Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

comarca del aranda

La ruta escolar vuelve a tener parada en Trasobares

La llegada de una familia con cuatro hijos permite a la localidad recuperar el autobús que traslada a los hermanos y a una niña de Calcena hasta el colegio de Illueca.

Los tres escolares de Trasobares, junto a la niña de Calcena, al lado del autobús en el que viajan.
Los tres escolares de Trasobares, junto a la niña de Calcena, al lado del autobús en el que viajan.
HA

"Han llegado a por ellos, viene el transporte escolar, se ha conseguido". Era el comentario entusiasta que se escuchaba entre los vecinos de la pequeña localidad de Trasobares, en la comarca del Aranda, hace unos días a primera hora de la mañana. Desde septiembre vive una familia con cuatros hijos, tres de ellos en edad escolar, que van al colegio de Illueca. Tras varias gestiones de los padres y el propio Ayuntamiento se ha conseguido que la ruta escolar se alargue y pase a recogerlos junto con una niña que baja desde Calcena. Así se evita que los padres tengan que trasladarlos hasta Tierga (a 6 kilómetros de Trasobares) para acercarlos al bus escolar.

La dificultad para escolarizar a todos sus hijos en el mismo centro en la capital aragonesa, unido a la pandemia, motivaron que Carmen Murua junto a su marido decidieran este pasado verano que su casa en Trasobares fuese su lugar de residencia habitual.

"Mi marido hace años que trabaja en esta zona como albañil. Teníamos una casa aquí a la que veníamos los fines de semana y en verano. Vivíamos en Zaragoza en Arcosur y teníamos que llevar a uno de nuestros hijos hasta la otra punta de la ciudad, al Actur, así que decidimos que la mejor opción era venirnos aquí. Además pensamos que con la pandemia estaríamos mucho mejor en un pueblo. Llamamos al colegio de Illueca y nos dijeron que no habría problema para matricular a los tres, así que no lo pensamos", explica Carmen Murua.

En 2009, Trasobares al igual que otras muchas localidades se vio obligada a echar el cierre de su escuela por la falta de alumnos para mantenerla abierta y desplazarlos hasta Tierga. Un centro que corrió esta misma suerte en 2015. Los niños pasaron a escolarizarse en el colegio de la cabecera comarcal.

Desde que se inició el curso escolar y hasta hace unas semanas, Carmen Murua, trasladaba diariamente a sus hijos hasta Tierga para coger el autobús y después los recogía por la tarde. Con la dificultad añadida de viajar con el menor: una bebé de seis meses.

"Estoy acostumbrada a llevar y traer a mis hijos al colegio, en Zaragoza ya lo hacía. Sin embargo, el empeño de mi vecina Azucena y de otros convecinos de que vinieran a buscarlos aquí, hicieron llegar la petición al Consistorio que me han ayudado a conseguirlo. Ojalá hubiésemos venido a vivir antes a Trasobares, aquí podemos darles libertades y responsabilidades que en una capital difícilmente podríamos", reconoce Murua.

Cristina Chueca, concejala que ha estado al frente de las gestiones, se muestra muy satisfecha después de "varios meses de mucho papeleo y burocracia". Entiende que no es fácil que culmine la integración de una familia, por ello considera que este tipo acciones son fundamentales para luchar contra la despoblación.

"Tenemos un buen acceso a internet y ahora se le añade el servicio de transporte escolar, para que la poca gente joven que queda en Trasobares se pueda a animar a tener familia y seguir viviendo aquí, o bien otras familias, como la de Carmen, que opten por venirse", concluye Chueca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión