Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Berbegal y Peralta de Alcofea confían que se allane ahora la reclamación de sus tres valiosas obras de arte

Ambos ayuntamientos esperan que el Obispado de Huesca se anime a seguir los pasos de Barbastro-Monzón para poder recuperar sus bienes.

José Carlos Boned, alcalde de Berbegal, con la reproducción del frontal de El Salvador.
José Carlos Boned, alcalde de Berbegal, con la reproducción del frontal de El Salvador.
Laura Uranga

Los ayuntamientos de Berbegal y Peralta de Alcofea celebraron este lunes el regreso de una parte de los bienes, 23 de los 111 que debían retornar al Museo Diocesano de Barbastro-Monzón procedentes de Lérida. Durante una conversación telefónica que los alcaldes José Carlos Boned, de Berbegal, y Sergio Gambau, de Peralta, mantuvieron este lunes por la mañana sobre asuntos municipales abordaron también la noticia de la vuelta de las obras y coincidieron en afirmar que "abre la puerta para la devolución" de las tres piezas reivindicadas por sus respectivas parroquias.

Ambos municipios reclaman a Lérida tres obras de arte: el frontal del altar mayor de El Salvador de Berbegal (románico del siglo XIII), una de las piezas más valiosas de toda la colección del Museo ilerdense; la tabla de San Pedro de la iglesia parroquial de Peralta de Alcofea (siglo XV); y la portada románica de la iglesia de El Tormillo (siglo XIII), que ahora jalona la entrada de la iglesia de San Martín en la capital del Segre.

Las dos parroquias, aunque se encuentran en la Comarca del Somontano, pertenecen a la diócesis de Huesca. Fueron segregadas de la de Lérida en 1954, mucho antes que las parroquias del Alto Aragón oriental que formaron la actual diócesis de Barbastro - Monzón. No obstante, son casos distintos ya que "en el caso de Barbastro- Monzón se acordó que las parroquias y sus bienes pasaran al nuevo Obispado, pero en el de nuestras parroquias no se habló expresamente de las obras", recuerdan.

La diócesis de Barbastro-Monzón litigó por la devolución de sus obras de arte, primero en los tribunales canónicos y después por la justicia ordinaria civil, logrando una victoria con la sentencia de diciembre de 2019 del Juzgado de Barbastro. Sin embargo, en el caso de la diócesis de Huesca no se ha iniciado ningún contencioso para reclamar esos tres bienes pese a las insistencias de los anteriores alcaldes Miguel Ángel Puyuelo (también del actual José Carlos Boned) y Obdulia Gracia, que junto con el alcalde de Villanueva de Sijena, Ildefonso Salillas, y el abogado Jorge Español han estado reivindicando en los últimos tiempos su devolución.

Hace tres años, el Gobierno de Aragón y los dos ayuntamientos de Peralta de Alcofea y de Berbegal pidieron formalmente al obispo de Huesca, Julián Ruiz, que iniciara un proceso judicial, ya fuera por la vía canónica o civil, para recuperar los bienes de arte sacro que están en depósito en Lérida.

Entonces le ofrecieron tres posibilidades: que cediera los derechos al Gobierno de Aragón, como ya en su día le plantearon anteriores Ejecutivos autonómicos; que iniciara en solitario una demanda por la vía civil a través de un Juzgado de Huesca (como hizo el obispo de Barbastro-Monzón para recuperar las 111 piezas de arte sacro); o recurrir a la vía canónica.

"Vamos a ir de la mano"

Su petición podría materializarse ahora, a raíz del regreso a Barbastro de parte de los bienes. "Mantenemos conversaciones habituales y discretas con el Obispado", indicó el alcalde Peralta de Alcofea al ser preguntado sobre este particular. "Estábamos esperando la sentencia de Barbastro-Monzón para conseguir el mismo resultado final. En el Obispado de Huesca están al tanto y aunque son ellos los que tienen que reclamar porque son los propietarios de los bienes, vamos a ir de la mano en este asunto", subrayó. Asimismo considera que en caso de iniciarse un nuevo litigio, se pedirá la intervención del Gobierno de Aragón, como ocurrió con Barbastro-Monzón.

Precisamente, el alcalde de Peralta de Alcofea recordó que hace unos años el Ayuntamiento invirtió con ayuda del Ceder Somontano 90.000 euros para consolidar la fachada de la antigua iglesia con la esperanza de la recuperación del frontal.

A finales de 2019, los obispados de Huesca y de Barbastro-Monzón ganaron una batalla legal a la Generalitat, al conseguir que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña anulara la declaración de interés nacional del Museo de Lérida, una figura que podía implicar un serio obstáculo para la vuelta de los bienes. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión