Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus

"El carné de vacunación tendría algún sentido si todos pudiéramos vacunarnos"

La idea de un pasaporte para poder viajar plantea dudas legales y políticas entre los jefes de Estado y de Gobierno de la UE por la posibilidad de limitar los derechos de las personas que no quieran o no puedan vacunarse contra la covid.

Interior del aeropuerto internacional de Heathrow en Londres, el pasado domingo.
Interior del aeropuerto internacional de Heathrow en Londres, el pasado domingo.
Facundo Arrizabalaga/Efe

Los ataques terroristas del 11-S de 2001-con las imágenes de los dos aviones estrellándose contra las Torres Gemelas de Nueva York en la memoria colectiva de todos nosotros- cambiaron muchas cosas a escala internacional, entre ellas el modelo de gestión de los aeropuertos ante la amenaza de atentados. Ahora el riesgo sanitario tras la irrupción del coronavirus está condicionando la movilidad y ya hay países y voces partidarias de implantar un 'carné' o 'pasaporte' de vacunación para poder viajar con el objetivo de incentivar la economía y el turismo. 

Por ejemplo, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, ha presentado una propuesta de certificado de vacunación digital contra la covid, con el que los viajeros puedan volar libremente por Europa sin necesidad de hacerse pruebas PCR. Una iniciativa respaldada por las aerolíneas globales que forman la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA); cuyo director general, Alexandre de Juniac, acaba de señalar que "debería ser urgentemente adoptada por la Comisión Europea y sus países miembros", en una carta abierta a la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen. 

También en Aragón, el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes en la Comunidad, Jorge Moncada, pide la puesta en marcha de un carné de vacunación que habilite a retomar los desplazamientos turísticos tras recordar que el sector lo está pasando "muy mal" debido a los confinamientos perimetrales y la incertidumbre tanto económica como social por la pandemia.

Asimismo, el director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, Juan José Badiola, se muestra partidario del pasaporte o certificado de vacunación europeo que está estudiando la UE como medida para demostrar quién se ha inoculado contra el virus y poder reactivar el turismo. Según explicó este martes a Europa Press, se trata de una fórmula "que mejorará y garantizará la movilidad" en Europa, donde "todos hemos usado las mismas vacunas", autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento.

Debate en el seno de la Unión

Desde el Ejecutivo español, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, expresó asimismo esta semana el apoyo de España al certificado de vacunación a nivel europeo. No obstante, la idea plantea dudas legales y políticas entre los jefes de Estado y de Gobierno de la UE por la posibilidad de limitar los derechos de las personas que no quieran o no puedan vacunarse. De hecho, en la cumbre que mantuvieron este jueves por videoconferencia se limitaron a aceptar la creación de un certificado médico europeo que ayude a las autoridades sanitarias a estudiar la evolución de la pandemia.

José Antonio Sanz, secretario de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Zaragoza, recuerda que en España la vacunación es de carácter voluntario y que imponerla de forma obligatoria plantea muchos problemas éticos-legales. "Si queremos imponer las vacunas deberíamos cambiar la legislación, pero esa es una decisión política de calado", dice.

No obstante, este abogado destaca que ante una situación de pandemia, como la que estamos inmersos, existen herramientas con las que la autoridad sanitaria podría llegar a establecer la obligatoriedad de la vacunación: la Ley Orgánica 3/86 de salud pública. "Al restringirse derechos fundamentales tendría que ser una ley orgánica la que estableciera la posibilidad legal de imponer una restricción de esa naturaleza", subraya.

Protocolos ordinarios

Asimismo, Sanz comenta que en la actualidad hay algunas vacunas que son obligatorias para viajar en determinadas circunstancias mediante acuerdos internacionales. "Los centros internacionales de vacunación expiden ese tipo de certificados para poder viajar", explica. Ahora bien, para él no tiene sentido ahora el debate de implantar un carné de vacunación. "Tendría algún sentido si hubiera disponibilidad material de vacunarnos todo el mundo. En el supuesto en el que estamos, que no hay posibilidad material de acceder voluntariamente si no que tienes que estar sometido a la estrategia y protocolos ordinarios que hay para la vacunación, sería impensable establecer una restricción de este tipo", opina.

"Crear un instrumento que inhabilita la voluntariedad de la vacuna es una contradicción"

Por su parte, el presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós García Rojas, considera necesario evaluar tres aspectos "importantes" ante la posibilidad de crear un carné sanitario. "Primero, las vacunas no son obligatorias. Por lo tanto, crear un instrumento que inhabilita la voluntariedad, ya que prácticamente te obliga a estar vacunado para hacer determinados movimientos entre países, es una contradicción. Segundo, sabemos que la vacuna evita la enfermedad, pero no si evita la infección. Y tercero, si establecemos el pasaporte comunitario solo tendrán acceso a él los ciudadanos de los países desarrollados, con lo cual estaríamos profundizando todavía más en la brecha que separa los países ricos de los pobres", subraya este epidemiólogo y vacunólogo canario, que en función de estos elementos la ve una alternativa "que puede no ser adecuada" a la situación actual.

Suministro "muy limitado"

Mientras, la enfermera Inmaculada Cuesta, secretaria de la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas y que colabora en la información oficial de la vacunación frente a la covid con el Colegio de Enfermería de Zaragoza, destaca que  "la gran dificultad" es que, de momento, el suministro de las vacunas es "muy limitado". "Con lo cual, las personas que hoy por hoy, por lo menos en nuestro país, han tenido acceso a la vacunación son precisamente las que menos posibilidades tienen de viajar", dice.

"Las personas que han tenido acceso en nuestro país a la vacunación son precisamente las que menos posibilidades tienen de viajar"

Además, Cuesta afirma que cuando el suministro esté más normalizado y la vacunación contra el coronavirus llegue a la población en general ("es decir, susceptible de viajar") tendrán un 'carné'. "O bien digital o en formato papel. A todas las personas a las que se está vacunando se les está dando. En principio, eso puede ser de alguna manera la justificación oficial de que uno se ha vacunado frente a la enfermedad", asegura esta enfermera, que por principio considera que todos las personas tienen que estar vacunadas frente a toda las enfermedades.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión