Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

crisis del coronavirus

El Servet comienza a vacunar a sus más de 8.000 trabajadores con 2.532 dosis semanales

El personal sanitario se muestra "esperanzado" y anima a la gente a plantar cara así a la pandemia del coronavirus.

El Hospital Miguel Servet de Zaragoza ha iniciado este lunes por la mañana la campaña para vacunar contra la covid-19 a sus más de 8.000 trabajadores, a un ritmo de 2.532 dosis semanales: 630 diarias y unas 90 a la hora. Y lo ha hecho a un intenso ritmo y en medio de una emoción contenida. "Esperanza" e "ilusión" han sido las palabras más repetidas por los que esperaban su turno para la inyección o por quienes permanecían en la sala de espera mientras comprobaban que no tenían ningún efecto adverso tras su administración.

Las vacunaciones se están realizando en las salas de extracción de consultas externas, en la planta calle, y por el momento hay cuatro boxes habilitados con este fin. Funcionarán entre las 11.00 y las 18.00, de lunes a jueves, y el viernes por la mañana. Para Paula Pastor, adjunta a la subdirección del Área Diagnóstica y de Pacientes Externos: "Si el ritmo de suministro de las vacunas al hospital sigue en la misma línea podemos vacunar a más de 8.000 trabajadores en un periodo de 6 semanas (con las dos dosis de Pfizer)".

La campaña se inicia desde el servicio de Prevención de Riesgos Laborales, como responsable de todas las campañas de vacunación del hospital, y, en un primer momento, se centrará en el personal de las áreas de atención directa a pacientes covid: urgencias, plantas destinadas a enfermos de coronavirus, ucis, laboratorio de Microbiología, servicio de Radiología y Prevención de Riesgos Laborales, para continuar después con el resto de unidades: "Para la organización supone una sobrecarga añadida, ante una cuarta ola de la pandemia, pero con el esfuerzo y la respuesta positiva de los trabajadores lo vamos a conseguir". Trabajan con una aplicación que captura el volante del paciente y queda registrado en la historia del paciente y queda citado ya para la segunda dosis.

Entre el personal que se ha vacunado este lunes por la mañana había trabajadores no sanitarios, como empleados de limpieza, que están también en primera línea de exposición al virus durante esta pandemia. Entre los sanitarios había facultativos de Medicina Intensiva, uno de los servicios más intensamente están viviendo esta crisis. Cristina García y Clara Jaqués, intensivistas, junto a Sara Noblejas, residente, han resumido el intenso ritmo al que se han enfrentado desde marzo: "Aparte de lo que atendíamos, era también el componente de estrés por lo que iba a venir. Hubo momentos en los que estábamos desbordados". Recuerdan así lo vivido en la primera oleada, sobre todo en marzo y abril, cuando el sistema sanitario aragonés se enfrentó a un virus desconocido: "Ahora vivimos una calma tensa, están aumentando los ingresos, pero en la uci estuvimos peor la última semana de julio". En el Servet hay una unidad con 12 camas dedicada exclusivamente a pacientes covid. "Llegamos a tener hasta tres unidades con este tipo de enfermos en marzo y se abrieron 14 en zonas de quirófano". La presión asistencial no ha llegado ahora a esos niveles, pero los próximos días serán clave para conocer la evolución de la pandemia. "Ahora -han coincidido- estamos esperanzadas en que empiece a haber menos contagios y que la vida hospitalaria, y también la no hospitalaria, empiece a ser más normal". "Confiamos en que la vacuna sea efectiva, que la gente se vacune y que traigan muchas dosis", han añadido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión