Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

Esther Samper, posdoc en la Universidad de Pensilvania

"Vamos a testar péptidos antimicrobianos contra el coronavirus del ratón"

La bioquímica turolense Esther Broset, investigadora posdoc en la Universidad de Pensilvania, ha redirigido su trabajo contra coronavirus.

Esther Broset se fotografía junto a los péptidos antimicrobianos.
Esther Broset se fotografía junto a los péptidos antimicrobianos.
E.S.

El grupo donde trabaja la bioquímica turolense Esther Broset en la Perelman School of Medicine de la Universidad de Pensilvania, en Philadelphia (Estados Unidos), ha empezando una investigación con coronavirus. "Nosotros somos un grupo que desarrollamos péptidos antimicrobianos (pequeñas proteínas capaces de eliminar bacterias, virus, hongos...)", explica. Por lo tanto, "lo más inmediato que estamos haciendo es probar si algunos de nuestros péptidos pueden matar a otros coronavirus no patógenos, como el coronavirus del ratón, para después probarlo con el coronavirus humano". El virus humano es nivel de seguridad 3, "por lo que se requieren muchas medidas de seguridad y pasos intermedios para trabajar con él". Es la razón por la que "se prueba primero en otros virus muy cercanos no patógenos". A más largo plazo, Broset se encargará de "hacer que bacterias probióticas produzcan los péptidos anticoronavirus", ya que su trabajo aquí, antes de esta crisis, "consiste en eso: modificar bacterias probióticas –bacterias ‘buenas’, como las del yogur) para usarlas como medicinas vivas y tratar desde infecciones causadas por bacterias ‘malas’ hasta enfermedades psiquiátricas".

Con unas normas de confinamiento más laxas que en España, en su centro les permiten trabajar en temas relacionados con Covid-19 "siempre que no haya muchas personas en un mismo espacio y usando mascarilla". En general, "cada grupo de investigación está intentando adaptar su experiencia y conocimiento para buscar una solución a esta enfermedad infecciosa y hay un ambiente de colaboración". En su grupo también está en marcha otro proyecto: el desarrollo de un sensor para detectar el SARS-CoV-2 en sangre. En concreto, "detectaremos el perfil electroquímico –las señales eléctricas que la proteína es capaz de generar y que son específicas suyas– de la proteína del exterior del virus (‘spike’, que es la que le da la forma de ‘corona’)".

En la Universidad de Pensilvania, Broset es investigadora posdoctoral en el laboratorio de César de la Fuente, otro español, desde septiembre de 2019. Tras dos semanas trabajando desde casa, a finales de abril volvió al laboratorio para comenzar el proyecto relacionado con coronavirus. "Muchos laboratorios están completamente cerrados. En los que hacen investigación con coronavirus están trabajando a todas horas". Le llama la atención que en EE. UU. "no ha surgido el ambiente de comunidad como el de España, no se aplaude a las 20.00, no se hace yoga comunitario ni ponen música en las comunidades de vecinos".

Etiquetas
Comentarios