Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Hallan restos de la antigua mezquita de Calatayud en la restauración de la Colegiata de Santa María

Es parte de un gran muro que se ha encontrado bajo el altar mayor, siendo la primera constancia arqueológica de una construcción de época musulmana en el templo.

Presentación del estado de las obras de la Colegiata de Santa María, en Calatayud, este miércoles.
La Colegiata de Santa María, en Calatayud
J. MACIPE

Las obras de restauración de la Colegiata de Santa María la Mayor de Calatayud han deparado una importante novedad arqueológica: el hallazgo de restos islámicos bajo la capilla mayor del templo. "Según consta en el informe, se ha encontrado un muro grueso que corresponde con un edificio de uso público y los arquitectos apuntan que se puede corresponder con la antigua mezquita", explica el abad de la Colegiata, Jesús Vicente. Hasta la fecha ni por vía arqueológica ni documental se había podido ratificar que en el solar donde se levanta este referente del mudéjar aragonés, incluido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001, hubiera habido una construcción de época musulmana.

"Era una tesis ampliamente defendida, pero no había constancia para ratificarlo. Sabiendo que los muros no corresponden a una vivienda por su envergadura y que donde había una mezquita grande se solía levantar una iglesia grande…", razona Vicente. "Esta zona del templo nunca se había intervenido en profundidad, ya que cuando se trabajo en la zona del arco toral aparecieron algunos restos pero no muy consistentes", recuerda. En 2017, en la conclusión de la primera fase de restauración en el ábside y la sacristía sí que sacaron a la luz restos de la cimentación y las primeras hiladas de la iglesia románica de 1249.

Desde el Ayuntamiento, el concejal de Urbanismo, José Manuel Gimeno, reconoce que se trata de "una noticia muy trascendente, porque antes se tenía una teoría, pero ahora tenemos un respaldo". Asimismo, reconocía que esta novedad es "una valoración a pie de excavación" y que "va a requerir más catas de las inicialmente previstas". "Es una buena noticia porque se ve cómo la restauración no solo sirve para recuperar un edificio emblemático, que ya de por sí es importante, sino también para ahondar en la historia", valoraba Gimeno. El informe en el que se recoge esta excavación ha sido remitido tanto al Ministerio como al Ayuntamiento y al Obispado de Tarazona.

Actualmente, la Colegiata de Santa María la Mayor vive la segunda fase de su proyecto de rehabilitación, redactado por el arquitecto Fernando Alegre y que lleva a cabo la empresa Edhinor. En los trabajos, que se iniciaron este pasado mes de julio, se van a invertir más de 2,3 millones de euros, financiados al 73% por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el resto, unido a la dirección facultativa, lo aporta el Ayuntamiento bilbilitano.

Con esta intervención, de la que se preveía una duración de 22 meses, se busca que el templo recupere la atmosfera luminosa original, por lo que se incorporarán tonos claros en las paredes y se recuperará la forma y tamaño de los vanos de iluminación. Al mismo tiempo se renovará el pavimento y se instalará nuevas luminarias y calefacción.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión