Despliega el menú
Aragón

navidad

Andrés Giménez: "En un belén hay espíritu navideño y prima mucho el costumbrismo"

Hace más de una década que Andrés Giménez Pomar (Zaragoza, 1945), secretario de la Asociación Amigos del Belén, se inscribió en la entidad. No obstante, practica la tradición desde que era niño.

Andrés Giménez Pomar, en el belén de la plaza del Pilar de Zaragoza.
Andrés Giménez Pomar, en el belén de la plaza del Pilar de Zaragoza.
Oliver Duch

Como diría Paco Martínez Soria, ¡se armó el belén!

Como casi siempre.

¿Cómo ha afectado la pandemia a esta tradición?

Varios grandes belenes no se han podido montar, como en iglesias o entidades bancarias, otros requieren cita previa. No obstante, en algunos escaparates se pueden ver buenos ejemplos.

Algunos pastorcillos han vestido mascarilla.

Sí, es algo puntual. Afortunadamente pronto se olvidará.

Así que el coronavirus no podrá con los belenes.

Esto solo ha sido un impás. Volveremos con todas las fuerzas.

¿Cuando era niño ya lo montaba?

En mi familia es una tradición de siempre. Las primeras imágenes de un belén que me vienen a la memoria es un recortable. Después empezamos con figuritas de cacharrería. ¿Le extraña lo de cacharrería?

¿Cómo eran esas piezas?

Eran de barro y las hacían los cacharreros, de ahí su nombre, los artesanos que fabricaban ollas o platos. Con lo que les quedaba de las pellas moldeaban figuritas, que eran de barro cocido sin más y después se pintaban. Con el transcurso del tiempo hubo modificaciones, como la introducción de alambres en las piernas y los brazos. Con esos belenes empezamos muchos de mi época.

¿Cualquier figura se puede poner en uno de estos montajes?

Sí y no. ¿Por qué sí? Porque están. ¿Por qué no? Porque no da lugar. Por ejemplo, en un belén de mucha fama he visto un soldado medieval a caballo. Entiendo el belén como algo coherente: si montas un belén aragonés, no pongas figuras napolitanas.

De ese belén de cacharrería, a ser un belenista.

Me lancé a esta afición cuando estaba a punto de jubilarme. Empecé a buscar algo para no quedarme quieto, que era mi gran preocupación. Contacté con la asociación después de visitar el belén que se montaba en la antigua Caja Madrid, junto a la plaza de Aragón de Zaragoza.

¿Cómo está el interés por los belenes en la sociedad?

Como cosa típica, turística y folclórica: bien. De hecho, hay muchísimos hogares donde se monta belén. Muchos. Creo que es una tradición bastante arraigada, a pesar de que han entrado otros elementos como Papá Noel.

¿Es una tradición que trasciende lo religioso?

Diría que en un porcentaje medio. En los belenes hay espíritu navideño, pero prima el costumbrismo.

¿Entonces las estrellas que siguen los Reyes Magos van a seguir iluminadas mucho tiempo?

Sí, porque a la gente le gusta enseñárselos a los niños. A pesar de que en la asociación, la juventud brille por su ausencia.

Veo que no entienden de edad, ¿y de época del año?

Lo tradicional es ponerlos ahora, en diciembre, pero hay exposiciones permanentes o museos donde se pueden visitar todo el año. De hecho, en verano es uno de los momentos cuando más belenes se visitan por turismo.

¿Y ustedes piensan todo el año en belenes?

Cuando se termina el desmontaje se empieza a meditar ya en el del año siguiente. A partir de marzo miramos lo que tenemos y empezamos a fabricar elementos nuevos. Tenemos todos los belenes en la cabeza y ninguno en concreto, porque siempre es distinto aunque tenga los mismos componentes.

¿Hay un proceso de documentación a la hora de montar uno?

Sí, nos basamos en grabados y fotografías. Hay bastante bibliografía al respecto.

En la Comunidad hay numerosos ejemplos y dicen que de calidad.

Sí, pero muchos se desconocen. EnAragón está bastante extendido y hay rutas en algunas zonas que unen decenas de pueblos. Hay belenes muy dignos, que dignos son todos simplemente por el hecho de montarse.

Etiquetas
Comentarios