Aragón
Suscríbete

covid-19 

Los militares desinfectan una residencia con enfermos neurodegenerativos en Zaragoza

De los 22 ingresados en la residencia de APAC del Actur, la mitad se han contagiado si bien son asintomáticos. A 5 de ellos se los han llevado a la residencia Los Maizales.     

Militares ataviados con la equipación especial anticovid para desinfectar la residencia de la APAC en el Actur de Zaragoza, este lunes.
Militares ataviados con la equipación especial anticovid para desinfectar la residencia de la APAC en el Actur de Zaragoza, este lunes.
HA

Un operativo formado por una decena de militares del Escuadrón de Apoyo de Despliegue Aéreo (EASA) de la Base de Zaragoza se ha desplegado este lunes por la mañana en la residencia de la Asociación Aragonesa para Problemas de Crecimiento (APAC) situada en la avenida de Pablo Ruiz Picasso 28-30, en el Actur. Esta unidad ha instalado varias carpas a las afuera del citado centro para que los ocho militares (dos mujeres y seis hombres) que han entrado al centro pudieran prepararse para proceder a la desinfección de las habitaciones donde han estado enfermos contagiados. Los militares han entrado equipados con trajes NBQ (de lucha contra la guerra química), que es su especialidad.

El jefe de la EADA, teniente coronel Carlos Forcano, ha explicado que los han incluido en la Operación Baluarte y ya llevan quince intervenciones en las últimas semanas en Zaragoza capital y en localidades de la provincia como Calatayud, Utebo, María de Huerva o Cuarte de Huerva. En el caso de la residencia de APAC, situada en el centro del Actur, han tenido que solicitar ayuda a la Policía Local para controlar el tráfico por la zona donde trabajan. Les llegó la petición a través de la Delegación del Gobierno de Aragón y trabajan con productos disolventes como lejía para la desinfección.

“Acuden también compañeros del Servicio de Veterinaria del Ejército del Aire porque una vez concluido el trabajo certifican el trabajo realizado por la EADA de la desinfección. Nosotros trabajamos con los métodos de fricción o nebulización para separar las zonas contaminadas de las que no lo están”, detalla el teniente coronel Forcano.

Antes de entrar al centro, los militares montan lo que ellos conocen como la estación de descontaminación, a través de las tiendas de campaña, donde se visten con el traje NBQ de protección individual y, al concluir, tienen que tirarlo para no volverlo a usar. Han estado durante toda la mañana en la desinfección.

En el caso de la residencia de la APAC, atienda enfermos neurodegenerativos de distintas edades, de 18 a 65 años, y su gerente Héctor Martínez explica que han conseguido evitar hasta ahora los contagios  aislándose durante ocho meses de sus familias, que no podían ir a visitarlos (hacían videconferencias). Sin embargo, recientemente hicieron pruebas PCR que detectaron que de los 22 internos, la mitad estaban contagiados, si bien son todos ellos asintomáticos.

Se han llevado a cinco de ellos a la residencia de Los Maizales, en Casetas, donde hay contagiados, y los otros seis los hemos aislados en la residencia. Estamos a la espera de que Salud Pública tome la decisión sobre estos enfermos”, ha explicado el gerente de APAC. Sus plazas están concertadas con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales y los trabajadores de la residencia acompañan a los enfermos a los centros hospitalarios donde son atendidos.

Hemos resistido ocho meses, pero al final ha venido el contagio”, ha reconocido Héctor Martínez.  En el centro APAC trabajan 13 personas. En cuanto  se han detectado los contagios asintomáticos han podido lograr que acudieran los militares para que aplicaran la desinfección del centro con rapidez y profesionalidad.       

 La residencia tiene una capacidad de 23 plazas para personas con parálisis cerebral, afectadas de deficiencia múltiple y discapacidad mixta, gravemente afectadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión