Aragón
Suscríbete

Los alcaldes de los municipios afectados por el cierre exigen a la DGA más coordinación, aunque entienden la medida

Los responsables de los nueve ayuntamientos solicitan "el máximo cumplimiento" de las limitaciones para frenar la pandemia.

control confinamiento 16-1-21-Foto Rafael Gobantes[[[FOTOGRAFOS]]]
Los agentes empezaron a controlar los accesos a Huesca la noche del viernes, en el inicio de su cierre perimetral.
Rafael Gobantes

Resignación y algunas quejas entre los alcaldes aragoneses ante el cierre perimetral de sus municipios, especialmente entre aquellas localidades que se estrenan en el confinamiento. En este sentido, Utebo expresó su sorpresa, Cuarte se quejó por la precipitación de la medida y Calatayud mostró su malestar por la falta de coordinación. Aunque todos entienden la necesidad de las restricciones más duras, exigen a la DGA una mayor coordinación.

Más acostumbrado a las restricciones está el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP), dado que la ciudad ya ha vivido varias de este tipo durante la pandemia. "Hay que respetar las medidas que se adoptan conforme a los criterios sanitarios", afirmó el regidor, que no quiso cuestionar el decreto de la DGA. No obstante, lamentó la "falta de homogeneidad" en las medidas que adoptan las comunidades, situación que achacó al Gobierno central.

"Hay dejación de funciones. Con índices de contagios similares, se toman decisiones distintas. Echo en falta un comité de expertos para que este tipo de medidas se adopten con criterios científicos, sanitarios e independientes.No puede haber decisiones distintas en Sevilla y en Madrid", declaró el alcalde, que sigue confinado en su domicilio por haber contraído el coronavirus, aunque sin desarrollar síntomas. Explicó que "todas las restricciones tienen impacto en la economía", pero sostuvo que siempre son mejores que los cierres.

La situación tampoco coge de nuevas a los ciudadanos de Huesca. María Rodrigo, portavoz del equipo de gobierno socialista, reconoció que las nuevas limitaciones impuestas por el departamento de Sanidad suponen un "endurecimiento" y apeló a la "máxima prudencia". Volvió a pedir "un nuevo esfuerzo" a la ciudadanía "porque hemos estado haciendo bien las cosas pero hay que seguir manteniendo en las restricciones y pedir el máximo cumplimiento".

Experiencia en estas lides tienen también los turolenses. La alcaldesa, Emma Buj (PP), reclamó "responsabilidad" a sus conciudadanos. "En nuestra mano está frenar esta pandemia y la única forma de lograrlo ahora es olvidando las reuniones sociales; estamos ante un situación muy complicada", dijo.

La alcaldesa de Ejea de los Caballeros, Teresa Ladrero (PSOE), sabe lo que les espera durante este aislamiento. " Estamos ante una situación dolorosa y descorazonadora. Ya no sé qué más debe pasar en Ejea para poder aprender. Ya vivimos una situación similar en septiembre con cifras más bajas", dijo. Reconoció que va a ser "durísimo otra vez" para la actividad económica "con la merma de ventas y facturación mensual". Rogó a la ciudadanía que no cumple que cambien de actitud y "sigan los criterios sanitarios con contactos estrechos mínimos".

Precisamente Ignacio Urquizu, alcalde de Alcañiz (PSOE), habló este viernes con su homóloga de Ejea –al considerar que por sus características es la població que más se asemeja a la localidad- para conocer cómo afrontar el confinamiento y sus afecciones. No quiere que suceda como en otras localidades cerradas este verano en las que los vecinos aprovechaban para moverse por las pequeñas vías no vigiladas. A nivel municipal se intentará reforzar la policía para comprobar que se cumplen las normas de seguridad en la hostelería de 12.00 a 18.00 el fin de semana. Urquizu solicitó "prudencia y precaución".

Decisión "algo precipitada"

De falta de coordinación habló el alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda (PP). "Asumimos esta situación con mucha responsabilidad y solicitamos a la ciudadanía que extreme la precaución y limite su actividad social para que en unas semanas estas medidas tan duras puedan rebajarse", afirmó primero. Después reclamó a las administraciones "orden, coordinación y un mando único".

Desde Cuarte, su regidor, Jesús Pérez (PAR), más allá de compartir la "necesidad" de esta medida, cuestionó que se ha adoptado de forma "muy precipitada". "Todas las precauciones son pocas. Pero lo que no se puede es decidirlo de hoy para mañana cuando desde hace tiempo se veía venir", dijo.

Su homólogo de Tarazona, Luis José Arrechea (PP), se mostró comprensivo con una medida "que sanitariamente es necesaria". Abogó por un "confinamiento comarcal" que cree hubiera sido más efectivo, aunque es consciente de las complicaciones para llevarlo a la práctica.

Por último, la alcaldesa de Utebo, Gema Gutiérrez (PSOE), confesó su "sorpresa relativa" por la inclusión del municipio en la lista. "Creo que ha influido nuestra proximidad a Zaragoza y el flujo de comunicaciones y trasiego de personas con la capital", valoró.

Las disculpas de la consejera

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, consciente del malestar que iba a provocar el confinamiento pidió disculpas a los alcaldes afectados. "Siempre les he informado previamente, hoy no ha podido ser así contra mi voluntad", dijo. Hasta el mismo viernes por la mañana no tenían claro cuáles iban a entrar en la lista. "De hecho, ha habido algún cambio. Ha habido que esperar a ver los datos de incidencia acumulada", expuso. En esta línea, el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, aludió a la "enorme dificultad" para analizar los datos. "Hay localidades que hace solo dos o tres días no hubieran entrado. Al ver los últimos datos es cuando hemos tomado decisiones", señaló.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión