Despliega el menú
Aragón

borrasca filomena

"Ahora es el hielo el que impide llegar a la granja. Siempre somos los olvidados"

Jorge Lizama, ganadero de porcino en Gallocanta, ha tenido que limpiar él mismo la carretera y el acceso a su explotación, a la que apenas pueden llegar los camiones.

Nieve acumulada en los accesos a la explotación de Jorge Lizama en Gallocanta (Zaragoza)
Nieve acumulada en los accesos a la explotación de Jorge Lizama en Gallocanta (Zaragoza)
J. lizama

Con el paso de la borrasca Filomena, han sido muchos los ganaderos, tanto de intensivo como de extensivo, que se han encontrado con graves dificultades para llegar a sus granjas a las que no les quedaba más remedio que acudir para constatar el buen estado de sus animales, pero también para procurarles agua y alimento.

Lo sabe bien Jorge Lizama, un joven productor de porcino de la fría comarca del Campo de Daroca que se ha visto obligado a utilizar sus propios vehículos para despejar los accesos a su explotación. "Hemos tenido que llegar con nuestros propios medios", señaló ayer este ganadero que, junto con su hermana Eva, dirige una granja de ciclo cerrado de 700 cerdas madres en la localidad zaragozana de Gallocanta. Lizama explica que armados con tractores y palas fueron ellos los que se tuvieron que encargar de limpiar, ya no solo los accesos a su granja, sino incluso la carretera para llegar a ella.

Pero ahora el problema es el intenso frío. Con temperaturas gélidas en la zona que rozan los 20 grados bajo cero, el manto blanco caído durante el fin de semana en todo Aragón se ha convertido en una auténtica pista de hielo y llegar a la granja de los Lizama es una odisea, especialmente para el transporte pesado.

"Hoy (por el martes) ha venido un camión con pienso y he tenido que estar arrastrándolo porque era imposible que pudiera llegar", señala el ganadero. Y "hemos estado media mañana para que recorriera apenas unos metros de camino", matiza.

Jorge Lizama asegura que desde que comenzó la borrasca "nadie ha pasado por aquí". Se refiere así a las quitanieves o a los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que a petición del Gobierno de Aragón se desplegó en la Comarca Campo de Daroca para colaborar "en la apertura de vías y accesos a lugares aislados". Reconoce este productor que "esta mañana (por ayer) ha pasado un quitanieves por la carretera, pero el principal problema está en los caminos a las explotaciones".

"No hay manera de que nadie te ayude a resolver el problema, todo es burocracia"

No solo la falta de medios públicos preocupa a este ganadero. "No hay manera de que nadie te ayude a resolver el problema, todo es burocracia", señala Jorge Lizama. Y para justificar su afirmación explica que precisamente el jueves tienen que acceder a la granja dos camiones porque tienen que cargar animales de peso. "Para que pudieran llegar sin problemas he intentado hablar con las administraciones para que me dijeran si podría ir a Daroca o a otros sitio a buscar yo mismo una pala de sal para echar en el camino, pero nadie sabe nada y nadie me ha sabido decir qué hacer", señala el ganadero. Lizama lamenta además que no sabe cómo resolverá la situación, porque además las previsiones meteorológicas no son precisamente halagüeñas y las bajas temperaturas no van a contribuir precisamente a deshacer la capa de hielo que se forma en la calzada.

"Siempre somos los olvidados", lamenta este joven ganadero de porcino, que también tuvo que hacer frente a los efectos del paso de la borrasca Gloria en enero del pasado año. Entonces también tuvo que subirse al tractor y quitar la nieve que se acumulaba a la entrada de su explotación. "Entonces nevó mucho más, pero la nieve se fue antes y no tuvimos tantos problemas con el hielo como ahora", puntualiza Jorge Lizama.

CONSULTA AQUÍ TODA LA INFORMACION SOBRE LOS EFECTOS DE LA BORRASCA FILOMENA Y EL FRÍO POLAR.

Etiquetas
Comentarios