Despliega el menú
Aragón

Covid-19

Los precios de los alimentos de una Navidad diferente son similares a los de hace un año

Los temporales provocan el encarecimiento de algunos pescados y mariscos.

Ambiente mercado central / 23-12-2020 / FOTO: GUILLERMO MESTRE[[[FOTOGRAFOS]]]
Pescadería José Luis en el Mercado Central de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Con las dudas sobre restricciones y aforos por la covid ya despejadas y sabedores todos de que no puede haber más de diez personas en torno a las mesas navideñas, los aragoneses ultimaban este miércoles sus compras para preparar los menús de unas celebraciones que hace tiempo se sabe que serán diferentes y condicionadas por la pandemia. Esta circunstancia era visible ayer en el Mercado Central de Zaragoza donde, cumpliendo rigurosamente el aforo permitido y esperando su turno en organizadas filas con distancia de seguridad y pertrechados tras las mascarillas, era constante el ir y venir de compradores, que se concentraban especialmente ante las carnicerías y pescaderías.

"Las ventas se han animado desde que dejaron claras las restricciones de movimientos y las limitaciones de comensales para celebrar estas fechas, porque tanto si se está cinco en una casa como si están diez, cenar hay que cenar", señala José Luis López, propietario de la carnicería familiar del mismo nombre.

Pero sí hay cambios en la cesta de la compra de esta atípica Navidad. "Los pedidos son más pequeños, de menos cantidad, pero estamos teniendo muchos más encargos, porque la gente se ha repartido en distintas casas", explica el carnicero. López asegura que, además, se está notando que en este difícil año, los ciudadanos "se están dando un poco más de capricho" y se compran productos considerados de mayor lujo. "No es lo mismo comprar angulas para doce que hacerlo para dos o cuatro personas", añade.

Los precios, sin embargo, no son muy diferentes a los alimentos que lucieron en las mesas de hace un año cuando la covid era solo una enfermedad lejana. Incluso algunos productos son más baratos que en 2019.

Es cierto, sin embargo, que como ocurre siempre, los más típicos productos navideños han experimentado ligeras subidas de precios si se compara con los que tenían hace un mes, pero estas no son especialmente significativas, señalan los minoristas del Mercado Central, que recuerdan que la incertidumbre que se vivía a finales de noviembre retrajo las ventas y abarató los alimentos.

Temporales y el Reino Unido

No todos los productos mantienen la estabilidad en los precios. La merluza o el besugo y algunos mariscos se han encarecido notablemente. No tiene que ver con la situación sanitaria, sino con los caprichos del clima. "Ha habido muchos temporales y se ha notado en una menor disponibilidad de producto", explica Félix Escobar, presidente de la Asociación de Mayorista de Pescado de Mercazaragoza, que reconoce que los consumidores han reaccionado "con fuerza" en las últimas semana, tanto "que casi nos ha cogido a todos descolocados".

No son ajenos además estos alimentos a la situación que se vive en el puerto de Dover, en el Reino Unido, donde cientos de camiones han quedado atrapados al cerrarse las fronteras por la detección de una nueva cepa del coronavirus. "Muchos barcos descargan en Inglaterra y luego llegan al país en camiones, por lo que muchos kilos de pescado no van a poder entrar y eso se va a notar especialmente la próxima semana", detalla Escobar.

Menos sorpresa se han llevado los que han optado por las carnes, que mantienen o experimentan muy ligeras subidas de sus precios, tanto si se comparan con los del pasado año como con los costes de hace apenas un mes. "Mantenemos precios muy estables", señala Óscar García, de carnicería Óscar. Y los que no renuncian a la tradición podían adquirir ayer el cardo a un precio similar al que lo compraron el pasado año. Sucede lo mismo con las uvas, aunque como explica Luis Gracia, de Frutas y Verduras Luis y Toñi, es probable que el precio de esta fruta se dispare en los días previos a la Nochevieja.

Etiquetas
Comentarios