Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Una avería eléctrica en la línea del AVE y los efectos del temporal complican la vuelta a casa a cientos de personas

El fallo, ya subsanado, ha obligado a cancelar ocho trenes y a reubicar a cientos de viajeros.

La Estación Delicias este martes por la mañana.
La Estación Delicias este martes por la mañana.
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

Una avería eléctrica en la alta velocidad y los efectos de la borrasca Filomena están complicando a estas horas la vuelta a casa a cientos de personas. El fallo, ya subsanado, ha obligado a cancelar ocho trenes con destino y salida de Zaragoza -principalmente los enlaces con Madrid, Cataluña y el sur de la península- y ha provocado un enorme ajetreo e incertidumbre en la estación de Delicias, con numerosas personas en los mostradores y las oficinas de Renfe. Aunque muchos esperan todavía una solución, la mayoría han podido ser reubicados o podrán recibir el importe del billete en caso de desistimiento.

Decenas de viajeros llevan tratando de volver a su provincia de origen desde el sábado, una tarea que hasta este martes ha resultado imposible. María Ruberte e Irene Pérez de Ciriza, residentes de enfermería, tendrían que haber salido a las 18.30 del día 10, pero no han podido hacerlo hasta este martes. “Lo cancelaron y tuvimos que cambiarlo a hoy a las 7.36, pero estando en la fila nos han avisado de que, en principio, no iban a salir trenes en todo el día. Finalmente nos han mandado un correo diciendo que sí iba a haber”, explicaban minutos después de poner una reclamación en la oficina de la estación. 

En las filas frente al control de acceso, Jorge Pardo, director del Museo del Origami de Zaragoza, explicaba que tendría que estar en Lugo desde el domingo para desmontar una exposición. “Pero se cancelaron todas las salidas de Madrid a Lugo. Al llegar hoy a Delicias y ver los retrasos me he llevado un susto”, añadía. A pocos metros, Daniel Sorando y su familia comentaban que han tenido que replanificar su viaje varios días seguidos. “Queríamos salir el sábado, pero tuvimos que cambiarlo al domingo, luego al lunes y luego a hoy. Nos han enviado un email, estos días no hemos parado de mirar la cuenta de Twitter de Renfe”, señalaba, al tiempo que pensaba ya en cómo llegar a casa desde la estación de Atocha. Algo parecido le ocurría a Anayet Alonso. “Tenía tren a Granada el domingo a las 10.20, pero debido a las nevadas, lo suspendieron. Me enteré a las 9.30 y al ver que el lunes tampoco iba a ser posible, decidimos cambiarlo al martes. Para colmo, a mi padre le cobraron 1,5 euros por la tramitación. Yo tengo exámenes en 10 días y la verdad es que estaría bien poder volver ya a Granada”, decía.

Etiquetas
Comentarios