Despliega el menú
Aragón

aragón es extraordinario

Torralba es de Ribota... y del mudéjar

La iglesia de San Félix, exponente de los templos fortaleza de la zona, guarda secretos y sorpresas que solo un experto como José Luis Cortés sabe sacar a la luz.

José Luis Cortés es historiador y guía turístico; seguir sus explicaciones en la iglesia de San Félix de Torralba es como ver a un niño disfrutando del juguete que más le gusta. En sus visitas al templo, que se prolongan durante más de una hora, los turistas acaban con agujetas en la mandíbula: quedarse boquiabiertos durante tanto tiempo descubriendo esta joya del mudéjar es lo que tiene. Se trata de un templo levantado entre los siglos XIV y XV, uno de los exponentes de esos edificios religiosos que cumplían al mismo tiempo labores defensivas en zonas fronterizas, llamadas iglesias fortaleza.

"Cuando abres la puerta y ven la cabecera con los tres retablos, todo el mundo se queda sobrecogido. Porque en otros sitios se lo esperan, pero en Torralba están escondidos y te cogen de sorpresa", resume Cortés, nacido en Fuentes de Jiloca y que en cinco años ha recorrido 138 pueblos y pedanías de las comarcas de Calatayud, el Aranda, Daroca y Valdejalón. Así, subraya que entre todos estos territorios se teje una red de vínculos que los hacen especiales. "Todo está relacionado, y lo vas atando. Lo bonito es que la gente no lo conoce, y se lo descubres".

En cuanto a Torralba, Cortés menciona ejemplos cercanos como Cervera de la Cañada, Calatayud o Aniñón, pero hace hincapié en que "un lugar pequeño con pequeños tesoros". Sobre los elementos que dotan a Torralba de esa relevancia, este profesional que también es docente en la UNED se muestra tajante al decir que "hay muchas". Entre ellas, apela a esa conjunción entre lo oriental y lo occidental, a los juegos de colores y luces. "El efecto de la luz en la penumbra era lo que buscaban: crear unas atmósferas envolventes utilizando los reflejos, las formas o el yeso", dice José Luis, a la vez que recorre la gran nave y recuerda la labor desarrollada por el párroco Ángel Yagüe, ya fallecido.

Las especificaciones

José Luis aclara el carácter que encierran las medidas de San Félix. "Es un modelo más armónico, que ya se ha perfeccionado, que genera un espacio acogedor y que sigue la divina proporción o proporción áurea. Hablamos de un binomio magistral medieval: la arquitectura mudéjar y la pintura gótica". En este sentido, Cortés recuerda que las muestras arquitectónicas de la zona que siguen este estilo artístico han sido tomadas como referencia por eminencias en la materia. "Un gran restaurador como Leopoldo Torres Balbás estudió yeserías y detalles de nuestro entorno porque en otros sitios se habían perdido o desvirtuado, y aquí se conservaban".

Respaldado por todas estas razones, Cortés adapta un popular eslogan cervecero a su ámbito de trabajo. "Siempre digo que vendrás por el mudéjar y te quedarás por todo lo demás". La pandemia del coronavirus ha supuesto una cortapisa para poner en práctica sus proyectos, pero no para el ánimo de seguir poniéndolos en marca. A este respecto, se muestra claro. "Mi objetivo es fidelizar a la gente que viene para que vuelvan y se queden más tiempo, conozcan los recursos locales y a la gente que vive aquí y los pone en marcha". Lo dice convencido y el tiempo, covid mediante, le va dando la razón.

La Torre Alba, que bautiza al pueblo, busca recuperar su esplendor

Foto de Torralba de Ribota
Torralba de Ribota
JMACIPE

"Es un estandarte, un emblema, y aparece en todo lo relacionado con el pueblo". Así sintetiza Alfonso Puertas, alcalde de la localidad desde 2007, lo que supone la Torre Alba. Es un gran torreón construido en la misma época que la iglesia y en el contexto de las guerras fronterizas entre Aragón y Castilla, que tanto moldearon la Comunidad de Calatayud. Es de planta rectangular y tiene una altura de 20 metros; formaba parte del recinto amurallado. Desde hace años, el Ayuntamiento se ha centrado en restaurarlo y que recupere su esplendor original. "Gracias a los planes de Diputación de Zaragoza se han hecho tres fases, y ahora se hará una cuarta para completar el exterior", indica Puertas. El regidor contempla "otras dos fases, por lo menos: una para hacerla accesible por dentro y otra para acondicionar el entorno y hacer una plaza". Su uso futuro es la oficina local de turismo. 

Pueblos en Arte, marchamo cultural con dilatada trayectoria

Foto de Torralba de Ribota
Torralba de Ribota
JMACIPE

En 2012, Lucía Camón, su marido, Alfonso Kint y la recién nacida Greta cambiaron Madrid por Torralba de Ribota. Se establecieron con el firme objetivo de encontrar un entorno para crecer profesional y personalmente. Una década después, la plataforma Pueblos en Arte es un ejemplo de lucha contra la despoblación, sin que ese sea su propósito original. «Siempre he creído que el movimiento llama al movimiento», sentencia Camón, dedicada al arte escénico.

Una gran inversión de tiempo y dedicación ha conseguido que 20 personas se hayan establecido en la localidad. "Tenemos cineastas, como Alfonso, pero también actrices, pintores, cómicos, fotógrafos, escritores, personas dedicadas a la técnica de luces… de todo", explica Lucía. Parte de esos mimbres son Ana Bettschen, actriz y profesora de teatro, e Inés Peña, gestora cultural dedicada a las artes plásticas. "Hemos puesto en común un proyecto, ‘Notas libres de lo público y lo privado’, en el que participan mujeres del pueblo contando sus vivencias y que tomarán la forma de un libro", desvela Inés, que llegó al municipio en 2017 y se estableció un año después. También está en el colectivo el especialista en artes plásticas Fernando Gracia.

Con el contexto actual, muchas iniciativas están cogiendo forma y adaptándose a las circunstancias: "El arte siempre tiene que dar señales de vida, porque creo que el arte y el artista son de los primeros que mueven", reconoce Bettschen, que llegó en 2014 y no tardó en establecerse de manera permanente.

Pueblos en Arte realiza proyectos financiados por instituciones públicas, y también busca el respaldo de mecenas individuales. Otras vías de financiación son su condición de residencia artística y la venta de entradas al público general.

TORRALBA DE RIBOTA

Comarca. Comunidad de Calatayud.

Cómo llegar. Partiendo de Zaragoza, su capital de provincia, basta con tomar la A2 y la N-234 dirección Soria y luego el desvío hasta el pueblo.

San Félix y el ‘encierro del bus’. Las fiestas mayores de la localidad tienen lugar en honor a su patrón San Félix y se celebran a principios de agosto. Estos días tiene lugar un acto ya tradicional: echarse a correr delante del coche de línea que va a Calatayud a modo de San Fermín particular.

El arco del villano. Otro rincón muy particular, también relacionado con otra festividad: la de San Sebastián. Se restauró en 2010, recuperando la estructura del arco medieval que cerraba la muralla local en el siglo XV. Allí arranca el denominado baile de la bandera y el villano.

Embalse de la Hoz. Finalizado en 1916, ha regado desde entonces las fincas de Torralba. Tiene una capacidad de 85.000 metros cúbicos y ruta senderista accesible, de poco más de seis kilómetros entre ida y vuelta, con pendientes pronunciadas.

Etiquetas
Comentarios