Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus

Más de 1.200 aragoneses han sido multados por fumar en terrazas o sin respetar distancias

Los hosteleros lamentan la «caída de clientes» derivada de la prohibición.

Fumar en la calle a menos de dos metros de otra persona es objeto de sanción desde agosto.
Fumar en la calle a menos de dos metros de otra persona es objeto de sanción desde agosto.
Toni Galán

Más de 1.200 aragoneses han sido propuestos para sanción por fumar en la calle, ya sea por estar a menos de dos metros de otra persona o por hacerlo en terrazas. Esta última práctica quedó prohibida a principios de mes como parte de las restricciones aprobadas por el Departamento de Sanidad para frenar la escalada de contagios de coronavirus. Incumplir la norma sanitaria se considera falta leve y conlleva sanciones que parten de los 300 euros, una cuantía a la que pueden añadirse otras si además no se está haciendo un uso adecuado de la mascarilla o se comparte mesa con más de tres personas.

Según datos de la Consejería de Sanidad, solo el servicio provincial de Zaragoza ha tramitado 983 propuestas de sanción por este motivo, mientras que al de Huesca han llegado 136 y al de Teruel, 102. En la capital, estas multas representan alrededor del 4% de las más de 23.000 registradas, mientras que en la provincia de Huesca se sitúan en el 2,1% y en la de Teruel, en el 4,2%.

Esta medida no entró en vigor en marzo con el estallido de la pandemia, sino que se aprobó agosto tras un acuerdo entre las comunidades autónomas en el marco del Consejo Interterritorial. Fumar en la calle se ha convertido, sin embargo, en uno de los principales motivos de sanción en estas últimas semanas.

Cada vez se proponen para sanción a más personas por este motivo, y menos por no llevar mascarilla, según explicaron fuentes de la Delegación del Gobierno. El dato, de hecho, se ha duplicado en el último mes, ya que a principios de diciembre se tenía constancia de 614 propuestas de sanción y actualmente se superan las 1.221. En el ranquin, en cualquier caso, siguen teniendo más peso otros incumplimientos, como saltarse el toque de queda, adelantado hasta las 22.00 por el aumento de casos.

La prohibición de fumar en terrazas, coinciden los hosteleros consultados, «ha repercutido directamente en la facturación», ya que «ha restado afluencia», circunstancia que «afecta especialmente» ahora que también se ha ordenado el cierre de toda la actividad no esencial a las 18.00 los viernes, sábados y domingos y que en el interior no puede superarse el 30% de aforo. «Muchos todavía se sorprenden cuando les decimos que no está permitido», cuenta Íñigo Lucas, uno de los hosteleros instalados en El Tubo.

Aunque los primeros días fueron «complicados» y obligaron a más de uno a «tener que hacer de Policía», la mayor parte de los clientes han terminado por entenderlo. «Los hay que, simplemente, se levantan y se separan dos o tres metros para no estar en la terraza. Ha habido normas más difíciles de aplicar», dice Lucas. Los más reticentes, no obstante, siguen tratando de fumar a escondidas, una práctica que se ve a diario pese al esfuerzo de los hosteleros.

Las multas por fumar contra las normas de Sanidad afectan únicamente a las personas que incumplen, y no al establecimiento en el que se produce la infracción, según aclararon desde Sanidad. Tampoco vale la ‘excusa’ de estar utilizando un cigarrillo electrónico, también prohibidos por la normativa autonómica en terrazas y a menos de dos metros de distancia de otra persona.

Todo esto es mucho más difícil de controlar en la calle. Basta pasear por el centro de Zaragoza o acercarse a una parada de bus o tranvía para comprobar que la medida está lejos de ser efectiva al 100%. Recientemente ha podido verse incluso a agentes de la Policía Adscrita controlando los aforos en los centros comerciales, visitas que terminaron con varias actas por fumar indebidamente.

Los expertos recuerdan que ampliar los espacios sin humo «supone una medida para reducir los contagios por coronavirus». «Las personas infectadas y asintomáticas pueden propagar el virus cuando fuman al emitir pequeñas gotas. Al hacerlo y prescindir de la mascarilla ponen en riesgo al resto de la población», señalaron desde el grupo de trabajo de tabaquismo de la Sociedad Española de Epidemiología.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión