Despliega el menú
Aragón

aragón

Más frío en las aulas en Aragón en la vuelta a clase tras el temporal: ventanas abiertas por la covid y recreos helados

Los colegios vuelven a abrir este miércoles tras el cierre de dos días por el paso de la borrasca Filomena. La suspensión ha sido criticada por los padres, mientras algunos profesores piden prorrogarla en Teruel.

Limpieza este martes de la nieve dejada por la borrasca Filomena en un colegio en Zaragoza.
Limpieza este martes de la nieve dejada por la borrasca Filomena en un colegio en Zaragoza.
Ayuntamiento de Zaragoza

Con ropa térmica, varios jerséys y el abrigo puesto han venido aguantando algunos alumnos las clases durante el invierno de la pandemia de coronavirus que hace necesaria la ventilación de las aulas para prevenir contagios. Los estudiantes se han quejado del frío, que ahora aumentará con los efectos del paso del temporal de nieve que deja temperaturas gélidas en el exterior. En algún municipio turolense se han  desplomado hasta los 29 grados bajo cero.

Pese a la ola de frío, la recomendación de los expertos sigue siendo mantener la ventilación continua y con corriente  en las clases. Tras dos días de parón lectivo por la borrasca Filomena, el alumnado vuelve a los centros, en los que el martes se llevaron a cabo labores de limpieza tanto por el Ayuntamiento de Zaragoza (infantil y primaria) y el Gobierno de Aragón (institutos) para quitar nieve. Algunos padres han acudido también de forma voluntaria, pala en mano, a abrir accesos a algunos centros. Educación tiene previsto volver a enviar este miércoles las recomendaciones para ventilar dentro del aula.

Calefacciones encendidas

"Confiamos en que estos dos días los centros hayan mantenido las calefacciones encendidas", apuntan desde la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de alumnos (Fapar). El Gobierno de Aragón ha confirmado que dio la orden hacerlo en todos los centros cerrados. Los padres piden "precaución" en este primer día y aumentar la vigilancia de los niños porque "los patios no van a estar para poder ser usados, de forma general", consideran desde Fapar, debido al hielo. Las temperaturas siguen siendo muy bajas, con Aragón en alerta roja por frío.

Desde los sindicatos de profesores insisten en su petición de que se invierta en nuevas medidas que reduzcan el frío en las aulas como la compra de filtros HEPA, sobre la que se ha abierto el debate de sus ventajas y desventajas desde el inicio de curso. "Estos filtros no evitan el problema del que todo el mundo se queja, que hace frío", apuntan desde Fapar, ya que la recomendación de los expertos es seguir ventilando aunque se pongan en el aula.

Ajustar la ventilación con un medidor de CO2

Algunas asociaciones de padres los han adquirido por su cuenta, pero desde Fapar advierten que el mantenimiento  lo tienen que hacer personas especializadas y que pueden provocar una sensación de falsa seguridad. Consideran más  ventajosa la compra de medidores de CO2, para saber si está cargado el aire de una clase. "Pero también hay que saber utilizarlos", señalan.

Desde las asociaciones de padres de la enseñanza concertada coinciden en que los filtros para depurar el aire "no sustituyen a la ventilación", señalan desde Fecapa, pero creen que "no se pueden tener las ventanas abiertas las seis horas de clase". 

"Abrir las ventanas totalmente es una ventilación desproporcionada. Hay que hacer de cinco a seis cambios de aire por hora con las ventanas abiertas solo unos centímetros"

Los expertos reconocen que mientras dure la pandemia habrá menos confort térmico en las clases y se irá el calor por la ventana. Sin embargo, "abrir las ventanas totalmente es una ventilación desproporcionada", reconoce Carlos López Serrano, miembro de la Comisión de Ventilación y Climatización del Consejo General de Ingenieros Industriales, que acaba de publicar un documento con consejos para la vuelta al aula.

Aconseja hacer "de cinco a seis cambios de aire por hora con las ventanas abiertas solo unos centímetros" hasta que el CO2 quede "por debajo de 700 partes por millón" en el medidor. Y con la puerta abierta. "Es más importante abrir todas un poco que abrir una mucho". Además, contrariamente a lo que se recomienda, cree que hay que ventilar mientras están los alumnos en clase, y no solo antes de que entren o cuando salen.

Fecapa insiste en la importancia del resto de recomendaciones "mascarilla, lavado de manos y distancia seguridad". Consideran que hasta ahora ha funcionado bien porque "la transmisión comunitaria entre ellos es prácticamente nula, si hay algún caso de covid es porque se han contagiado de un adulto". 

"Vuelta muy dura"

Algunos sindicatos de profesores como CSIF plantean que se amplíe el cierre de colegios en las zonas más afectadas como Teruel. Mónica de Cristóbal, responsable de Educación de CSIF Aragón, augura una "vuelta muy dura". "En Teruel es inviable mantener las ventanas abiertas", afirma, por la ola de frío. "Los chicos están acostumbrados a temperaturas ordinarias de la localidad, pero con la calefacción a tope en clase y las ventanas cerradas", puntualiza, con muchos municipios con temperaturas de dos dígitos bajo cero. 

"Tenemos zonas más afectadas por la tormenta que no pueden dar clase a menos 15 grados. Por mucho que tengan potencia, las calefacciones no remontan", denuncia. Otros sindicatos como STEA han denunciado también el frío y pedido el refuerzo de la ventilación natural.

"Con el frío se pierde la concentración, la capacidad de escucha, el frío se te mete en el cuerpo. No tendremos enfermos de covid pero sí de neumonía y pulmonía"

Con el frío "se pierde la concentración, la capacidad de escucha, el frío se te mete en el cuerpo. No tendremos enfermos de covid pero sí de neumonía y pulmonía", lamenta.

Por ello, CSIF cree que hubieran sido necesarios más días de parón por el temporal, pese a las críticas de los padres por los problemas de conciliación y de algunos municipios de montaña por estar acostumbrados a estas temperaturas. "En Calamocha ha habido 21 grados bajo cero. Estas temperaturas no son normales y han hecho suspender las clases". Teme que este primer día "tengamos los accesos a los recreos como una pista de hielo".

Dese Fapar se apela al "sentido común" en una situación complicada por la pandemia. Entienden que el cierre de estos dos días ha sido "prudente" pero debe seguir la actividad lectiva. "Si pensásemos que como hay ola de frío no abríamos los colegios, no los abriríamos ni en enero ni en febrero", señalan. Lamentan que no se haya conseguido aún una solución para el "problema irresoluble de la conciliación" que se agudizó desde el confinamiento.

CONSULTA AQUÍ TODA LA INFORMACION SOBRE LOS EFECTOS DE LA BORRASCA FILOMENA Y EL FRÍO POLAR

Etiquetas
Comentarios