Despliega el menú
Aragón

educación

Solo una mínima parte de los alumnos de la ESO y bachillerato recupera la presencialidad total en Aragón

Las bajas temperaturas y el auge de positivos y contactos estrechos marcan la vuelta a los centros tras la Navidad.

El colegio Sancho Ramírez mantuvo los protocolos de apertura de ventanas pese al frío.
El colegio Sancho Ramírez mantuvo los protocolos de apertura de ventanas pese al frío.
Rafael Gobantes

Todos los institutos de Aragón pueden recuperar desde este jueves la presencialidad total en 3º y 4º de la ESO, 1º de bachillerato y los ciclos de Formación Profesional, hasta ahora condicionada a que la mitad del grupo acudiera al instituto en días alternos para reducir la movilidad y el volumen de alumnos por clase. Una medida que, de momento, han adoptado muy pocos centros, la mayoría de ellos concertados. "Estamos a la espera de nuevas instrucciones, que detallen más las emitidas a finales de diciembre", destacó Eva Bajén, presidenta de la Asociación de Directores y Directoras de Institutos de Educación Secundaria de Aragón (Adiaragón).

Por ejemplo, en El Espartidero esperarán hasta el día 11 para que los tres grupos de 3º de la ESO recuperen la presencialidad total. "Es sencillo. Solo tenemos que cambiar una de las aulas y modificar la entrada", puntualizó Ricardo Civera, director del centro y presidente de la Asociación de Equipos Directivos de Infantil y Primaria de Aragón (Aedipa), quien también está a "expensas" de la última orden.

La previsión es que finalmente los institutos tengan hasta mediados de febrero –en un primer momento se planteó el 25 de enero– para adecuar sus instalaciones y poder recuperar la presencialidad en las etapas anteriormente mencionadas. La falta de espacio es el principal escollo, reconocido por el propio consejero de Educación, Felipe Faci. Con esta premisa se estudiarán las diferentes opciones para garantizar que todos los alumnos reciban clase en el aula. Hasta ayer, en 40 centros ya se producía. De momento, la DGA no tiene cuantificados cuántos lo implantarán en los próximos días.

Clases a menos de 10 grados

Los colegios mantuvieron el protocolo de ventilación aún con temperaturas gélidas –como los -11,5 registrados en Benasque a las 9.00– en el regreso de las vacaciones navideñas. Similares eran los valores en las escuelas dependientes del CRA Alto Gállego.

La directora, María Luisa Arnal, explicó que los dispositivos instalados (filtros de aire en Sallent de Gállego o medidores de CO2 en Panticosa) ayudaron a regular la ventilación. Estos últimos permiten que, en función de los valores del aire, se abran más o menos tiempo las ventanas. Los niños acudieron más abrigados, aunque aquí ya están acostumbrados a convivir con el frío, pero solo un porcentaje pequeño permanece con el anorak en las aulas: "Incluso dijimos a las familias que podían traer una manta parta taparse las piernas".

En algún colegio de la capital oscense había alumnos que no se quitaron el gorro. No obstante, se dieron pocas bajas por el frío en el regreso y la normalidad fue la tónica dominante. Un instituto, el Ramón y Cajal, envió un correo a las familias sugiriendo que los alumnos acudieran "lo suficientemente abrigados", y recomendando que mejor varias capas que un jersey grueso, "para sobrellevar dentro de lo posible las temperaturas previstas".

Este centro, al igual que otros muchos de la Comunidad, adelantó el encendido de la calefacción, pero la obligación de ventilar durante diez minutos en cada cambio de clase hizo imposible que la temperatura se mantuviera, llegando a bajar de los 10ºC en determinados colegios, según las imágenes publicadas por docentes en las redes sociales. "No son condiciones adecuadas para trabajar y dar clase", criticaron desde el sindicato CSIF. En la plataforma change.org se inició ayer una petición para que todos los centros de Aragón cuenten con filtros Hepa y medidores de CO2 "para una gestión óptima de la ventilación" ante la bajada de temperaturas.

Además de por el frío y el riesgo de nevadas, la vuelta a las clases estuvo marcada por la ausencia de algunos alumnos que durante las últimas jornadas han dado positivo en coronavirus o están considerados como contacto estrecho. "Todavía hay mucha incertidumbre por la vuelta a la presencialidad y más cuando están aumentando los contagios en la sociedad", recordó Bajén.

Etiquetas
Comentarios