Despliega el menú
Aragón

educación

El colegio Don Bosco recurre a barracones tras la caída de varios techos por Filomena

Los estudiantes de la ESO recuperaron este lunes la presencialidad total tras los efectos de la borrasca.

El colegio Don Bosco recuperó este lunes la presencialidad total tras la caída de varios techos el pasado mes de enero a consecuencia de la borrasca Filomena. Lo han conseguido, apuntó su director Alfonso Marquina, gracias a la instalación de cuatro aulas prefabricadas en las que desde este lunes dan clase los grupos de la ESO.

El peso de la nieve, recordó Marquina, provocó el derrumbe del techo de varias aulas y del comedor del centro, lo que afectó a los grupos de la ESO y de 5º y 6º de primaria. Los últimos pudieron regresar a clase tras los dos días de suspensión de la actividad docente decretados por el Gobierno de Aragón. Sin embargo, el resto tuvieron que recibir clases ‘online’ durante lo que quedaba de enero, dado que no había espacios suficientes en el centro educativo. A partir de febrero, puntualizó Marquina, se apostó por una jornada semipresencial, en la que "recibían tres horas de clase ‘online’ durante la mañana y asistían al centro, de forma presencial, otras tres horas por la tarde".

Ante la dificultad de reubicar a los alumnos en otros espacios del barrio, finalmente se optó por instalar aulas prefabricadas en la patio, "que ha sido preciso equipar totalmente, ya que no se ha podido recuperar el mobiliario y materiales de las aulas afectadas". Tras estos trabajos, finalmente este lunes todos los alumnos pudieron acudir en su horario habitual de forma presencial al centro; mientras que el servicio de comedor sigue desarrollándose en las propias aulas debido a los desperfectos ocasionados en esta zona.

Marquina recalcó que todavía pasarán "varios meses" hasta que el colegio recobre su aspecto habitual, puesto que las afecciones ocasionadas obligarán a demoler cuatro aulas más el comedor.

Recuperación de los días

En la mesa sectorial celebrada este lunes, la Administración comunicó formalmente a los sindicatos el cambio de festivos a consecuencia de la borrasca. La medida fue recibida entre críticas por las centrales, que consideran que no se debería modificar el calendario escolar. "El pleno del Consejo Escolar presentó un informe, que salió apoyado mayoritariamente, y es lo que vamos a aplicar", indicó el consejero de Educación Felipe Faci.

Etiquetas
Comentarios