Utebo recibió una del lote defectuoso apostó por el segundo pinchazo: "Entre otra vacuna o nada, me pondría la que mejor esté testada. No quedarme solo con una dosis". En cambio, Francisco Tomey, bombero que recibió la vacuna con la misma referencia, valoró que "sin estudios, casi no me arriesgaría y me vacunaría con Astrazeneca".

Los que sí que optan a la vacuna

La decisión de la paralización viene de la mano del suministro del antídoto de Oxford a personas entre 60 y 65 años. En esa franja de edad la noticia de que sean ellos los receptores de Astrazeneca ha suscitado "ciertas dudas", coinciden varios. María Muñoz tiene 63 y el lunes que viene se inocula la primera dosis de Astrazeneca. "Tengo miedo y respeto, pero es esto o nada y, además, quiero creer en los científicos. Entiendo que me la tengo que poner porque es algo colectivo, sin embargo, lo que no entiendo es el cambio de decisiones", opinó Muñoz. Sobre los trombos, esta zaragozana lo calificó de "ruleta rusa", es consciente de que el porcentaje es muy bajo "pero, ¿y si te toca?", se preguntaba. "Si tiene que pasar algo así, pasará", opinó Amparo Sanz, también en esa franja. "A mí no me importa cuál sea, hay que ponérsela y ya está", zanjaba Sanz.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión