Despliega el menú
Aragón

Covid-19

Aragón espera recibir ayudas si el Estado activa la zona catastrófica

La DGA no pedirá la declaración de zona catastrófica al Gobierno central, pero espera recibir ayudas tras activar el nivel dos de emergencia por el temporal.

Foto de Bello tras el paso de la borrasca Filomena
Foto de Bello tras el paso de la borrasca Filomena
Javier Escriche

Aragón espera recibir ayudas por los daños provocados por la borrasca Filomena si el Estado activa la zona catastrófica en los territorios afectados. La Comunidad no pedirá su declaración como sí harán Madrid o Castilla-La Mancha, aunque espera optar a las líneas que se aprueben independientemente de la decisión del Gobierno central.

La consejera de Presidencia, Mayte Pérez, recalcó que la zona catastrófica debe ser declarada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, y recordó que con la borrasca Gloria, que provocó daños de más de 30 millones de euros en las provincias de Teruel y Zaragoza, tampoco se recurrió a esta figura.

La también portavoz del Gobierno aragonés explicó que, al tener activado el nivel 2 de emergencia del plan territorial de Protección Civil, la Comunidad "podrá optar a las ayudas" del Gobierno central en caso de que se convoquen. Señaló, en este sentido, que, en el caso de Gloria, al menos siete ayuntamientos han solicitado ayudas a Madrid.

El Gobierno de Aragón ha comenzado a evaluar el alcance del temporal en las tres provincias. A este respecto, Pérez avanzó que, pese a la "intensidad" de la borrasca y a las heladas históricas provocadas por la ola de frío, los daños no serían tan "cuantiosos" como los de hace un año.

Filomena, admitió la consejera, ha destacado por la cantidad de nieve acumulada y por su extensión, dado que "no ha habido ni un solo kilómetro de los 11.000 de la red de carreteras que no haya estado afectado" estos días.

Solo en la red autonómica han trabajado 400 vehículos y han sido necesarias 3.000 toneladas de sal. El mayor impacto, no obstante, se ha dado en la movilidad y por la suspensión de la actividad lectiva el lunes y el martes.

Aún así, el desplome de las temperaturas ha afectado al estado del firme, ha congelado tuberías –provocando reventones– y ha causado notables daños al sector primario, factores que habrán de tenerse en cuenta.

Para la portavoz, la experiencia adquirida durante la gestión de la borrasca Gloria ha servido para ‘capear’ con mayor acierto este último episodio. "Podemos estar orgullosos. Se ha demostrado el esfuerzo, la coordinación, la cooperación de todas las administraciones y su anticipación. Todas hicieron acopio de recursos que han servido para mitigar los efectos de la borrasca", expuso.

Esto, señaló Pérez, ha permitido recuperar la normalidad en prácticamente 48 horas, y resultará trascendental de cara al futuro, ya que se prevé que estas borrascas "sean cada vez más ordinarias". El principal problema ahora es que sigue habiendo hielo en multitud de puntos de la Comunidad, motivo por el que desde las principales administraciones se sigue llamando a la precaución. Tanto es así que Aragón amaneció con cuatro carreteras cortadas y complicaciones en alrededor de 60 tramos. 

Según informaron desde Renfe, hoy se recuperará la circulación de las líneas Zaragoza-Castejón-Pamplona y Zaragoza-Lérida. En ambas, los trenes regionales podrán efectuar parada "en todas las estaciones". También se restablecerá el servicio en la línea Zaragoza-Caspe-Mora de Ebro con paradas en todas las estaciones excepto en Fayón, mientras que la Arcos de Jalón-Zaragoza volverá a estar operativa mañana. En las que ya han realizado los primeros trayectos, como la Zaragoza-Teruel-Valencia o la Zaragoza-Canfranc, se irán incorporando paradas conforme se vayan acondicionando.

Etiquetas
Comentarios