Aragón
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

Entrevista

Esther Broset: “La mejor vacuna es la que te pueden poner”

Desde el departamento de I+D de Certest Biotec, Esther Broset (Teruel, 1988) investiga en diagnóstico molecular. El reto: detectar patógenos resistentes.

Esther Broset es doctora en Bioquímica y Biología Molecular.
Esther Broset es doctora en Bioquímica y Biología Molecular.
Guillermo Mestre

Acaba de publicar un estudio que muestra que las vacunas trabajan mejor en equipo. ¿Cómo lo saben?

Aunque en teoría cada vacuna es específica para una enfermedad, hemos visto que en países que vacunan contra tuberculosis además de contra la tosferina, se dan hasta diez veces menos casos de tosferina. Aunque son vacunas que no tienen mucho que ver, si se administran las dos, protegen mejor.

¿Esto podría servir también con la covid? ¿Estar vacunado contra la tuberculosis podría hacer que la vacuna contra el coronavirus protegiera mejor?

Es una hipótesis interesante de explorar. Aún no está cien por cien demostrado, pero parece que, al ser la vacuna BCG contra la tuberculosis una bacteria viva, aunque atenuada, te produce una respuesta inmunitaria muy fuerte que perdura en el tiempo. Por eso, hace un efecto amplificador si te administran una segunda vacuna. En España ya no está en el calendario vacunal. Mi madre tiene la marca en el brazo; mi generación, ya no.

¿Podría plantearse volver a administrar esta vacuna para reforzar nuestro sistema inmunitario frente a lo que pueda venir?

Apoyo volver a vacunar con BCG al nacer, porque aunque no protege bien del todo contra la tuberculosis, activa el sistema inmune.

Quien ha investigado la tuberculosis, ve las cifras de la pandemia con otra perspectiva.

Vemos que las cifras están muy cerca: el coronavirus mató en 2020 a 1,8 millones de personas y la tuberculosis mata, cada año, a 1,4 millones. Desde hace cientos de años, y con cifras aún más altas que se han ido bajando gracias a la vacunación y los antibióticos. Es la enfermedad infecciosa que más ha matado en la historia, más que el sida o las pestes. El problema es que esto ocurre en África y en Asia; aunque lleva siendo una emergencia sanitaria muchos años, no se le presta atención.

Las personas que saben de vacunas, como es su caso, estarán cansados de resolver dudas últimamente.

Es gracioso. Desde que aprobaron las primeras vacunas, empezaron a escribirme las amigas preguntándome y les mandaba audios que ellas a su vez reenviaban a su cuñada y esta a sus compañeros de trabajo... y al final está tu audio explicando algo por todos lados.

Eso está bien, ser virales, pero buenos. ¿Qué le preguntan más?

Sobre todo qué es eso del ARN y qué vacuna me pondría si pudiera elegir. Yo les digo: todas, la mejor vacuna es la que te pueden poner. También preocupan mucho los efectos secundarios, pero son mínimos comparados con cualquier medicación que tomamos cada vez que nos duele la cabeza.

A veces dirá: esto no lo sabemos.

Me fastidia mucho cuando responden: «¡Pero cómo no lo vas a saber, si eres científica!». La gente no reconoce lo que cuesta avanzar en investigación y que, pese a ser una enfermedad tan nueva, hemos tenido vacuna en un año, cuando lo mínimo son diez.

¿Tiene sentido un pasaporte inmunitario para viajar?

Aún no sabemos si los vacunados pueden contagiar, pero sobre todo, hay que preguntarse si es justo. Sería discriminatorio, porque estar o no vacunado depende de si vives en un país rico. Dejemos pasar un poco de tiempo y todas las preguntas se irán resolviendo. Nos falta paciencia; nos hemos acostumbrado a vivir muy bien.

En Gibraltar, con un 80% de la población vacunada, ya van sin mascarilla por la calle.

Eso llegará, pero va a costar. Hace falta tiempo y vacunar. Tener dosis para hacer vacunaciones masivas es el paso limitante. En unos días vacunando sin parar, nos olvidamos del coronavirus si se autoriza a vacunar a veterinarios, dentistas..., como en EE. UU.

Regresó de allí hace poco. ¿Qué le causó mayor contraste?

Ver aquí a todo el mundo con mascarilla. Escuchar las estupideces de Trump era surrealista. Me perdí lo mejor: cambiamos de presidente y si me hubiera quedado un poco, ya estaría vacunada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión