Aragón
Suscríbete

crisis del coronavirus

Aragón inicia la vacunación contra la covid entre sanitarios: "Es la luz al final del túnel"

El Hospital Clínico Lozano Blesa ha organizado un circuito para llevar a cabo la inmunización de su personal en la carpa que instaló el Ejército en el aparcamiento de Urgencias.

Aragón ha iniciado este lunes por la mañana la vacunación de los sanitarios de Atención Especializada contra la covid-19 de forma masiva, empezando por los servicios más expuestos al virus. Cada hospital ha organizado sus recursos para inmunizar a sus profesionales de la forma más rápida y en el menor tiempo. El Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, que este sábado comenzó a administrar dosis a su personal, ha trasladado esta campaña hasta la carpa instalada por el Ejército en agosto en el aparcamiento de Urgencias.

Tres trabajadoras de la sala de observación del servicio de Urgencias -dos TCAE, Paz García y Pilar Larraz, y una enfermera, Gloria Muñoz- esperaban a las 10.00 su turno para entrar a la carpa, con el papel de la cita en la mano, junto a la fecha y hora de la segunda dosis, prevista en su caso para el 15 de febrero. Cada citación consta de un código QR que agiliza todo el proceso y permite volcar la información directamente en la historia clínica. Todas ellas han vivido este momento con "nervios" y "esperanza": "Teníamos ganas porque es como ver una luz al final del túnel". La vacunación contra la covid, tras diez intensos meses de lucha contra la pandemia, llega también con cierto "miedo ante lo desconocido", pero, sobre todo, con mucha ilusión. 

Desde el servicio de Reumatología del Hospital Clínico, la jefa de servicio, Concha Delgado, ha aclarado: "Los pacientes que tienen determinadas enfermedades reumáticas y además toman tratamientos biológicos nos llaman preguntando si se tienen que vacunar, la respuesta es que precisamente porque tienen una enfermedad reumática, autoinmune, y tienen un tratamiento inmunosupresor se tienen que vacunar": "La vacuna es segura, es efectiva y es imprescindible". Una opinión que comparte Cilia Peralta, reumatóloga, quien ha trasladado su satisfacción por este momento: "Estoy muy contenta, porque es protección no solo personal sino para los pacientes a los que atendemos y para las familias". "Estaba deseando que llegara este momento. Es segura, es eficaz y va a ser poquito a poco para mejor", añade.

Este lunes ha comenzado la vacunación de los sanitarios frente a la covid-19 en Aragón. En el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa se prevé vacunar en esta primera jornada a 330 personas.

El Clínico ha empezado la campaña de vacunación con las inyecciones del laboratorio Moderna, aunque a partir del miércoles administrará las de Pfizer. En todo caso, las dos dosis que se reciban serán siempre de la misma marca comercial. Laura Serrano, responsable del servicio de Prevención de Riesgos Laborales, ha resumido el objetivo que se han marcado: "Vacunar al máximo número de personas en el mínimo tiempo posible, y a ver si lo conseguimos para la próxima semana o la siguiente, como muy tarde".

Este lunes se prevé inmunizar a 330 personas, aunque la meta, ha indicado, "es llegar a casi 600 al día", hasta las 15.00. La capacidad vendrá marcada por el ritmo de llegada de las vacunas y por los tiempos de espera tras la administración de las dosis: unos 15 minutos en general y 30, en caso de tener algún factor de riesgo, como padecer alguna alergia, por si hubiera algún tipo de anafilaxia.

La carpa fue instalada por el Ejército en el aparcamiento el pasado agosto, y ya se abrió durante tres semanas desde mediados de noviembre para desatascar las urgencias o para la vacunación contra la gripe de estudiantes de Medicina y de Ciencias de la Salud a alrededor de 700 de sus compañeros en octubre. Varias tiendas de campaña sufrieron desperfectos por la tormenta Filomena, pero militares del Ejército los arreglaron ya hace unos días. El Clínico optó por habilitar este equipamiento para la campaña de vacunación porque "el servicio (de Riesgos Laborales) es pequeño y no se podía garantizar la distancia de seguridad ni los tiempos de espera", ha indicado Serrano. Para José Ignacio Barrasa, gerente del sector III y del hospital Clínico, se optó por esta alternativa "porque reúne las condiciones más idóneas para este proceso" por la ubicación que tiene, "con una línea de trabajo": con una zona de recepción, otra de vacunación (con cuatro boxes) y otra de espera.

Para Barrasa, "los profesionales han estado sometidos a mucho estrés y esta vacunación les abre una esperanza y una protección para poder trabajar con los pacientes". Se traduce, afirma, "en un mayor ánimo para la gente". "Esta semana estamos empezando a notar más incremento en los ingresos y en las ucis, que tienen un decalaje desde que empiezan a aparecer los contagios", afirma: "Esta semana y la que viene serán claves para saber cómo está siendo la incidencia en esta cuarta oleada, y si se traduce en una mayor presión de hospitalizaciones. La uci del Clínico atiende a 20 enfermos covid y 22 de otras patologías en este momento: "Estamos por encima de las camas que habitualmente tenemos de forma estructural (34)". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión