Despliega el menú
Aragón

La pandemia lleva a Aragón a registrar hasta 3.475 muertes más que nacimientos

La Comunidad notificó en el primer semestre de 2020 un total de 4.560 alumbramientos y 8.035 decesos, según el INE.

Atención a un recién nacido en un hospital de Zaragoza.
Atención a un recién nacido en un hospital de Zaragoza.
José Miguel Marco

La pandemia ha llevado a Aragón a registrar 3.475 muertes más que nacimientos. Los datos, publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), corresponden al primer semestre de 2020, los meses más duros de la crisis sanitaria. La covid-19 ha hecho que las estadísticas del pasado ejercicio hayan empeorado notablemente respecto a las de 2019. Entonces se notificaron 4.678 alumbramientos y 7.134 defunciones, mientras que en 2020 se contabilizaron 4.560 y 8.035, respectivamente.

El coronavirus ha agravado la brecha entre nacimientos y muertes, un avance que preocupa especialmente en provincias como Teruel. Los primeros registraron en los seis meses analizados una caída del 2,6%. Los decesos, en cambio, se dispararon un 12,6%, una tendencia que, previsiblemente, se mantendrá en el estudio del segundo semestre dada la elevada mortalidad provocada por la tercera ola. También influirá el hecho de que los tratamientos de reproducción asistida tuvieran que ser suspendidos temporalmente en las peores semanas de la crisis.

Atendiendo a los datos del Instituto Nacional, el mayor número de nacimientos (605) se produjo en Zaragoza en enero. Esto también ocurrió en Teruel, que se quedó en 96, mientras que en la provincia de Huesca, el mayor pico se registró en mayo con 141.

Por su parte, el triste balance de muertes no da lugar a dudas, con 1.483 muertes en toda la Comunidad en marzo y 1.864 en el mes de abril, unas cifras que en mayo cayeron a las 1.114 y en junio, hasta las 987 fruto de las fuertes restricciones aprobadas por el Gobierno de España contra la covid-19.

Para el comisionado del Gobierno de Aragón para la lucha contra la despoblación, Javier Allué, el impacto de la covid-19 "es evidente en todas las comunidades", según admitió a través de sus redes sociales. Cree, no obstante, que el saldo vegetativo negativo de la Comunidad "se verá compensado con los datos sobre migración".

Un 60,5% menos de bodas

El INE también confirmó el descalabro de los enlaces matrimoniales entre enero y junio, marcados por el confinamiento domiciliario y las restricciones de las primeras fases de la desescalada. En este periodo hubo 679 bodas frente a las 1.718 de 2019, un 60,5% menos. Este porcentaje, no obstante, es similar al del resto de comunidades autónomas, que se movieron entre el -51,1% de La Rioja y el -68,3% de Melilla.

Etiquetas
Comentarios